Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El 24% de los hombres del sudeste asiático afirma haber violado alguna vez a una pareja

El mayor estudio a nivel mundial sobre abusos sexuales refleja que una cuarta parte de los hombres en países de Asia-Pacífico afirma haber violado a una de sus parejas al menos en una ocasión, según publica la revista The Lancet. El 73% de ellos dicen que lo hicieron por razones de derecho sexual.

Mujeres protestan en Calcuta (India), contra de un nuevo caso de violación. / Piyal Adhikary (Efe)
El mayor estudio mundial elaborado sobre abusos sexuales. Foto: Piyal Adhikary (Efe)

El estudio, denominado "¿Por qué algunos hombres utilizan la violencia contra las mujeres y cómo podemos prevenirla?”, se ha llevado a cabo por un equipo de investigadores de la ONU en la población de Bangladesh, Camboya, China, Indonesia, Papúa Nueva Guinea y Sri Lanka.

Casi la cuarta parte de los hombres del sudeste asiático reconoce haber recurrido a la violencia sexual o haber violado a alguna de sus parejas al menos una vez según el mayor estudio elaborado hasta la fecha a nivel mundial, con más de 10.000 encuestados, que se publica en la revista The Lancet.

El estudio, denominado “¿Por qué algunos hombres utilizan la violencia contra las mujeres y cómo podemos prevenirla?”, se ha llevado a cabo por un equipo de investigadores de la ONU en la población de Bangladesh, Camboya, China, Indonesia, Papúa Nueva Guinea y Sri Lanka.

“A pesar de que la mayoría de los hombres no cometen estos abusos, es crucial que aprendamos de los que sí lo hacen. Los resultados indican que la violencia sexual es omnipresente y que es necesario abordar las desigualdades de género y de derecho para acabar con el abuso sexual”, asegura a SINC Michele Decker, miembro del departamento de población, familia y salud reproductiva de la Universidad John Hopkins en EE UU y participante del estudio.

Los datos son muy llamativos. En total, el 11% de los encuestados reconoció haber violado a alguna mujer que no fuera su pareja. La cifra aumenta hasta el 24% si se incluyen a las compañeras. De los hombres que declararon haber cometido una violación, el 45% dijo que había abusado de más de una mujer.

El 73% señaló que había cometido las violaciones por su derecho sexual, el 59% por mero entretenimiento y el 38% como castigo

“Ahora tenemos que avanzar hacia una cultura de la prevención”, explica Rachel Jewkes, miembro del Consejo de Investigación Médica de Sudáfrica y directora del estudio. "Las estrategias de prevención deben prestar mayor atención a los factores de riesgo estructurales y sociales del uso de la violencia sexual”, añade.

Aunque los autores advierten que el estudio no representa a toda la región Asia–Pacífico, y que las cifras varían mucho en función de los países, la muestra es muy representativa. "Nuestros resultados son interesantes a nivel mundial, en parte porque la mayoría de la población del planeta vive en esta región, y también porque los países elegidos presentan una amplia diversidad cultural”, recalca Jewkes.

Por derecho sexual

Entre las razones que motivaron estos actos, el 73% señaló que habían cometido las violaciones por su derecho sexual y el 59% por mero entretenimiento. Un porcentaje similar a los hombres que cometieron su primer abuso sexual en la adolescencia. Además, el 38% reconoció haber violado a una mujer con el fin de castigarla.

El trabajo indica también que los hombres que sufrieron abusos sexuales en su infancia, o que fueron coaccionados, son más propensos a cometer violaciones. Pagar por mantener relaciones sexuales o haber tenido numerosas parejas son otros factores que se asocian con una mayor probabilidad de cometer estos actos.

Los encuestados procedían tanto de zonas rurales como urbanas y pertenecían a todas las edades. Los resultados se consiguieron a través de entrevistas personales realizadas por encuestadores masculinos mediante preguntas como “¿Alguna vez ha obligado a una mujer que no fuera su pareja a tener relaciones sexuales?” o “¿Alguna vez ha tenido relaciones sexuales con una mujer bajo los efectos del alcohol o las drogas?”.

Referencia bibliográfica:

Emma Fulu, Rachel Jewkes, Tim Roselli , Claudia Garcia-Moreno "Prevalence of and factors associated with male perpetration of intimate partner violence: findings from the UN Multi-country Cross-sectional Study on Men and Violence in Asia and the Pacific" The Lancet. 10 de septiembre de 2013.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
¿Cómo piensan las personas que recurren a pseudoterapias sin evidencia científica?

Un estudio cualitativo a través de entrevistas y grupos de discusión intenta comprender por qué algunas personas recurren a la homeopatía, la acupuntura y el reiki. Sus usuarios no parecen renegar de la ciencia, pero sí consideran que la medicina se ha desligado del paciente. Los autores plantean la necesidad de “escuchar estas quejas para mejorar el sistema sanitario y hacer que menos gente dé el paso a pseudociencias peligrosas”.

Acoso, marginación y problemas de salud: las desigualdades sistémicas de los empleados LGBTQ en ciencias

Un estudio con más de 25.000 participantes de 21 profesiones STEM encuentra evidencias de que los trabajadores del colectivo LGBTQ sufren un trato discriminatorio, en detrimento de sus oportunidades laborales y de su bienestar personal.