Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Descubiertas nuevas especies de nemertinos en la costa gallega

Científicos del departamento de Zoología y Antropología Física de la Universidad de Alcalá (UAH) han encontrado Psammamphiporus elongatus en Galicia. Esta especie se vio afectada por el fuel del Prestige, y puede servir de indicador sobre el estado ecológico de las playas.

Nemertopsis bivittata,uno de los nemertinos más llamativos del Parque Nacional de las Islas Atlánticas.

Los nemertinos, unos gusanos alargados y viscosos, se conocen en España desde finales del siglo XIX. El equipo de Juan Junoy, profesor de Zoología de la Universidad de Alcalá, ha descubierto cuatro nuevas especies -Tetrastemma fozensis, Procephalothrix oestrymnicus, Riseriellus occultus y Prosorhochmus chafarinensis- y ha encontrado una muy particular, Psammamphiporus elongatus, durante la realización de un estudio sobre los nemertinos en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia. El hallazgo de 45 ejemplares de P. elongatus en las playas gallegas cobra una gran relevancia, dado que hasta la fecha sólo se habían recogido siete ejemplares en una playa escocesa. “Como mucho sólo conocemos una tercera parte de los nemertinos que pueblan nuestras costas (47 especies), cuando en la fauna europea se conocen 10 veces más. Es importante no abandonar los estudios faunísticos, que nos permitirán conocer en toda su extensión la biodiversidad marina”, explica el investigador de la UAH. Los científicos han fotografiado por primera vez esta especie, y gracias a ello se conocen más datos sobre su anatomía. “Antes sólo contábamos con los dibujos realizados por Stephenson en 1911. Con las fotografías que hemos realizado se ha avanzado en el conocimiento de la anatomía de los nemertinos. Por ejemplo, hemos comprobado que tienen cuatro ojos”, subraya Junoy.

Los nemertinos son, evolutivamente, los primeros invertebrados que presentan un tubo digestivo completo. Actúan como depredadores en los ecosistemas marinos, utilizando una trompa o probóscide para capturar sus presas. Muchos de ellos presentan estiletes o punzones, que pueden ser reemplazados por otros de reserva. “Existen muy pocos estudios sobre estos gusanos, ya que no tienen importancia comercial, aunque hay algunos parásitos de cangrejos y otros devoradores de almejas. Conocerlos permitirá saber más sobre su papel en el ecosistema marino, ya que son una pieza más del puzzle. Por ejemplo, el nemertino Psammamphiporus elongatus se vio afectado por el fuel del Prestige, y puede servir de indicador sobre el estado ecológico de las playas”, comenta Junoy.

Asociado a esta investigación sobre los nemertinos, los científicos de la UAH han realizado un estudio para evaluar el daño causado por el vertido del petrolero Prestige en la fauna de las playas de Galicia. Este proyecto, encargado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología, se ha llevado a cabo en 18 playas a lo largo de los más de 1600 km de la costa gallega, durante cuatro años. “El vertido fue un desastre, pero afortunadamente las condiciones hidrodinámicas y la alta capacidad de regeneración de la costa gallega han minimizado su efecto. Durante la marea negra sospechábamos que el impacto se dejaría sentir por lustros, pero en nuestro estudio se observa una completa recuperación a los dos años del vertido”, explica Junoy. “En las playas se produjo una gran mortalidad en las poblaciones del isópodo Eurydice y del poliqueto Scolelepis, aunque otras especies se comportaron como oportunistas, aumentando sus efectivos. Desde el año 2004, las fluctuaciones que observamos en las playas se deben a variaciones naturales”, añade.

En esta misma línea, el equipo de Junoy ha estudiado la fauna de las playas del Golfo de Gabes, en Túnez, un lugar bastante singular en el Mediterráneo, ya que presenta mareas y las playas tienen una amplia superficie intermareal, equiparable a las de Galicia. En esta investigación, que aparece también publicada en la revista Marine Ecology, se señala la relación que la naturaleza del sedimento tiene sobre la composición faunística de las playas.

Fuente: UAH
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
El ADN del pelo de Toro Sentado confirma su parentesco con familiares vivos

Un trabajo de genética forense ha comparado el ADN extraído de un mechón de cabello del líder nativoamericano Toro Sentado, asesinado en 1890, con el de su supuesto descendiente vivo más cercano. La técnica, que ratifica por primera vez una relación familiar entre personas vivas e históricas, demuestra que el jefe sioux fue su bisabuelo.

El sorprendente origen de las momias de la cuenca del Tarim en China

El estudio genómico de unos enigmáticos restos humanos hallados en el oeste del país asiático revela la existencia de una población indígena de la Edad del Bronce, genéticamente aislada, pero culturalmente cosmopolita.