Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El erizo moruno es el mayor fenómeno de translocación, desde el norte de África a la isla de Menorca

El análisis arqueozoológico de 13 huesos fósiles de erizo moruno (Atelerix algirus) encontrados en Menorca ha permitido a dos investigadores españoles dar a conocer el registro más antiguo hallado hasta la fecha en Europa. El descubrimiento de los huesos pone en cuestión el origen de las poblaciones europeas de esta especie.

Erizo moruno. Foto: Universidad de Zaragoza.

El descubrimiento de 13 huesos fósiles de erizo moruno (Atelerix algirus) en el interior de una tumba megalítica de la Edad del Bronce, en el yacimiento menorquín de Biniai Nou, ha puesto en cuestión el origen de las poblaciones europeas de esta especie.

De los huesos hallados, que pertenecían a tres individuos diferentes, sólo un primer molar inferior presentaba los caracteres diagnósticos que permitieron determinar la especie. La ausencia de documentación del erizo moruno en Baleares y el fechado radiocarbónico (AMS) de este molar han permitido a Arturo Morales (Universidad Autónoma de Madrid) y a Juan Rofes (Universidad de Zaragoza) hablar de una llegada reciente de esta especie a la isla.

Los dos investigadores han establecido que la muestra más antigua encontrada data del siglo XIII, época que coincide con el final del dominio de los Almohades en Al-Andalus. Así, la investigación, que se publica en el último número del Journal of Zoology, revela el mayor fenómeno de translocación de un animal, que habría partido desde el norte de África para extenderse a la Península Ibérica.

Para los paleobiólogos, la dispersión antropogénica de los erizos morunos en las islas Mediterráneas de Baleares, Canarias, Córcega y Cerdeña constituye un fenómeno recurrente desde el Neolítico. La acción humana ha sido el factor determinante para la propagación del animal.

“Una serie de datos geográficos, culturales y zoológicos proporcionan una evidencia circunstancial que señala a los Almohades (invasores musulmanes procedentes de la región occidental del Atlas) como los agentes responsables de la introducción del erizo en la isla de Menorca”, explicó a SINC el coautor del estudio, Juan Rofes.

Los científicos se han centrado en el estudio comparativo del erizo moruno con las subespecies actuales, ligeramente más pequeñas y también presentes en la región del Atlas, en Marruecos y el Magreb.

El erizo, un animal apreciado por su carne

La carne del erizo moruno era un manjar para los Almohades, quienes también consideraban las propiedades médicas del animal, incluidas sus púas, en varios tratados. La caza del animal puede ser uno de los motivos por los que el erizo se desplazó de un lugar a otro, hasta algunas islas del Mediterráneo. Un caso similar de dispersión ha ocurrido con otras especies mediterráneas como el conejo.

Para Rofes, “es muy probable que este caso forme parte de un fenómeno de translocación animal a mayor escala, cuyos detalles se están investigando actualmente, y del que también formarían parte la jineta (Genetta genetta) y el dromedario (Camelus dromedarius)”.

El erizo moruno es la única especie originaria del Norte de África cuya expansión ha llegado hasta las Islas Baleares, las Canarias, Malta, Djerba y el sudeste de la Península Ibérica. Hasta ahora se pensaba, desde un punto paleoambiental, que este animal constituía un endemismo de los países mediterráneos.

------------------

A. Morales, J. Rofes. “Early evidence for the Algerian hedgehog in Europe”, Journal of Zoology 274 (1): 9-12 ENE 2008.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Una población desconocida de homínidos habitó el Corredor Levantino

Una bóveda craneal parcial y una mandíbula con parte de la dentición, halladas en Israel junto con restos de animales y herramientas, han llevado a los científicos hasta un nuevo tipo de Homo. Lo han denominado Nesher Ramla, como el lugar donde fue hallado.

La primera víctima conocida de un tiburón es un hombre muerto hace 3.000 años

Las noticias sobre ataques de tiburón en diversas partes del mundo son frecuentes en nuestros días, pero un estudio internacional informa del primero a un humano del que se tiene constancia: un hombre, posiblemente un pescador, atacado en un mar de Japón entre el año 1370 y 1010 a. C. Su esqueleto ha aparecido sin una mano ni una pierna y con múltiples dentelladas.