Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Ciencias de la Vida

El genoma de los perros europeos persiste desde el Neolítico

El análisis del ADN de perros europeos demuestra su continuidad genética desde los inicios del Neolítico hasta hoy y rebate la teoría previa de un reemplazo de la población de canes al final del periodo. El estudio, llevado a cabo por un equipo científico internacional, afirma que el proceso de domesticación fue único y ocurrió entre hace 20.000 y 40.000 años.

Marina López Ortega
18/7/2017 17:00 CEST

Los científicos estiman que la domesticación de los perros ocurrió entre hace 20.000 y 40.000 años. / Daniel Sebastián Cueto

Las investigaciones acerca de la evolución de los perros y el momento en que se convirtieron en 'los mejores amigos del hombre' son tan diversas como sus teorías. Una de las últimas, publicada el pasado año en Science, apuntaba a un reemplazo de la población de canes europeos durante el Neolítico, a causa de la migración de individuos procedentes de Asia, que dio fruto a las razas actuales.

"Hubo un cambio muy pequeño en la reserva genética de los perros entre hace 15000 años y hoy", K. Veeramah

Sin embargo, esta semana la revista Nature Communications destaca el trabajo de un equipo internacional de investigadores que muestra evidencias de continuidad en el genoma de los perros europeos desde los primeros momentos del Neolítico hasta hoy, dando esquinazo a la teoría previa.

Para comprender la relación genética que existe entre nuestros perros y los que habitaban Europa en la antigüedad, el grupo liderado por Laura Botigué de la Universidad de Stony Brook (EE UU) ha analizado las secuencias genómicas de los restos de dos perros en Alemania procedentes de ese periodo y otro localizado en Irlanda de un estudio anterior.

“Descubrimos que los perros del Neolítico temprano (7000 años) y del Neolítico tardío (4700) son bastante similares a las razas europeas actuales. Además, los tres poseen el mismo tipo mitocondrial que los fósiles más antiguos hallados, de hasta 14000 años. Nuestra conclusión, por tanto, fue que hubo un cambio muy pequeño en la reserva genética de los perros en Europa entre hace 15000 años y hoy”, asegura a Sinc Krishna Veeramah, coautor del trabajo y científico de la Universidad de Stony Brook.

Cráneo de perro procedente del final del Neolítico. / Amelie Scheu

“La divergencia de las diferentes poblaciones de perros que vemos hoy en Eurasia probablemente ocurrió miles de años antes de esto, aunque también ha habido un flujo de genes sustancial después”, agrega Veeramah.

Un único proceso de domesticación

Así, el análisis genómico no solo contradice un reemplazo significativo de la población de perros durante el Neolítico, sino que rechaza la teoría previa sobre una domesticación paralela –en el este y el oeste de Eurasia– a partir de dos poblaciones de lobo diferentes y sitúa el comienzo de la 'amistad' con el hombre entre hace 20.000 y 40.000 años.

Los científicos estiman que la domesticación ocurrió hace entre 20000 y 40000 años

“No se han encontrado evidencias de dos eventos independientes de domesticación ni de un reemplazo de perros indígenas del Paleolítico europeo como sugería el grupo de Oxford el año pasado. Por el contrario, nuestros datos apoyan que se trató de un único evento de domesticación para todos los perros modernos a partir de una población de lobos grises”, detalla el investigador.

Según estiman de los expertos, este proceso estaría enmarcado por dos eventos mayores: la diferenciación entre lobos y perros, primero, y la divergencia entre perros orientales y occidentales, después.

Los resultados de esta investigación demuestran que la historia de los perros domésticos es tan enrevesada como la de sus dueños. Por el momento, los científicos necesitan recopilar un mayor número de muestras, incluyendo restos antiguos de otras regiones de Asia y Oriente Medio, claves para determinar una estructura demográfica más precisa de los canes y su evolución.

Restos de un perro europeo de aproximadamente 5.000 años. / Timo Seregely

Referencia bibliográfica:

L. R. Botigue et al. "Ancient European dog genomes reveal continuity since the Early Neolithic". Nature Communications, 18 de julio de 2017. DOI: 10.1038/ncomms16082

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
El declive de la biodiversidad marina tropical empeorará a finales de siglo

Gracias al uso del registro fósil, un equipo de científicos, con participación de la Universidad de Santiago de Compostela, ha reconstruido los patrones de la biodiversidad marina de los últimos miles de años ​​y ha realizado proyecciones con los niveles actuales de emisiones de CO2. Los resultados indican que la crisis climática intensificará la reducción de la diversidad pelágica tropical hasta niveles que no se han visto en millones de años.

Alt de la imagen
Algunos animales pueden identificar el ritmo musical

Un grupo de científicos ha explorado las bases biológicas de la música en roedores. Sus resultados muestran que los animales son capaces de reconocer el ritmo musical de una canción, por lo que sugieren que esta capacidad cognitiva debe tener unas raíces evolutivas muy profundas.