Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Dos proteínas con importantes funciones fisiológicas salen a la luz

Hasta ahora eran dos grandes desconocidas que habían pasado desapercibidas. Solo recientemente las proteínas p38γ y p38δ han comenzado a captar la atención de los científicos. Un equipo de investigadores recopila los últimos trabajos sobre ellas, poniendo de relieve su papel en ciertas enfermedades y reivindicando su potencial en el desarrollo de nuevos tratamientos.

Los ratones que carecen de p38γ/δ están protegidos frente al daño articular en un modelo de artritis. / A. Cuenda, CNB-CSIC

Las células que forman un organismo pluricelular necesitan estar continuamente comunicándose entre sí y reaccionando frente a cambios en el exterior, a daños o infecciones. Las p38MAPK son una familia de proteínas que participan en los procesos de señalización que coordinan la respuesta celular.

Durante años, dos de los cuatro miembros de esta familia (p38γ y p38δ) han pasado prácticamente desapercibidos para los científicos. Investigadores del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC (CNB-CSIC) han puesto de manifiesto la importancia de estas dos desconocidas en sus trabajos de investigación y ahora en un nuevo artículo que recoge y actualiza los últimos estudios sobre ellas.

Los expertos no habían sabido apreciar las posibilidades que ofrecen estas proteínas para el tratamiento de enfermedades humanas

El estudio, publicado en Trends in Biochemical Sciences, destaca el papel de estas proteínas (conocidas como p38 alternativas) en patologías inflamatorias, cáncer, diabetes o procesos neurodegenerativos. Los autores consideran que podrían ser buenas dianas para el desarrollo de nuevas terapias contra estas enfermedades.

“Hasta ahora conocíamos muy poco sobre estas dos proteínas. Por eso no habíamos sabido apreciar las posibilidades que ofrecen para el tratamiento de enfermedades humanas”, explica Ana Cuenda, investigadora del CNB-CSIC y autora de este trabajo.

Según los investigadores, la falta de atención que hasta hace poco habían recibido las p38 alternativas se explica en parte por la falta de métodos adecuados para su estudio. En los últimos años, el desarrollo de nuevas herramientas farmacológicas y genéticas ha permitido a los científicos investigar en profundidad su función fisiológica y su papel en la enfermedad.

“Es estimulante ver cómo el esfuerzo invertido en la investigación básica podría desembocar en nuevas terapias contra patologías devastadoras” indica Cuenda.

“Ahora sabemos que p38γ y p38δ son esenciales para el correcto funcionamiento del organismo y están implicadas en numerosas enfermedades humanas. Es el momento de explorar las posibilidades terapéuticas que este nuevo conocimiento nos ofrece”, concluyen los autores.

Referencia bibliográfica:

Cuenda A and Sanz-Ezquerro JJ “p38γ and p38δ: from spectators to key physiological players”. Trends in Biochem Sci, 2017.

Fuente: CNB-CSIC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Describen los mecanismos responsables de la competencia entre genomas mitocondriales

La selección entre ADN mitocondriales depende de cómo estos afectan al metabolismo celular. Así concluye un estudio, publicado en Science Advances, que revela cómo la célula es capaz de reconocer la presencia de diferentes ADN de mitocondria y seleccionar de forma específica aquellos dependiendo de cómo influyen en su estado metabólico.

Alt de la imagen
ENCODE3: Publicado el catálogo más completo para interpretar nuestro genoma

La tercera fase del Proyecto ENCODE ofrece nuevos hallazgos sobre la organización y regulación del genoma humano y de ratón, un logro que ayudará a revelar cómo la variación genética interviene en el desarrollo de enfermedades. Aproximadamente 500 científicos de todo el mundo, también España, han participado en este registro online. Los resultados se han publicado en 14 artículos de la revista Nature.