Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Desarrollan biodiésel de alta calidad a partir de aceite de fritura

El aceite de fritura sirve para producir biodiésel pero solo si tiene unos estándares de calidad, el biofuel obtenido cumple con la normativa europea y puede utilizarse como combustible de vehículos diésel. Científicos de la Universidad Complutense de Madrid han averiguado cuándo se consigue esta pureza: cuando la acidez del aceite de fritura no supera el 2%.

El aceite usado para freír alimentos sirve para generar biodiésel. / Cvc_2k.

Los científicos llevan varios años utilizando aceite de fritura para obtener biodiésel, un biocombustible que puede sustituir a los derivados del petróleo y que contamina menos. El problema es conseguir un fluido puro, tal y como establece la normativa europea.

“Con niveles de acidez por encima del 2% no se puede conseguir un biodiésel que cumpla las especificaciones europeas”, explica el científico

“La calidad del aceite influye mucho en el desarrollo del biodiésel”, explica Jose Aracil, catedrático de Ingeniería Química de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

En un estudio publicado en la revista Fuel, Aracil y su equipo han determinado el nivel de acidez a partir del cual, el biocombustible obtenido se puede utilizar en vehículos diésel. “Con niveles de acidez por encima del 2% no se puede conseguir un biodiésel que cumpla las especificaciones europeas”, explica Aracil.

Además, los investigadores determinaron la influencia de la acidez de los aceites usados en el contenido en monoglicérido, diglicérido y triglicérido de los biodiéseles obtenidos y los compararon con los recogidos en la normativa europea EN 14214, donde se regulan estos aspectos.

Los científicos tuvieron en cuenta el índice de oxidación de los fluidos, es decir, las veces que se habían utilizado previamente. Cuanto más se han usado, peor es su calidad, y eso repercute en la pureza del biodiésel.

El máximo nivel de pureza del biofuel lo consiguieron con temperaturas bajas (de 30 grados) y un 0,8% de concentración del catalizador –sustancia que aumenta la velocidad de una reacción química–. Todos los aceites de fritura fueron proporcionados por un gestor de residuos.

Combustible para motores diésel

Gracias a estos resultados, para saber si un aceite es apto para generar biodiésel, bastará con medir su grado de acidez, según el experto.

El biocombustible, producido en una planta piloto instalada en el laboratorio Diseño, Optimación y Escalado de Procesos Industriales de la UCM, podría utilizarse como combustible para vehículos con motor diésel al cumplir los parámetros que establece la norma comunitaria.

“Los de peor calidad se emplean para grandes motores, como los del transporte marítimo”, destaca el catedrático.

Referencia bibliográfica:

Abderrahim Bouaid, Rodrigo Vázquez, Mercedes Martínez y Jose Aracil. “Effect of free fatty acids contents on biodiesel quality. Pilot plant studies”, Fuel 174, 2016. DOI: 10.1016/j.fuel.2016.01.018.

Fuente: Universidad Complutense de Madrid
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Las científicas del coronavirus, episodio 4: tratamientos
Núria Montserrat: “Nuestro trabajo científico nunca había sido útil en un tiempo tan corto”
Núria Jar

Las científicas han publicado menos sobre la covid-19 que los hombres. Lo de Núria Montserrat es una excepción. En pleno confinamiento, sus minirriñones sirvieron para probar un fármaco que impide la infección del SARS-CoV-2. La investigadora del Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC) cuenta las peripecias de estos meses tanto en el laboratorio como en su casa, donde vive con su pareja y sus tres niños.

Retratos sonoros de una pandemia
SINC estrena su primer podcast, ‘Las científicas del coronavirus’

La Agencia SINC lanza su primera audioserie: ‘Las científicas del coronavirus, retratos sonoros de una pandemia’. Un podcast narrativo de seis episodios cuyas protagonistas son investigadoras españolas que buscan soluciones a esta crisis sanitaria global. La idea original de la periodista Núria Jar cuenta con fondos de emergencia para periodistas de la National Geographic Society.