Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El sistema inmunitario contribuye a la capacidad invasora de los tumores cerebrales

Un nuevo estudio expone de qué manera el sistema inmunitario facilita que las células tumorales se expandan por el cerebro. El trabajo se ha realizado a partir de muestras humanas de glioblastoma, el tumor cerebral más agresivo, y en modelos celulares en cultivos. Los resultados contribuirán a desarrollar nuevas terapias, ya que hasta ahora no se conoce ninguna efectiva.

Esquema de la actuación de las células inmunitarias en la expansión del glioblastoma. / INc

En un estudio publicado en la revista Brain Communications, el equipo liderado por Carlos Barcia, investigador del Institut de Neurociències (INc) de la Universidad Autónoma de Barcelona, en colaboración con el Hospital General de Valencia, ha analizado el papel que tienen las células inmunitarias en la expansión de los tumores cerebrales más agresivos, los glioblastomas.

La microglía y los macrófagos, células del sistema inmunitario, facilitan la capacidad invasiva del glioblastoma limpiando las zonas necróticas del tumor

La investigación, enmarcada en la tesis doctoral de Elena Saavedra, demuestra por primera vez que la microglía y los macrófagos, células del sistema inmunitario, facilitan la capacidad invasiva del glioblastoma, ignorando las células tumorales y limpiando las zonas necróticas del tumor en su nicho de avance.

Este nicho invasivo, que es la parte del tumor que entra en contacto con el tejido sano, tiene forma de empalizada (pseudopalisade) y no está bien irrigada por los vasos sanguíneos. Esto produce una falta de oxígeno –hipoxia–, que causa, por una parte, que las células tumorales escapen e invadan zonas sanas y, por otra, que se cree un área necrótica dentro del tumor.

La microglía y los macrófagos se desplazan hacia estas zonas hipóxicas y limpian exclusivamente las células tumorales muertas que se encuentran en esta área, facilitando así el crecimiento y la expansión del tumor.

"Por primera vez hemos observado la presencia de células de sistema inmunitario en estas áreas invasoras de los tumores más agresivos. También hemos demostrado que la capacidad fagocítica de estas células no está totalmente perdida, sino que, con las herramientas terapéuticas correctas, podría ser entrenada para facilitar la eliminación de células tumorales", explica Carlos Barcia, coordinador del estudio.

El próximo paso será estudiar cómo se podrían entrenar, a través de inmunoterapia o de otras estrategias, las células de la microglía y los macrófagos para que no jueguen a favor del tumor, sino que contribuyan a su eliminación.

Referencia bibliográfica:

Saavedra-López E, Roig-Martínez M, Cribaro GP, Casanova PV, Gallego JM, Pérez-Vallés A, Barcia C. Phagocytic glioblastoma-associated microglia and macrophages populate invading pseudopalisadesBrain Communications, Volume 2, Issue 1, 2020, fcz043, https://doi.org/10.1093/braincomms/fcz043

Fuente:
UAB
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Nuevos biomarcadores en sangre para diagnosticar el cáncer de colon metastásico

Investigadores españoles han descrito nuevos marcadores en sangre para detectar el cáncer de colon metastásico y predecir su respuesta al tratamiento. Estos hallazgos suponen un gran avance en la detección y pronóstico de esta enfermedad.

Leticia Fernández Friera, cardióloga especializada en salud femenina
“Las mujeres debemos ir a revisiones cardiacas, igual que hacemos con las ginecológicas”

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en mujeres en Europa debido, entre otras cosas, a la falta de concienciación y a la escasa representación femenina en los ensayos clínicos. Esta investigadora se ha puesto al frente de un estudio en el que van a participar 240 voluntarias españolas para promover hábitos saludables y fomentar el uso de las técnicas de imagen en su prevención.