Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El estado oxidativo, indicador de la evolución del cáncer colorrectal

El cáncer colorrectal está entre las primeras causas de muerte por neoplasias. Son múltiples los factores que pueden determinar la aparición de un tumor y entre ellos se encuentra el estrés oxidativo, que deriva de un exceso de radicales libres en nuestro organismo. Para combatirlos, nuestro organismo posee una serie de mecanismos antioxidantes y el balance entre unos y otros determina el estado oxidativo.

Patológica de cáncer colorrectal. Imagen: Dicyt.

La investigadora burgalesa Reyes de Santiago, como parte de su tesis doctoral (que realizó en la Unidad de Investigación de la Fundación Burgos por la Investigación de la Salud, en colaboración con el Servicio de Oncología Médica del Hospital General Yagüe y la Universidad de Burgos; y que fue codirigida por Carlos Girón y Pilar Muñiz), se planteó analizar el estado oxidativo de 85 pacientes con cáncer colorrectal con el objetivo de averiguar si alguno de los parámetros de estrés oxidativo podía emplearse como indicador de la progresión de la enfermedad.

Tras múltiples ensayos se determinó cómo dos del total de los parámetros analizados (grupos carbonilos e hidroperóxidos) se postulan como biomarcadores del daño oxidativo, siendo muy sensibles a cambios en el avance de la enfermedad. Por otra parte, la sustancia antioxidante tiorredoxina se estableció como un posible biomarcador indicador de evolución del cáncer.

Estos tres parámetros, que se pueden determinar con un sencillo análisis de sangre, podrían permitir conocer la evolución de la enfermedad así como la respuesta al tratamiento quimioterápico. Además, es bien conocido cómo el estado oxidativo puede condicionar parte de la eficacia terapeútica de determinados fármacos. Por lo tanto, conocer dicho estado del paciente podría permitir añadir al tratamiento algún agente modulador que permitiera dirigir el estado oxidativo del enfermo al nivel más óptimo y conseguir así aumentar la eficacia terapeútica.

“Estos parámetros de estrés oxidativo en un futuro se podrían emplear para que con un simple análisis de sangre pudiéramos conocer cómo va progresando la enfermedad y cómo va respondiendo al tratamiento quimioterápico sin necesidad de someter al paciente a pruebas diagnósticas muy costosas”, asegura Reyes de Santiago.

Además, en diversos estudios se ha puesto de manifiesto cómo puede existir enfermedad a nivel bioquímico y, sin embargo, no es perceptible en una prueba diagnóstica visual como es el escáner, anticipando o poniendo en alerta de una posible recaída clínica.

Estrés oxidativo y prevención

El conocimiento en detalle de los mecanismos por los cuales los radicales libres, a través del estrés oxidativo, producen el cáncer colorrectal podría permitir en un futuro el diseño de nuevas estrategias terapeúticas encaminadas a prevenir el desarrollo de la enfermedad o bien minimizarla, indica la investigadora.

Actualmente, a pesar de que existe cierta controversia al respecto, las acciones preventivas que se pueden poner en marcha no van más allá de una vida saludable, dieta equilibrada, baja en grasas, por debajo del 20% de las calorías y ejercicio físico con consumo de alcohol moderado y sin hábito tabáquico.

Fuente: DICYT
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Nuevos biomarcadores en sangre para diagnosticar el cáncer de colon metastásico

Investigadores españoles han descrito nuevos marcadores en sangre para detectar el cáncer de colon metastásico y predecir su respuesta al tratamiento. Estos hallazgos suponen un gran avance en la detección y pronóstico de esta enfermedad.

Leticia Fernández Friera, cardióloga especializada en salud femenina
“Las mujeres debemos ir a revisiones cardiacas, igual que hacemos con las ginecológicas”

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en mujeres en Europa debido, entre otras cosas, a la falta de concienciación y a la escasa representación femenina en los ensayos clínicos. Esta investigadora se ha puesto al frente de un estudio en el que van a participar 240 voluntarias españolas para promover hábitos saludables y fomentar el uso de las técnicas de imagen en su prevención.