Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El calentamiento y la acidificación oceánica perjudican a las comunidades de fitoplancton

Los efectos del calentamiento del mar Mediterráneo en las comunidades planctónicas se verán agravados por la acidificación oceánica, según un estudio liderado por el del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambiental de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Imágenes de los experimentos realizados en la isla de Creta (Grecia). / @ICTA-UAB

Un estudio, publicado en la revista Scientific Reports pone de manifiesto que algunos de los mayores cambios ambientales previstos para este siglo en el Mar Mediterráneo, tales como la acidificación y el calentamiento oceánico, y las cada vez más frecuentes olas de calor marinas en verano, pueden tener efectos adversos en la productividad de comunidades de fitoplancton con capacidad de calcificar (cocolitofóridos).

Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) producidas por la actividad humana han aumentado de forma alarmante en las últimas décadas. Una cuarta parte de este CO2 antropogénico ha sido absorbido por los océanos, modificando la química del agua y disminuyendo el pH, fenómeno conocido como la acidificación de los océanos.

El calor atrapado en la atmósfera a causa de los gases de efecto invernadero también está provocando el aumento de la temperatura del agua del mar (que absorbe anualmente hasta un 90 %). Este proceso dificulta el aporte de nutrientes a las capas oceánicas superiores, debido a una pronunciada estratificación de la columna de agua superficial.

Las emisiones de dióxido de carbono producidas por la actividad humana han aumentado de forma alarmante en las últimas décadas

“Se espera que el calentamiento en el área mediterránea se produzca un 20 % más rápido que la media global y que las olas de calor marinas sean cada vez más frecuentes a finales del siglo XXI, con graves consecuencias para la biodiversidad y la producción marina”, indica Patrizia Ziveri, profesora de investigación de la Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados (ICREA) en el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambiental de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) y directora del estudio.

Los cocolitóforos, un grupo marino muy abundante de fitoplancton calcificado, juegan un papel importante en los ciclos biogeoquímicos y en la regulación del clima del planeta. Estas algas diminutas de menos de una centésima de milímetro se encuentran en la base de la cadena trófica marina e interaccionan con el CO2 atmosférico y oceánico mediante su proceso de calcificación y de fotosíntesis.

“Hasta el momento, pocos estudios científicos han analizado cómo el calentamiento y la acidificación de manera combinada podrían afectar al comportamiento fisiológico y al éxito evolutivo de las comunidades de cocolitóforos”, explica Michaël Grelaud, coautor del estudio. La mayoría de estudios se han llevado a cabo en laboratorio considerando clones de las especies.

Muestras de especímenes de E.huxleyi (arriba) y R. Clavigera (abajo) formados correctamente (a, c) y con malformaciones (b, d). / ICTA-UAB

Muestras de especímenes de E.huxleyi (arriba) y R. Clavigera (abajo) formados correctamente (a, c) y con malformaciones (b, d). / ICTA-UAB

Comportamiento de las algas a más de 28 ºC

Los investigadores del ICTA-UAB, en colaboración con el Hellenic Centre for Marine Science Research llevaron a cabo experimentos en mesocosmos con comunidades de plancton recolectadas en aguas naturalmente pobres en nutrientes del este del Mediterráneo (la isla de Creta en Grecia) incluyendo células de fitoplancton calcificante.

 Estas algas diminutas de menos de una centésima de milímetro se encuentran en la base de la cadena trófica marina e interaccionan con el CO2 atmosférico

Por primera vez, el estudio detalló el comportamiento de estas algas bajo condiciones de temperatura del mar superior a los 28 ºC y un pH de 7,8 unidades en el Mediterráneo Oriental, una región pobre en nutrientes.

Los resultados muestran un claro efecto negativo del estrés térmico en la productividad y la calcificación de los cocolitóforos. Asimismo, se detectaron porcentajes considerables de anomalías de calcificación asociadas a un pH bajo. Además, “por primera vez hemos registrado un interesante incremento de la productividad de Rabdosphaera clavigera, una especie típica del este del Mediterráneo, como respuesta a la acidificación”, indicó Barbara D’Amario, primera autora del estudio. Esto destaca la importancia de analizar las respuestas de especies específicas al cambio climático, y de abordar sus mecanismos de adaptación.

Los científicos consideran que, debido al incremento progresivo de las emisiones de CO2 en la atmósfera, los peligros derivados del calentamiento y la acidificación oceánica se agudizarán todavía más en las próximas décadas, transformando las comunidades de plancton del Mediterráneo.

En el futuro, será esencial comprender bien las interacciones entre los diferentes componentes de las comunidades de plancton para conocer mejor los futuros impactos de la crisis climática en su adaptación y productividad. 

Referencia:

D’Amario, B., Pérez, C., Grelaud, M., Pitta. P., Krasakopoulou E., Ziveri P. “Coccolithophore community response to ocean acidification and warming in the Eastern Mediterranean Sea: results from a mesocosm experiment”. Scientific Reports.  

Fuente:
UNIVERSITAT AUTÒNOMA DE BARCELONA
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Los perros que se pasean por la playa afectan mucho más a las aves que la presencia humana

Un investigador de la Universidad de Valencia ha estudiado cómo la presencia de personas y perros paseando en las playas afecta a la reproducción del chorlitejo patinegro. Esta ave huye de su lugar de anidación sobre todo cuando se acercan los canes, al considerarlos como depredadores. El científico destaca la necesidad de regular la entrada de mascotas a las playas para asegurar la conservación de estos pájaros.  

Alt de la imagen
Cerca de 850.000 virus desconocidos en la naturaleza podrían infectar a las personas

Prevenir pandemias a través de la lucha contra la crisis climática y la pérdida de biodiversidad es cien veces más barato que enfrentar brotes como el de covid-19, advierten desde la ONU tras la publicación del último informe de la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas.