Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El aumento del nivel del mar se duplicará por el deshielo de la Antártida

Con el ritmo actual de emisiones de gases de efecto invernadero, el hielo de la Antártida continuará derritiéndose por el incremento de las temperaturas y, en consecuencia, provocará un aumento del nivel del mar de un metro para el año 2100 y de hasta 15 metros para 2500, según un nuevo estudio. Estas estimaciones duplican las previsiones actuales del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático.

El deshielo de los acantilados de la Antártida pueden incidir en un aumento del nivel del mar de hasta 15 metros en 2500. / Knut Christianson

La Antártida fue el principal causante del aumento del nivel del mar en el pasado y puede serlo también en el futuro. Gran parte del hielo del continente se encuentra sobre la superficie terrestre y, cuando se derrite, el incremento del volumen de los océanos es mayor que el que produce el hielo que flota sobre el agua, como sucede en el Ártico.

En el peor de los escenarios manteniendo el ritmo actual de emisiones de CO2, el nivel del mar se duplicará en los próximos 100 años

Un estudio, publicado hoy en Nature, establece un nuevo modelo para calcular la elevación de los mares a partir de las recientes estimaciones del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés). Los resultados reflejan que, en el peor de los escenarios manteniendo el ritmo actual de emisiones de CO2, el nivel del mar se duplicará en los próximos 100 años.

Según los científicos estadounidenses, el nivel de los océanos aumentará más de un metro en el año 2100 y hasta 15 metros en 2500 si las emisiones de gases de efecto invernadero no cesan.Para llegar a estas conclusiones, los investigadores aplicaron dos nuevos mecanismos de análisis al modelo habitual de estudio de la capa de hielo antártico.

"Hemos combinado modelos de estudio muy sofisticados sobre clima, océanos y plataformas de hielo para simular los cambios pasados y futuros en la capa helada de la Antártida”, explica a Sinc Robert DeConto, uno de los autores del trabajo y científico en la Universidad Amherst (EE UU). Según el modelo, las consecuencias más visibles afectarán a las ciudades de baja altitud, como Boston en EE UU.

Antes y después del deshielo de la Antártida

El equipo de científicos aplicó el modelo a los procesos de deshielo del Plioceno (hace unos tres millones de años) y del último período interglacial sucedido hace unos 125.000 años. Después se proyectaron los resultados en el futuro, observando que la capa de hielo del gélido continente es muy sensible al cambio climático.

"El nivel del mar seguirá siendo muy alto mucho después de que las emisiones se reduzcan”, comenta DeConto

"El calentamiento atmosférico será el factor más pernicioso para el hielo de la Antártida si se mantienen las altas emisiones de gases de efecto invernadero”, recalcan los autores. Pero van más allá: el calentamiento del océano retrasará la recuperación del hielo durante miles de años aunque se reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero.

"El nivel del mar seguirá siendo muy alto mucho después de que las emisiones se reduzcan”, comenta a Sinc DeConto, situándose en el peor de los escenarios. Sin embargo, en un escenario de emisiones muy reducidas, "el deshielo de la Antártida contribuirá muy poco en el aumento del nivel del mar”, subraya el experto.

En la actualidad, según observan los autores, las grietas en las plataformas de hielo flotantes que se encuentran a baja altitud se están profundizando. Esto provoca que el agua salada entre en contacto con el agua dulce proveniente de las precipitaciones, cada vez más frecuentes por el calentamiento de las temperaturas del aire.

Además, una vez que el hielo flotante se derrite, el agua choca contra la superficie terrestre helada. Como los acantilados de la Antártida son tan altos, no pueden sostener su propio peso y terminan por derrumbarse. Surgen así más plataformas de hielo sobre el océano que terminarán erosionando el continente. Este fenómeno también se produce regularmente en algunos de los grandes glaciares de Groenlandia y la Antártida.

Referencia bibliográfica:

Robert DeConto y David Pollard. "Contribution of Antarctica to past and future sea-level rise". Nature 30 de marzo de 2016. DOI: 10.1038/nature17145

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Los cambios en el uso de la tierra aumentan el riesgo de brotes de enfermedades zoonóticas

Los ecosistemas modificados por el ser humano tienen más huéspedes de enfermedades de transmisión de animales a personas, si se compara con los hábitats inalterados, según un estudio publicado en Nature. Los investigadores resaltan la necesidad de vigilar los ecosistemas agrícolas, ganaderos y urbanos.

Alt de la imagen
Los primeros habitantes del continente europeo se adaptaron al cambio climático

Investigadores de la Universidad de Granada y el Instituto de Paleoecología Humana y Evolución Social de Tarragona logran reconstruir la evolución del hábitat y del clima en el que desarrollaron sus vidas los primeros grupos humanos que habitaron en Orce (Granada), los más antiguos del continente europeo.