Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
El método podría batir récords de densidad de memoria

Desarrollan un nuevo método para fabricar medios de grabación magnética de alta densidad

Investigadores de la Universitat Autònoma de Barcelona, del Institute of Ion Beam Physics and Materials Research (Forschungszentrum Dresden – Rossendorf, Alemania) y del Centro de Investigación en Nanociencia y Nanotecnología CIN2(ICN-CSIC), en el Parc de Recerca UAB, entre otros, han desarrollado un nuevo procedimiento para fabricar, de manera controlada, rápida y barata, medios magnéticos totalmente planos, conformados por nanoimanes, estructuras de tamaño inferior a los 100 nm.

Dibujo esquemático para representar la formación de nanoimanes en la superfície de una aleación de hierro y aluminio mediante un haz de iones focalizado. Cabe mencionar que el orígen del ferromagnetismo en el caso de este tipo de aleaciones se debe, fundamentalmente, al desorden a nivel atómico que se consigue a partir de la irradiación.

Este método de formación de redes ordenadas de estructuras ferromagnéticas de tamaño nanométrico se basa en la generación local de magnetismo (es decir, de estructuras magnéticas dentro de una matriz no magnética) a partir de procesos de irradiación con iones, que puede ser focalizada o a través de máscaras que permiten la interacción selectiva con el material a litografiar.

Investigadores catalanes han desarrollado ahora un nuevo procedimiento para fabricar, de manera controlada, rápida y barata, medios magnéticos totalmente planos, conformados por nanoimanes, estructuras de tamaño inferior a los 100 nm.

Estas entidades podrían actuar como unidades básicas de información en los discos duros de ordenadores, bits magnéticos. La optimización de esta ruta podría, en un futuro no muy lejano, batir récords de densidad de memoria. La investigación ha sido publicada en la prestigiosa revista Small.

En los discos duros de los ordenadores, la información se encuentra almacenada en forma de cambios en la orientación de pequeños gránulos magnéticos de tamaño inferior a los 100 nanómetros de ancho distribuidos uniformemente por la superficie de un substrato no magnético. A medida que las dimensiones de estos gránulos se reducen y aumenta su estabilidad, se pueden conseguir mayores capacidades de disco. Cada unidad de información, cada bit, requiere actualmente orientar entre 100 y 600 gránulos en la misma dirección, para garantizar su estabilidad y evitar que se pierda información. Esto limita la capacidad de los discos duros, ya que implica que, cuando el tamaño del bit se reduce significativamente (para aumentar la densidad de información), los gránulos que se forman son tan pequeños que dejan de ser magnéticos y, entonces, la memoria deja de funcionar.

Un equipo de investigadores del Departamento de Física de la Universitat Autònoma de Barcelona, del Forschungszentrum Dresden–Rossendorf (Alemania) y del del CIN2 (ICN-CSIC), entre otros, ha desarrollado un proceso alternativo a las técnicas convencionales de fabricación de materiales para el almacenamiento de información magnética, que permite reducir a menos de 100 nanómetros el diámetro de una estructura magnética. El método permite grabar, de manera directa y en la superficie de un material no magnético, pequeñas áreas ferromagnéticas, nanoimanes, sin a penas alterar la topografía del material litografiado. Esta técnica utiliza la irradiación con iones, que puede ser o bien focalizada o bien a través de máscaras que permiten la interacción selectiva con el material, para generar redes de entidades magnéticas -zonas donde los iones interaccionan con el material- embebidas en una matriz no magnética -zonas del material que no han interaccionado con los iones -. Cabe destacar que el hecho de que los bits magnéticos no presenten relieve físico respecto al resto del material y de que éste sea no magnético constituyen dos requerimientos básicos que han de satisfacer los nuevos tipos de materiales para el almacenamiento magnético. La casi nula modificación superficial de las zonas irradiadas permite que los cabezales de lectura vuelen muy cerca de la superfície, sin problemas de tribología, y el comportamiento no magnético del esqueleto del material da una buena estabilidad a los bits magnéticos. Futuros estudios en esta línea de investigación podrían dar lugar a densidades de almacenamiento magnético de información superiores a los actuales y a la posibilidad de litografiar magnéticamente otros materiales.

La investigación ha sido publicada en la revista de investigación sobre nanotecnología Small, y han participado los investigadores Enric Menéndez, Maria Dolors Baró y Santiago Suriñach, del Departamento de Física de la UAB; Maciej Oskar Liedke y Jürgen Fassbender, del Forschungszentrum Dresden – Rossendorf (Alemanya), Thomas Gemming, del IFW Dresden (Alemanya), Anja Weber y Laura J. Heyderman, del Paul Scherrer Institut a Villigen (Suïssa), K. V. Rao, del Royal Institute of Technology (Suècia), Seetharama C. Deevi, del centro de investigación de Philip Morris en Richmond (EUA), Jordi Sort, investigador ICREA (Institució Catalana de Recerca i Estudis Avançats) en el Departameno de Física de la UAB, y Josep Nogués, Josep Nogués, investigador ICREA y líder del grupo Magnetic Nanostructures del CIN2 (ICN-CSIC), centro mixto formado por el Institut Català de Nanotecnologia, al que pertenece el citado investigador, y el CSIC.

Fuente: UAB
Derechos: UAB
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Galardones otorgados por la RSEF y la Fundación BBVA
Giro ‘mágico’ del grafeno y baterías de papel en los Premios de Física 2020

La Medalla de la Real Sociedad Española de Física de este año ha recaído en el investigador Pablo Jarillo del MIT por el descubrimiento de la superconductividad en capas de grafeno giradas, y el Premio de Física, Innovación y Tecnología en la científica Neus Sabaté del CSIC, inventora de unas baterías biodegradables para sistemas de diagnóstico, como los test de coronavirus.

Alt de la imagen
Dos experimentos del CERN presentan señales de un raro proceso del bosón de Higgs

Las colaboraciones científicas CMS y ATLAS del Laboratorio Europeo de Física de Partículas han obtenido nuevos resultados que muestran cómo el bosón de Higgs se desintegra en dos muones, unas partículas similares al electrón pero más pesadas. Se calcula que solo uno de cada 5.000 higgs producidos en el gran acelerador LHC experimenta este fenómeno.