Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El ruido del tráfico de las carreteras altera la calidad del hábitat del buitre negro

Una nueva metodología permite determinar el nivel de ruido que supone un riesgo potencial para la nidificación del buitre negro. El estudio, desarrollado por la Universidad Politécnica de Madrid, ha logrado así evaluar el impacto de las carreteras en la selección de zonas que realiza esta ave para construir sus nidos.

El buitre negro se considera una especie indicadora de la calidad del hábitat. / Alfonso San Miguel

El buitre negro (Aegypius monachus) es una de las cuatro especies de buitres que nidifican en España, donde se considera una especie bandera, y se encuentra catalogada como vulnerable.

El buitre negro no ubica sus nidos en aquellas zonas donde el nivel continuo equivalente del ruido procedente de la carretera CL-601 −que atraviesa el monte de Valsaín− supera los 40 decibelios

Un equipo de investigadores del Grupo de Economía y Sostenibilidad del Medio Natural, de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), ha combinado el uso de herramientas de modelización de hábitats y de ruido ambiental para cuantificar el impacto del ruido de las carreteras sobre el área potencial de nidificación de esta ave.

Uno de los resultados del estudio, realizado en el monte de Valsaín, en la vertiente segoviana del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, donde se reproduce una de las poblaciones de buitre negro más importantes de Europa, señala que esta especie no sitúa sus nidos en zonas expuestas a un nivel de ruido medio diario superior a 40 decibelios.

El uso de herramientas de modelización de las preferencias de distintas especies de fauna o flora está muy generalizado para evaluar algunas problemáticas relacionadas con su conservación. Sin embargo, con frecuencia, se observa el empleo de la distancia de nidificación a las carreteras como una variable para caracterizar el potencial efecto negativo del tráfico sobre algunas poblaciones de aves nidificantes.

Según los científicos, aunque ese modo de proceder se basa en el principio de atenuación de las ondas sonoras con la distancia a la fuente emisora, debería tenerse en cuenta que la distancia no es el único factor que influye a la hora de evaluar los niveles de exposición al ruido sobre un potencial receptor. 

En el trabajo, publicado en la revista Sustainability, se ilustra la conveniencia de caracterizar adecuadamente las particularidades de cada variable ambiental en la modelización de hábitats, sobre todo en el caso de impactos ambientales.

Evaluar los impactos ambientales

Entre los resultados de esta investigación destaca que el buitre negro no ubica sus nidos en aquellas zonas donde el nivel continuo equivalente del ruido procedente de la carretera CL-601 −que atraviesa el monte de Valsaín− supera los 40 decibelios.

El nivel de ruido procedente de las carreteras y la pendiente del terreno son las dos variables más importantes a la hora de definir el hábitat potencial de nidificación del buitre negro

Este resultado es coincidente con otro trabajo de los mismos autores en el que estudiaron otra colonia reproductora de buitre negro en el madrileño valle del río Lozoya, por donde discurría la carretera M-604 que, sin embargo, soportaba un tráfico cinco veces inferior a la carretera que atraviesa el monte de Valsaín. 

Además, los modelos desarrollados revelan que el nivel de ruido procedente de las carreteras y la pendiente del terreno son las dos variables más importantes a la hora de definir el hábitat potencial de nidificación del buitre negro en la Sierra de Guadarrama.

A pesar de todo ello, como señala Carlos Iglesias Merchán de la UPM, “el impacto de las carreteras sobre el hábitat potencial de nidificación de esta especie (y quizás también en el caso de otras especies) se podría haber sobreestimado en los modelos convencionales donde se ha empleado, con carácter general, la distancia a las carreteras como variable para caracterizar el potencial impacto causado por el ruido de estas”. 

Referencias: 

Esther Ortiz-Urbina, Luis Diaz-Balteiro, Carlos Iglesias-Merchan. "Influence of Anthropogenic Noise for Predicting Cinereous Vulture Nest Distribution". Sustainability 2020, 12(2), 503; https://doi.org/10.3390/su12020503 

Carlos Iglesias-Merchán, Luis Diaz-Balteiro, Javier de la Puente. "Road traffic noise impact assessment in a breeding colony of cinereous vultures (Aegypius monachus) in Spain". The Journal of the Acoustical Society of America 139, 1124 (2016); https://doi.org/10.1121/1.4943553

Los autores del trabajo quieren destacar el apoyo recibido tanto desde el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama como por parte del director y equipo del Centro Montes y Aserradero de Valsaín.

Este trabajo ha sido financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad bajo el proyecto AGL2015-68657-R.

 

Fuente:
UPM
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Los perros que se pasean por la playa afectan mucho más a las aves que la presencia humana

Un investigador de la Universidad de Valencia ha estudiado cómo la presencia de personas y perros paseando en las playas afecta a la reproducción del chorlitejo patinegro. Esta ave huye de su lugar de anidación sobre todo cuando se acercan los canes, al considerarlos como depredadores. El científico destaca la necesidad de regular la entrada de mascotas a las playas para asegurar la conservación de estos pájaros.  

Alt de la imagen
Cerca de 850.000 virus desconocidos en la naturaleza podrían infectar a las personas

Prevenir pandemias a través de la lucha contra la crisis climática y la pérdida de biodiversidad es cien veces más barato que enfrentar brotes como el de covid-19, advierten desde la ONU tras la publicación del último informe de la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas.