Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Descrito un mecanismo responsable de la formación de extensiones nerviosas

Científicos del IRB Barcelona describen un nuevo mecanismo molecular que determina la formación y mantenimiento de las extensiones nerviosas de las neuronas, que en seres humanos pueden alcanzar un metro de longitud. El trabajo, publicado en en Nature Communications, tiene interés para la medicina regenerativa y enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer.

IRB Barcelona
21/7/2016 16:49 CEST

Imagen de microscopía de una neurona de ratón en cultivo con la red de microtúbulos en verde y rojo, según modificaciones químicas. El axón, en verde más intenso, es la extensión nerviosa que tiene más cantidad de microtúbulos modificados. / Carlos Sánchez-Huertas, IRB Barcelona

Científicos del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona) liderados por Jens Lüders, investigador principal del laboratorio de Organización microtubular, han descrito en Nature Communications un nuevo mecanismo molecular determinante en la formación y mantenimiento de los axones neuronales.

Las neuronas envían constantemente sustancias y señales a lo largo de estas extensiones nerviosas, que en seres humanos pueden alcanzar un metro de longitud. Los axones tienen en su interior una densa red de microtúbulos, finos filamentos que empujan el crecimiento del axón y que, a su vez, sirven de vías de transporte.

Las neuronas diferenciadas –que han perdido la capacidad de dividirse– reutilizan un complejo molecular hasta ahora descrito exclusivamente en división celular

“Las neuronas son células que dependen especialmente de los microtúbulos tanto para el transporte interno de componentes como para la comunicación entre ellas pero curiosamente no entendíamos cómo los forman y los organizan”, describe Lüders.

Re-uso de un complejo molecular propio de la división

Al estudiar las neuronas del hipocampo en ratones, los científicos observaron que las neuronas diferenciadas –que han perdido la capacidad de dividirse– reutilizan un complejo molecular hasta ahora descrito exclusivamente en división celular, para generar nuevos microtúbulos dentro de los axones.

“Este es un complejo determinante en la formación y mantenimiento del axón neuronal, una de las estructuras celulares más enigmáticas”, valora el primer autor del artículo Carlos Sánchez-Huertas, investigador postdoctoral del grupo de Lüders en el IRB Barcelona, actualmente en el Centro de Investigación de Biología Molecular de Montpellier (CNRS).

“Creo que se seguirán descubriendo casos de proteínas de la división celular, como quinasas y motores moleculares, que son reutilizadas por las células postmitóticas para otras tareas moleculares”, añade.

Los científicos proponen que en las neuronas, el tándem formado por los complejos de Augmina y gamma Tubulina (γTuRC) promueva la formación de nuevos microtúbulos sobre otros ya existentes. Así, el nuevo microtúbulo “hereda” la misma orientación que el antiguo, favoreciendo la formación de haces de microtúbulos con una polaridad uniforme, característica fundamental en los axones.

Para los investigadores, conocer cómo se forman los microtúbulos y cómo se organizan en una red compleja y ordenada en las neuronas es fundamental para el avance de las neurociencias y puede ofrecer pistas sobre la regeneración axonal, necesaria para reparar lesiones medulares, algo que en la actualidad no es posible. Además, el trabajo también puede ayudar a comprender mejor enfermedades neurodegenerativas en las que la red de microtúbulos está dañada, como el alzhéimer.

Referencia bibliográfica:

Carlos Sánchez-Huertas, Francisco Freixo, Ricardo Viais, Cristina Lacasa, Eduardo Soriano & Jens Lüders. "Non-centrosomal nucleation mediated by augmin organizes microtubules in post-mitotic neurons and controls axonal microtubule polarity" Nature Communications julio de 2016 doi: 10.1038/ncomms12187

Fuente: IRB Barcelona
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Hallan en Cuenca huevos de parásitos en heces fósiles de más de 125 millones de años

La excepcional preservación de heces fósiles, llamadas coprolitos, del yacimiento de Las Hoyas en Cuenca, ha permitido la identificación de huevos de parásitos en dos restos atribuidos a peces y cocodrilos. El hallazgo también documenta la antigua conexión entre peces Gonorynchiformes basales y los parásitos trematodos.

Un inusual crustáceo parásito aparece en la boca de un tiburón de museo

Científicos japoneses han descubierto, por primera vez, una especie “extremadamente rara” de cimotoido, un crustáceo que parasita el paladar de los peces, en la boca de un tiburón de aguas profundas del Pacífico y conservado en una colección de museo. Hasta ahora, esta especie de ectoparásito casi desconocida, protagonista del #Cienciaalobestia, solo se había encontrado en el Atlántico, por lo que el hallazgo amplía su rango de distribución a lados opuestos de la Tierra.