Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Energías renovables y cooperación, claves de la estrategia española en cambio climático

La Comisión Delegada para el Cambio Climático, presidida por María Teresa Fernández de la Vega, ha aprobado hoy la puesta en marcha del Centro Internacional de Cooperación de Energías Renovables (CICER) en Valencia. Según los reponsables, "el centro facilitará el acceso a la energía, contribuirá a la lucha contra el cambio climático y apostará por el uso de las energías renovables". La Comisión también ha analizado las prioridades que mantendrá España en la próxima Cumbre sobre el clima que se celebrará en México a finales de 2010.

Según el MInisterio de Medioambiente, "la lucha contra el cambio climático es un pilar fundamental de la Estrategia 2020 de la UE, como elemento catalizador de la transformación del modelo productivo de la UE". En la imagen, una placa solar fotovoltaica en Barcelona. Foto: Matthias Starte.

El nuevo Centro Internacional de Cooperación de Energías Renovables (CICER) contribuirá además a los Objetivos de Desarrollo del Milenio de Naciones Unidas, como "erradicar la pobreza extrema y el hambre y garantizar la sostenibilidad del medio ambiente".

Entre sus objetivos principales, el CICER promoverá el uso de las energías renovables en países en desarrollo como medio de aprovechamiento de los recursos energéticos propios, en colaboración con agencias nacionales e internacionales de desarrollo. Identificará también oportunidades de desarrollo y propondrá proyectos en colaboración con expertos nacionales.

La Comisión Delegada para el Cambio Climático ha analizado las prioridades que mantendrá España en el marco de las reuniones de ministros y jefes de Estado de la Unión Europea (UE) y de cara a la próxima Cumbre sobre el clima que se celebrará en México a finales de 2010.

Según el Ministerio de Medioambiente, "la lucha contra el cambio climático es un pilar fundamental de la Estrategia 2020 de la UE, como elemento catalizador de la transformación del modelo productivo de la UE". España insistirá para que el Consejo Europeo, que se celebra el próximo 22 de marzo, establezca entre sus objetivos clave para los próximos años la energía y el cambio climático.

De ahí que el gobierno español intente mantener su liderazgo y el de la UE en el ámbito internacional en la "lucha contra el cambio climático". Por ello, ha planteado un borrador de conclusiones "que reflejan su claro compromiso con el proceso de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático en la Cumbre de México".

La Comisión Delegada ya ha estudiado los avances del Instituto de Investigación sobre Cambio Climático (I2C2) en Zaragoza. Entre las actuaciones más inmediatas figuran la presentación pública en Zaragoza, la constitución legal del Instituto, así como la preparación de su programa científico.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
La huella humana provoca más cambios en la vegetación de las islas que el clima

La colonización de las islas ha causado cambios irreversibles que siguen siendo constantes siglos después. Una nueva investigación, que ha cuantificado el impacto humano a través del estudio del polen de hace 5.000 años, revela que las alteraciones de la vida vegetal por la colonización humana son once veces mayores que las debidas al clima.

El deshielo de todos los glaciares del mundo se ha acelerado en lo que llevamos de siglo

En los últimos 20 años, los glaciares han perdido de media un total de 267 gigatoneladas de hielo cada año, según las observaciones realizadas en más de 200.000 de ellos. Los resultados, que se incluirán en el próximo informe del IPCC, muestran que este deshielo es la causa del 21 % del aumento observado en el nivel del mar desde el año 2000.