Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
La estrategia podría contribuir a controlar la enfermedad en zonas endémicas

Demostrada en perros la eficacia de un insecticida oral contra la leishmaniasis

Un nuevo estudio respalda el uso de insecticidas orales en perros como estrategia para el control de la leishmaniasis visceral en zonas endémicas. Los expertos comprobaron cómo la administración oral de insecticidas a perros de la comunidad podría ser un método eficaz para reducir la transmisión del parásito.

La leishmaniosis canina es una enfermedad parasitaria grave en el perro. / Jennifer Regnier | Unsplash

Una sola dosis oral del compuesto fluralaner es eficaz para matar flebótomos, parásitos que transmiten la leishmaniasis y que se alimentan de perros tratados, hasta 45 días después del tratamiento. Así concluye un ensayo clínico liderado por ISGlobal, centro impulsado por la Fundación Bancaria “la Caixa”.

Los resultados respaldan el uso de insecticidas orales en perros como estrategia para el control de la leishmaniasis visceral en zonas endémicas.

Causada por el parásito Leishmania infantum, se transmite al humano por la picadura de hembras flebótomas que se alimentan de mamíferos infectados, particularmente perros. En zonas endémicas, es un problema de salud pública (unos 3.000 casos en Brasil, con 10-20% de mortalidad).

La leishmaniasis se transmite al humano por la picadura de hembras flebótomas que se alimentan de mamíferos infectados, particularmente perros

Sin embargo, las estrategias probadas hasta ahora para reducir la transmisión del parásito –incluyendo el sacrificio de perros infectados, el uso de collares con insecticidas o el uso de insecticidas tópicos– han tenido un impacto limitado.

En cambio, la administración oral de insecticidas a perros de la comunidad podría ser un método eficaz para reducir la transmisión del parásito, como indica un modelo matemático desarrollado y publicado por el equipo de Albert Picado, investigador de ISGlobal.

Un insecticida común

En este estudio, Picado y su equipo pasaron del modelo al ensayo para evaluar el impacto potencial de dicha estrategia. En colaboración con investigadores de la Universidad de Zaragoza, probaron el efecto de una dosis oral de fluralaner –un insecticida comúnmente usado en mascotas contra pulgas y garrapatas– sobre la supervivencia de flebótomos que se alimentaron de perros tratados o no tratados.

Los resultados del ensayo clínico muestran que la mortalidad de flebótomos que se alimentaron de perros tratados con una pastilla masticable de fluralaner fue entre el 100 y 89% hasta 45 días después del tratamiento (comparado con una mortalidad entre el 4 y 10% para los que se alimentaron del grupo no tratado). Después de los 45 días, la eficacia del medicamento disminuyó por debajo del 65%.

“Estos resultados indican que el uso comunitario de fluralaner y otros compuestos parecidos aprobados para perros puede representar una estrategia de control de leishmaniasis visceral en zonas endémicas”, apunta Picado.

Referencia bibliográfica:

Gomez SA, Lucientes J, Castillo JA, Peris MP, Delacour S, Ortega P, Oropeza RV, Picado A. A randomized, blinded, controlled trial to assess sand fly mortality of fluralaner administered orally in dogs. Parasit Vectors. 2018 Dec 5;11(1):627. doi: 10.1186/s13071-018-3231-8.

Fuente: ISGlobal
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
El tratamiento de la covid-19 con plasma sería solo adecuado para pacientes en fases iniciales

Los resultados de un estudio español indican que no hay evidencia que justifique el uso indiscriminado de los tratamientos con plasma convaleciente en personas infectadas con coronavirus. De hecho, señalan que su uso no está indicado en casos graves, pero sí podría ser beneficioso en grupos concretos de pacientes que estén en etapas precoces de la enfermedad.

Las pruebas sobre las vacunas anticovid no apoyan la dosis de refuerzo para la población general

Una revisión de expertos publicada esta semana en la revista The Lancet concluye que las vacunas contra el coronavirus siguen siendo muy eficaces contra la enfermedad grave, incluida la de todas las principales variantes virales, por lo que las inmunizaciones adicionales generalizadas no son apropiadas.