Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El metabolismo de las células de cáncer de próstata determina la metástasis

El regulador metabólico PGC1A es un gen que está relacionado directamente con el metabolismo de las células del cáncer de próstata y su ausencia se asocia con el desarrollo de la metástasis, según ha podido demostrar un equipo del CIC bioGUNE de Vizcaya.

El profesor de investigación Arkaitz Carracedo / CIC bioGUNE

Un estudio coordinado por CIC bioGUNE ha descubierto que el regulador metabólico PGC1A es un gen que está relacionado directamente con el metabolismo de las células del cáncer de próstata y su ausencia se asocia con el desarrollo de la metástasis.

La hipótesis se fundamenta en reguladores maestros que definen el metabolismo de las células del cáncer de próstata

El cáncer de próstata se encuentra entre los tumores más frecuentes en el mundo. A pesar de su buen pronóstico, existe un grupo de pacientes que no responde al tratamiento y que puede llegar a padecer un cáncer metastático. Conocer la relación entre el tipo de metabolismo de las células del cáncer de próstata y la agresividad de la enfermedad supone un primer paso para identificar pacientes en riesgo de padecer recaídas y metástasis.

Según el profesor de investigación Arkaitz Carracedo, lider del estudio, "identificar este grupo de pacientes es un avance importante para definir terapias personalizadas que sean más eficaces para tratar el cáncer de próstata". La investigación se ha publicado recientemente en Nature Cell Biology.

Las células cancerígenas se nutren de forma diferente a las normales, principalmente debido a que dedican su metabolismo a generar más células y crecer. El objetivo de la investigación ha consistido en conocer el metabolismo de las células del cáncer de próstata, con el fin de obtener información sobre sus mecanismos de propagación.

La hipótesis de partida de equipo se fundamenta en la existencia de reguladores maestros que definen el metabolismo de las células del cáncer de próstata. Tras el análisis detallado de una veintena de estos reguladores, el grupo de investigación identificó PGC1A como el mejor candidato. Su frecuente alteración en pacientes era indicativa de la importancia de este gen.

"Sin embargo, fue el estudio en modelos de ratón lo que nos dio la prueba definitiva: si eliminamos el gen PGC1A, el cáncer de próstata metastatiza; mientras que si aumentamos la dosis del gen en células metastáticas, su agresividad se reduce", afirma Carracedo.

El estudio destaca la importancia de descifrar las características moleculares de cada cáncer para un tratamiento personalizado

Apagar el metabolismo del crecimiento celular

En la investigación se ha demostrado que el factor PGC1A funciona como un interruptor que apaga el metabolismo asociado al crecimiento celular en este cáncer. Los resultados demuestran que una firma genética basada en la actividad de PGC1A es capaz de discriminar pacientes con alto y bajo riesgo de padecer un cáncer de próstata agresivo. "Estos resultados nos motivan a traducir esta firma en un biomarcador que pueda utilizarse en beneficio del paciente, y estamos dando los primeros pasos en esa dirección", dice el científico.

Este estudio arroja luz sobre la importancia de descifrar las características moleculares de cada cáncer para proporcionar un tratamiento personalizado.

El equipo de CIC bioGUNE ha trabajado en estrecha colaboración con el Servicio de Urología del Hospital Universitario de Basurto, liderado por el doctor Miguel Unda, y con el Biobanco Vasco para la investigación, con el fin de corroborar en muestras de tejido de cáncer de próstata los datos obtenidos a partir de bases de datos públicas. “Hemos demostrado la importancia de PGC1A en cáncer de próstata agresivo; el siguiente paso es identificar fármacos que sean más efectivos contra las células que carecen de este gen”, explica Carracedo.

Referencia bibliográfica:

"The metabolic co-regulator PGC1α suppresses prostate cancer metastasis". Nature Cell Biology (abril, 2016)

Fuente: CIC BioGUNE
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Cómo la inmunidad innata entrenada protege frente al SARS-CoV-2 y potencia las vacunas de la covid-19

Un equipo de varias instituciones de investigación españolas ha demostrado que una inmunoterapia compuesta de bacterias muertas protege contra la infección causada por el coronavirus. El estudio se ha hecho en ratones susceptibles a dicho virus.

Trasplantan con éxito un riñón de cerdo modificado a una mujer en muerte cerebral
EFE

Un equipo de cirujanos de la Universidad de Nueva York ha logrado el hito de que el órgano trasplantado funcionara correctamente durante 54 horas. Esta operación allana el camino para que en un futuro se puedan emplear órganos animales modificados genéticamente en humanos.