Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El CERN facilita el acceso a la propiedad industrial

El Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN) ofrece el servicio CERN Easy Access IP para licenciar de forma gratuita algunas de sus tecnologías. La iniciativa facilita a empresas y emprendedores el acceso a la propiedad industrial que genera este gran centro de investigación.

La investigación en física de partículas ha dado origen a múltiples tecnologías como la World Wide Web (www). Imagen: CERN/CPAN.

El Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN) ha adoptado un nuevo acercamiento a la Transferencia de Conocimiento bajo la marca CERN Easy Access IP, una iniciativa para hacer más fácil a las empresas y emprendedores acceder a la propiedad industrial generada en la investigación que desarrolla el CERN.

Esta metodología implica la concesión de una licencia gratuita para tecnologías seleccionadas de la cartera del CERN y presenta una forma adicional de cumplir una de sus misiones clave: fomentar la colaboración con la industria y ofrecer beneficios a la sociedad en general.

CERN Easy Access IP es una herramienta adicional para ayudarnos a maximizar la difusión de nuestras tecnologías y know-how”, explica Giovanni Anelli, jefe del Grupo de Transferencia del Conocimiento del CERN. “A veces nuestras tecnologías están en una fase de desarrollo demasiado temprana para que una compañía arriesgue su inversión. Ofreciendo acceso gratuito, pretendemos motivar a nuestros socios para evaluar y comercializar esas tecnologías, haciendo así más fácil al CERN y a la industria trabajar juntos”.

A partir de hoy, el Grupo de Transferencia del Conocimiento del CERN sitúa tecnologías seleccionadas del CERN en una cartera de fácil acceso. Las compañías o instituciones que deseen licencias de estas tecnologías deberán reconocer la contribución del CERN e informar al Grupo de Transferencia del Conocimiento sobre el desarrollo de la invención.

“Nos esforzamos por ser tan flexibles como sea posible cuando se trata de la difusión de nuestra propiedad industrial”, dijo Enrico Chesta, jefe de la Sección de Transferencia Tecnológica y Gestión IP. “Las tecnologías con licencia bajo el esquema de Easy Access IP serán libres y compartidas con compañías dispuestas y capaces de llevarlas al mercado con claros beneficios para la economía y la sociedad. El beneficio para nosotros es el establecimiento de relaciones fuertes y duraderas con socios externos”.

El sistema de Easy Access IP fue probado por primera vez por Easy Access Innovation, un proyecto entre la Universidad de Glasgow, el King’s College de Londres y la Universidad de Bristol (Reino Unido).

Fuente: CERN
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Rusia anuncia que su vacuna tiene una eficacia del 95 % y que costará menos de 20 dólares
SINC

El Fondo de Inversión Directa de Rusia espera que la vacuna Sputnik V llegue a 500 millones de personas, comenzando su distribución en 2021. Esta vacuna candidata levantó dudas en agosto entre los expertos por la velocidad de los ensayos en humanos y la opacidad en los datos.

La vacuna de Oxford-AstraZeneca consigue una eficacia del 70,4 %

Los resultados iniciales de la fase III del ensayo clínico revelan una eficacia media del 70,4 %, que varió según las dosis empleadas, con valores máximos del 90 %. También se observó una reducción en las infecciones asintomáticas. No hubo casos graves ni hospitalizaciones entre los vacunados. El almacenaje a temperaturas de nevera, de entre 2 y 8 ºC, supondría una ventaja.