Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El juego de palabras de la cumbre del clima

Dos semanas, más de 40.000 personas de todas partes del mundo y un tema común: el cambio climático. Así podría resumirse en una sola frase la actividad de esta cumbre del clima que está a punto de terminar en París, a la espera de que las 196 partes aprueben a lo largo de la tarde el ansiado acuerdo por el futuro del planeta. El texto final acaba de ser presentado.

Estas son algunas de las palabras más escuchadas durante la COP21. / SINC

Un chino, un español y un francés se sientan en la mesa de un bar la mañana de este sábado en París. Aunque pueda sonar a chiste, lo mejor está por venir. En vez de comentar el partido de la liga de turno o la película que se estrena esta semana charlan de mitigación, adaptación, diferenciación y financiación. No juegan al scrabble, ni hablan en clave. Están en la cumbre del clima de París que acaba de presentar su texto final. El día de hoy puede pasar a la posteridad.

"El acuerdo contiene los principales progresos que muchos pensaban que serían imposibles. Es diferenciado, justo, duradero, dinámico, equilibrado y jurídicamente vinculante", ha declarado Laurent Fabius, presidente de la COP21 y Ministro de Asuntos Exteriores francés.

"El texto es diferenciado, justo, duradero, dinámico, equilibrado y jurídicamente vinculante", ha señalado Fabius

A lo que François Hollande ha añadido: "De qué habrá servido todo el trabajo si no llegamos a un acuerdo. El último paso es el que permite llegar a la meta". Este documento integra las voluntades individuales de los países respecto a la lucha climática por un bien común, la protección del planeta. Hasta esta tarde no sabremos si el 12 de diciembre de 2015 pasará a los libros de historia.

Algunas claves para entender el texto final

Los asistentes a este macro evento saben que para llegar hasta aquí, además de dominar el inglés con sus múltiples acentos, tienen que traer la lección aprendida de la sopa de letras, palabras y siglas que componen los textos. Estos son algunos de los términos más oídos por los pasillos, conferencias, salas de prensa y plenarios. Son la base del texto y este su significado:

Mitigación. Son las medidas, políticas, tecnologías y prácticas que los estados van a tomar para controlar las emisiones de CO2 y no superar el límite de aumento de las temperaturas de 1,5 ºC o 2 ºC respecto a los niveles preindustriales.

Contribuciones. Más de 180 países han aportado sus contribuciones determinadas e intencionadas a nivel nacional (INDC, por sus siglas en inglés) de las emisiones de gases de efecto invernadero. El texto final del acuerdo incluye revisiones cada cinco años de dichas contribuciones. Además, invita al Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC) a proporcionar un estudio técnico en 2018 sobre los impactos del calentamiento global de 1,5 ºC y sobre la evolución de la emisión de los gases de efecto invernadero.

El futuro acuerdo establece que en 2025 se revisará al alza el fondo económico de los 100.000 millones de dólares

Adaptación. En este punto la frase hecha 'adaptarse o morir' adquiere su total significado. Es la forma en la que los sistemas humanos o naturales se ajustan a los entornos nuevos o cambiantes provocados por el calentamiento global. A este apartado están asociados varios fondos de financiación.

Diferenciación. Se trata de la responsabilidad común pero diferenciada de los estados. En los objetivos de reducción de emisiones, los países industrializados, y por tanto los más contaminantes, tienen que responsabilizarse más, y los países en desarrollo actuar en función de sus capacidades económicas. Sin embargo, mientras que EE UU ha aceptado ser uno de los países más contaminantes, otros países emergentes y con grandes emisiones de CO2 como China, India y Sudáfrica –en las últimas horas, Brasil se ha unido a la Coalición de Alta Ambición Climática– se han mostrado hasta ahora reticentes.

Financiación. Los países más empobrecidos recibirán una ayuda económica para enfrentarse a los efectos del cambio climático. Pero aún queda por decidir cómo se distribuirán las ayudas y qué países contribuirán. A esto se une la ayuda de 100.000 millones de dólares a partir de 2020 para los países más desfavorecidos. El futuro acuerdo establece que en 2025 se revisará al alza este fondo económico.

Pérdidas y daños. Se definen como los efectos negativos de la variabilidad del clima y el cambio climático que las personas no han podido sobrellevar. Las pérdidas y daños están intrínsecamente ligadas al esfuerzo de mitigación y adaptación, en el sentido que cuanto más ambiciosamente se persiga la mitigación, menos efectos de cambio climático habrá; y cuantas más adaptaciones se realicen, menos efectos de pérdidas y daños.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
El Ministerio de Ciencia apuesta por la cultura científica con el mayor presupuesto en 15 años

La Convocatoria de Ayudas para el fomento de la Cultura Científica, Tecnológica y de la Innovación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) tendrá un presupuesto de 4,5 millones de euros para 2022, el mayor desde 2007. Así lo ha anunciado la titular de Ciencia, Diana Morant, en el transcurso de un debate celebrado en la Feria del Libro de Madrid. 

El Centro Internacional de Neurociencias Cajal busca talento español y extranjero

Hoy se han dado a conocer las principales líneas de investigación de este nuevo instituto del CSIC, situado en el campus de la Universidad de Alcalá de Henares. Su apertura está prevista para el año que viene y nace con el objetivo de convertirse en un referente global en el estudio del cerebro. Ya ha lanzado en su página web una convocatoria para reclutar científicos del ámbito de la neurociencia, en la que anima a mujeres y minorías a presentar sus solicitudes.