Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El consumo de sustancias psicoactivas se ha reducido durante el confinamiento

Los resultados de la encuesta europea sobre consumo de drogas en el contexto de la pandemia por COVID-19 indican que el 71,9 % de las personas que se declaran consumidoras de sustancias psicoactivas ilegales han cesado o han reducido la frecuencia o la cantidad de su consumo.

Solo el 11,9 % de los consumidores ha aumentado la frecuencia o cantidad de consumo de drogas psicoactivas durante el confinamiento. / Pixabay

El consumo de sustancias psicoactivas ha tendido a la reducción o cese durante los meses de marzo a junio, periodo en el que ha estado vigente el estado de alarma por la COVID-19. En ese mismo periodo, se ha visto incrementado el consumo tecnológico, según indica un primer análisis realizado por el Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones (OEDA).

La encuesta europea sobre consumo de drogas durante la pandemia por COVID-19 (Mini-EWSD-COVID-19) –realizada online por el Observatorio Europeo de las Drogas y las Adicciones (EMCDDA) entre el 8 de abril y el 31 de mayo de 2020–, revela que, en la muestra española, el 71,9 % de las personas encuestadas que se declaran consumidoras de sustancias psicoactivas ilegales han cesado o han reducido la frecuencia o la cantidad de su consumo, mientras que el 16,3 % no han realizado cambios.

Las razones para reducir el consumo han sido la menor disponibilidad para adquirir drogas, tener menos oportunidades para consumir y la preocupación por los efectos en la salud

Igualmente, la encuesta a la población española analizada por el OEDA también recoge que tan solo el 11,9 % de los consumidores ha aumentado la frecuencia o la cantidad del consumo durante el periodo de confinamiento.

Para las personas encuestadas, las razones para reducir el consumo han sido, en primer lugar, la menor disponibilidad para adquirir drogas, seguido del hecho de tener menos oportunidades para consumir y la preocupación por los efectos en la salud.

Esta tendencia general de reducción se aprecia para todas las sustancias aunque, en el caso del cannabis, existe un mayor porcentaje de personas que no han variado su consumo e, incluso, lo han aumentado.

Este estudio preliminar está basado en fuentes de datos con ciertas limitaciones, por lo que habrá que contextualizar los resultados con los datos que se obtengan de las encuestas anuales y sistemas de información oficiales.

Menos consumo de tabaco y alcohol

El informe recoge los resultados de la encuesta Tabaco, otras formas de consumo y confinamiento, ya publicados previamente por el Ministerio de Sanidad en mayo, donde se indicaba que la exposición al humo ambiental del tabaco en los hogares durante el confinamiento disminuyó, con un 61,83 % de personas expuestas al humo antes del confinamiento y habían dejado de estarlo.

Un 61,83 % de las personas expuestas al humo antes del confinamiento habían dejado de estarlo durante este periodo

Asimismo, los resultados de la Encuesta web Europea Alcohol y COVID 19 indican que la mayoría de las personas encuestadas en España han reducido el consumo de alcohol o lo han mantenido sin cambios, tanto en relación con la frecuencia de consumo, como con el número de bebidas en cada ocasión o los episodios de consumo intensivo. 

Así, el 39,4 % declaró haber reducido su frecuencia de consumo, el 40,2 % redujo el número de bebidas en cada ocasión y el 41,9 % realizó un menor número de episodios de consumo intensivo.

Adicciones comportamentales

Por su parte, la encuesta virtual sobre uso de internet, videojuegos y juego con dinero online durante la pandemia por COVID-19 (IVJ-COVID-19), realizada entre el 18 de mayo y el 30 de junio de 2020, muestra un aumento tanto en la frecuencia de uso de videojuegos como en la frecuencia de uso de internet, reflejando una disminución en la frecuencia de juego con dinero online junto a un cambio en el tipo de juego usado.

Además, el 15,2% de las personas encuestadas han empezado a usar videojuegos durante el periodo de confinamiento. Respecto a internet, el 68,9 % declara haber aumentado su uso (72,2 % en mujeres y 67,5 % en hombres).

El 15,2% de las personas encuestadas ha empezado a usar videojuegos durante el confinamiento. Respecto a internet, el 68,9 % declara haber aumentado su uso

Por otro lado, el 86,6 % de las personas que contestaron la encuesta referían no haber jugado con dinero online ni antes ni durante el confinamiento. Entre aquellas que jugaron, el 28,5 % señala jugar con la misma frecuencia, el 26 % indica que durante el confinamiento la ha aumentado (16,5 % se iniciaron en el juego) y el 45,5 % que la ha disminuido.

Por último, las admisiones a tratamiento en la red de atención a drogodependencias del Plan Nacional sobre Drogas han mostrado un notable descenso, que se estima cercano al 70 % y para todas las sustancias, aunque ha sido relativamente menor en el caso de los opioides. Las urgencias relacionadas con el consumo de sustancias psicoactivas también han descendido, aunque de forma más moderada.

Fuente: Ministerio de Sanidad
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Alt de la imagen
La exposición nocturna a la luz azul se asocia con mayor riesgo de cáncer colorrectal

Una nueva investigación, basada en fotografías tomadas desde el espacio del alumbrado exterior de Barcelona y Madrid, relaciona la exposición nocturna a la luz azul –como la que emiten muchas pantallas de tabletas y teléfonos móviles– con un mayor riesgo de cáncer colorrectal. Los resultados se publican en la revista Epidemiology.

Alt de la imagen
Pedro Gullón, epidemiólogo y coautor de ‘Epidemiocracia’
“El objetivo de la desescalada fue contrarrestar diez años de recortes en salud pública”
Sergio Ferrer

Epidemiocracia es un libro escrito a cuatro manos por un salubrista, Javier Padilla, y un epidemiólogo, Pedro Gullón. Hablamos con este último de las cartas iniciales con las que contó España a la hora de enfrentarse a la COVID-19, de los fallos de la respuesta inicial y, sobre todo, de cómo debería ser la reconstrucción de nuestro país y su sistema sanitario una vez que todo termine.