Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Según publicó ‘Journal of Palaeontology’

Descubren un nuevo pterosaurio gigante sin dientes

Un investigador de la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) ha descubierto en Brasil una nueva especie de pterosaurio, el mayor de su tipo encontrado hasta ahora y el único ejemplar del grupo de los Chaoyangopteridos (pterosaurios sin dientes) que se ha encontrado fuera de China. Representa un género totalmente nuevo de reptiles voladores, que existieron hace 115 millones de años.

Tamaño del Lacusovagus. Foto: Universidad de Portsmouth.

Mark Witton de la Universidad de Portsmouth identificó al animal a partir de un fósil parcial del cráneo. A partir de éste, estimó su envergadura en cinco metros y una altura de más de un metro hasta la clavícula.

“Algunos de los ejemplos anteriores de esta familia, procedentes de China, tienen una longitud de sólo 60 centímetros, es decir, el mismo tamaño que el cráneo de la nueva especie. Sencillamente, a su lado cualquier chaoyangoptérido que hayamos encontrado es diminuto, con mucha diferencia”, explicó Witton.

El investigador bautizó a la nueva especie Lacusovagus, que significa ‘vagabundo de los lagos’, en referencia a la gran masa de agua en la que quedaron enterrados sus restos. El hallazgo se publicó recientemente en Journal of Palaeontology.

Witton examinó un espécimen que ha estado depositado en un muso alemán durante años, tras su descubrimiento en la Formación de Crato, en la Cuenca del Araripe (Noreste de Brasil), un área conocida por sus fósiles y su excelente estado de conservación. No obstante, según el científico, el fósil se conservó de un modo poco usual, haciendo difícil su interpretación.

“Generalmente, los fósiles de este tipo se encuentran yaciendo sobre un costado, pero este se encontraba sobre el velo de la cavidad bucal, y estaba bastante aplastado, lo que dificultaba incluso determinar si tenía dientes. A pesar de ello, queda claro que el Lacusovagus tenía un cráneo inusualmente ancho, lo que tiene consecuencias para determinar sus hábitos alimenticios; es posible que su dieta incluyera presas especialmente grandes. No obstante, los restos están muy fragmentados, por lo que necesitamos más especímenes antes de extraer ninguna conclusión”, subrayó el investigador.

Witton añadió que “el descubrimiento de un fósil como este en Brasil, tan alejado de sus parientes más próximos que se encuentran en China, demuestra lo poco que sabemos realmente de la distribución y la historia evolutiva de este fascinante grupo de criaturas”.

Fuente: Universidad de Portsmouth
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Los babuinos con amigas viven más

Las relaciones con el sexo opuesto van más allá de la reproducción en el reino animal. En el caso de los babuinos, protagonistas del #Cienciaalobestia, los machos que establecen lazos sociales con hembras tienen una vida más larga.

Alt de la imagen
Los neandertales tenían mayor semejanza genética con los ‘Homo sapiens’ que con los denisovanos

Un equipo, con participación española, ha analizado las secuencias genéticas del cromosoma Y de neandertales y denisovanos, estrechamente relacionados evolutivamente con los primeros. Los resultados revelan, sin embargo, mayor similitud genética entre los neandertales y los humanos modernos, lo que deja a los denisovanos como un linaje de una raíz más antigua para este marcador genético.