Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El director de 'Nature' inaugura la XIII edición del Master en Comunicación Científica del IDEC-Universitat Pompeu Fabra

El director de Nature, Dr. Philip Campbell, inauguró en Barcelona la nueva edición del Master en Comunicación Científica del IDEC-Universitat Pompeu Fabra que dirige Vladimir de Semir y cuenta con el patrocinio del Instituto Novartis de Comunicación en Biomedicina.

Philip Campbell (a la derecha) con Vladimir de Semir. Foto: UPF.

Philip Campbell fue el protagonista de la inauguración de la XIII edición del Máster en Comunicación Científica del IDEC-Universitat Pompeu Fabra, programa dirigido por Vladimir de Semir, periodista científico y director del Observatorio de la Comunicación Científica (OCC) en dicha universidad. El director de la revista científica Nature pronunció la conferencia Communicating science to researchers, science's stakeholders and publics con la que se inició esta nueva edición del programa. El acto tuvo lugar en el auditorio del edificio Rambla de la UPF y contó también con la presencia de Vladimir de Semir, Director del máster, Ferran Sanz, Vicerrector de Política Científica de la UPF, Pau Verrié, Director General del IDEC,y Patrice Zagamé, Director General de Novartis Farmacéutica en España. Durante el acto se anunció el inicio de un nuevo programa el próximo mes de junio en Argentina. Esta nueva edición cuenta con el apoyo del Grupo Clarín y la Fundación Leloir.

El director de la publicación británica presentó algunos de los retos que deben afrontar tanto las revistas científicas, como los investigadores en el campo de la comunicación de la ciencia. Campbell reclamó una mayor participación de los científicos en la divulgación de la ciencia y les pidió que tomen la iniciativa, “atrapen a la sociedad y traten de comunicar más allá de la ciencia”. En este sentido, el director de Nature puso como ejemplo la proliferación de los blogs de investigadores en Estados Unidos. “Cada vez más científicos participan en esta forma de comunicar y así están influenciando a los periodistas al convertirse en una nueva fuente de información. A su vez, también elevan el nivel de exigencia de la propia profesión periodística”, aseguró.

Durante su intervención, Campbell señaló que los científicos deben tomar partido y entrar en algunos debates como “la incertidumbre de la ciencia” o qué teorías científicas pueden considerarse un hecho incuestionable. “Los investigadores tienen que ser más asertivos y no temer entrar en algunos debates”, señaló. Respecto a las cualidades que deben poseer para afrontar este reto, el conferenciante las resumió en “confianza intelectual, creatividad, apertura y mente crítica”.

En estos debates, el director de Nature también resaltó la importancia creciente de las ciencias sociales. “Desde nuestra revista tratamos de hacer cada vez más hincapié en las ciencias sociales. Son clave para saber qué es lo que esta pasando en la sociedad. También en el campo científico hay que tener en cuenta los valores sociales para poder desarrollar políticas adecuadas”, subrayó.

La conferencia sirvió para descubrir algunas de las nuevas tendencias en la comunicación científica. Así, además de los blogs, Campbell resaltó el éxito de los podcasts de su publicación, “más de 5.000 descargas semanales”, y apuntó a la participación de los lectores como uno de las fuentes más interesantes de información. “Los comentarios de los lectores son cada vez más una parte importante de la revista. En ocasiones, la gente comenta cosas que no tienen nada que ver con el artículo, pero esto nos sirve para conocer lo que realmente le interesa al público. Además, también intervienen personas a las que el periodista no hubiera acudido a entrevistar y que también aportan cosas. De esta manera sube el nivel de forma espontánea”, apuntó.

Todas estas aplicaciones encuentran su espacio en la versión on line de la revista, que cada vez tiene más relevancia con 3.000.000 de usuarios. No obstante, según el director de Nature “lo importante no es la plataforma, sino el contenido” y el éxito de la publicación sigue estando en el nivel de los artículos: “Nos envían 10.000 artículos científicos cada año, de los que se rechaza el 90% y sólo se acepta el 10%”, confesó. Los encargados de la selección son los 25 editores de la revista para los cuales el único criterio es “el criterio científico”.

Esta apuesta por la calidad, que se vio recompensada en 2007 con la concesión, junto a la revista Science, del premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, no evita que la complejidad de algunas de las investigaciones haga muy difícil comprobar los resultados. “Muchas veces es muy caro replicar los resultados de los artículos científicos y en ocasiones se tardan años en poderlo hacer. Especialmente en biología, aparecen científicos que consiguen avances que los demás no pueden replicar. Comprobar que un paper es realmente correcto puede llevar mucho tiempo”, terminó.

Fuente: OCC-Universitat Pompeu Fabra
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Aquí estamos, estos somos los periodistas de ciencia

El premio Ortega y Gasset, concedido a Javier Salas y Mariano Zafra en la categoría multimedia por una pieza de periodismo científico en El País, pone sobre el tapete la importancia de la especialización periodística en la información científica, porque solo de ella surge la calidad.

El colaborador de SINC Jesús Méndez gana el Premio de Periodismo HematoAvanza

El reportaje de SINC Un viaje por las carreteras principales y secundarias del nuevo coronavirus ha sido galardonado por la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH).