Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El 45% de las prestaciones de los ecosistemas españoles están degradadas

El informe Ecosistemas y Biodiversidad de España para el Bienestar Humano alerta de que el uso insostenible de los ecosistemas limitará su capacidad de proporcionar servicios básicos a la población. El documento, presentado hoy en Madrid por Teresa Ribera, secretaria de Estado de Cambio Climático, señala la dependencia del bienestar humano en la preservación de los ecosistemas.

mosca de las flores
El 45% de las prestaciones de los ecosistemas españoles están degradadas. Foto: J.L. Cernadas.

El informe Ecosistemas y Biodiversidad de España para el Bienestar Humano alerta de que el uso insostenible de los ecosistemas limitará su capacidad de proporcionar servicios básicos a la población. El documento, presentado hoy en Madrid por Teresa Ribera, secretaria de Estado de Cambio Climático, señala la dependencia del bienestar humano en la preservación de los ecosistemas.

Las variaciones en los ecosistemas hacen a España más vulnerable a las crisis ambientales y a los mercados internacionales. Así lo señalan los resultados de la Evaluación de los Ecosistemas del Milenio de España (EME), presentados hoy en Madrid por Teresa Ribera, secretaria de Estado de Cambio Climático.

La iniciativa analiza el estado y la evolución de los ecosistemas españoles, así como su capacidad de seguir prestando los servicios básicos de la población. “Pretende ser una brújula de la sostenibilidad”, asegura Carlos Montes, investigador de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

Actualmente, el 68% de las especies se encuentran amenazadas y en los últimos 50 años se ha duplicado la huella ecológica. “La inexperiencia de las políticas actuales para gestionar de manera sostenible las funciones de los ecosistemas ha provocado que el 43% de los servicios evaluados se hayan degradado o se estén utilizando de manera insostenible”, advierte Ribera.

El informe muestra que España no es autosuficiente en cuanto a los bienes necesarios para mantener su sistema económico. De hecho, un 30% de sus servicios de abastecimiento provienen de otros países.

España no es autosuficiente en cuanto a los bienes necesarios para mantener su sistema económico

“El capital natural es finito, tiene unos límites que debemos cuidar para preservar nuestra capacidad de aprovechar los servicios que obtenemos de los ecosistemas”, afirma la secretaria de Estado. “Por ello, la tarea de información y divulgación es crítica para reclamar la defensa de la preservación”.

Posibles líneas de acción

“Lo más importante es actuar sobre las causas”, asevera Carlos Montes. “Y el impulsor principal del deterioro de los ecosistemas y de la pérdida de la biodiversidad no es el cambio climático, es el modelo de regulación del suelo”.

El abandono rural, la intensificación agraria y la urbanización son las principales causas señaladas en el informe. Ante ellas, los expertos piden un cambio de mentalidad: la sostenibilidad no se contrapone al desarrollo, sino que el bienestar está ligado a la conservación.

Porque como aseguran los responsables, aun no está todo perdido: “Todavía tenemos suficiente capital natural para que, si somos capaces de generar cambios estructurales importantes, pueda darse un futuro prometedor tanto para las generaciones presentes como para las futuras”, sugiere Montes.

Evaluación de las relaciones entre ecosistemas y sociedad

EME es el primer análisis científico e interdisciplinar de la relación entre ecosistemas y sociedad. Es un programa alentado por Naciones Unidas y desarrollado en un marco europeo, que a través de la Fundación Biodiversidad, organismo dependiente del ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, se ha trasladado a España.

“Pretendemos desarrollar ese mismo conocimiento para poner en valor los servicios en positivo que ofrece el medioambiente”, explica Ribera. Los expertos han estudiado el estado y las tendencias de las contribuciones derivadas de los ecosistemas al bienestar humano (los servicios) de 14 tipos de ecosistemas españoles. Han distinguido servicios de abastecimiento, culturales y de regulación.

El informe técnico de 2.000 páginas distribuidas en 37 capítulos es el resultado del trabajo de más de 60 científicos de distintas áreas de las ciencias ecológicas y sociales. Han coordinado la investigación la Fundación Biodiversidad y la UAM, con la colaboración de otras universidades, el CSIC y otros centros de investigación españoles.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Los neandertales tenían mayor semejanza genética con los ‘Homo sapiens’ que con los denisovanos

Un equipo, con participación española, ha analizado las secuencias genéticas del cromosoma Y de neandertales y denisovanos, estrechamente relacionados evolutivamente con los primeros. Los resultados revelan, sin embargo, mayor similitud genética entre los neandertales y los humanos modernos, lo que deja a los denisovanos como un linaje de una raíz más antigua para este marcador genético.

Alt de la imagen
Anatolia y el sur del Cáucaso no son la cuna de los caballos domésticos

El ADN antiguo de 111 restos indica que hace 4.000 años se produjo una entrada repentina de caballos domésticos desde las estepas euroasiáticas. El trabajo, que cuenta con la participación del CSIC, refuta la hipótesis de que la domesticación de los caballos comenzó hace unos 5500 años de forma independiente en Anatolia y el sur del Cáucaso.