Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Ciencias de la Vida
El trabajo se publica en 'Annals of Anatomy'

Identifican en las vértebras de los primates dos rasgos exclusivos del género ‘Homo’

Un grupo de investigadores propone dos orificios como únicos del genero Homo tras observar su ausencia en 261 columnas cervicales de 38 especies de primates no humanos. El estudio, además de ofrecer pistas sobre la evolución de los homínidos, puede ser de interés para los estudios clínicos y quirúrgicos de la columna cervical.

Foramen transverso bipartito en la sexta vértebra cervical de H. sapiens, una variante exclusiva del género Homo. / UAM

Un estudio en el que se examinaron 481 columnas cervicales completas (222 correspondientes a humanos y 261 a primates no humanos) propone como propios del género Homo la presencia de dos caracteres anatómicos en las vértebras cervicales.

“Los caracteres observados son forámenes, orificios que permiten el paso o comunicación entre dos estructuras anatómicas, asociados al curso de la arteria vertebral y sus estructuras vasculares y nerviosas subsidiarias”, declara Luis Ríos, investigador del Departamento de Biología de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y primer firmante del estudio.

El trabajo, publicado en Annals of Anatomy, señala que dichos rasgos anatómicos podrían estar relacionados con los cambios debidos a la postura erecta y la locomoción bípeda. “En este sentido, el siguiente paso será el estudio de la presencia o ausencia de estos caracteres en especies fósiles de homínidos; ya sabemos que estaban presentes en neandertales”, señala Ríos.

Los resultados además podrían ser de interés para los estudios clínicos y quirúrgicos de la columna cervical, ya que “se establece una elevada frecuencia de uno de los rasgos como una variante normal”, según indican los autores del trabajo, entre los que también se encuentran investigadores de la Universidad de Valladolid y la Universidad Simon Frasier de Canadá.

La muestra de primates no humanos incluyó chimpancés, gorilas y lémures de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valladolid

La muestra humana en la que se basa el estudio estuvo constituida por esqueletos identificados de adultos y subadultos de cuatro colecciones, localizadas en México, Portugal y España. La muestra de primates no humanos corresponde a la colección del Museo de Anatomía de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valladolid y estuvo constituida por 38 especies representativas de la diversidad filogenética de este orden, desde especímenes de chimpancés y gorilas hasta especímenes de lémures.

Análisis de la muestra

Los expertos estudiaron los esqueletos humanos adultos para clarificar el patrón de frecuencia de los forámenes asociados a la arteria vertebral. La comparación de los resultados con la bibliografía determinó la presencia de un patrón común humano para uno de los rasgos y la presencia en baja frecuencia de otro de los rasgos.

A partir del estudio de esqueletos de fetos y de edades comprendidas entre el nacimiento y los 19 años, los investigadores también lograron determinar que dichos forámenes ya se encuentran formados en la etapa fetal y que su frecuencia no aumenta con la edad.

Referencia bibliográfica:

Ríos L, Muñoz A, Cardoso H, Pastor F. 2013. Short communication: Traits unique to genus Homo within primates at the cervical spine (C2-C7). Annals of Anatomy (dx.doi.org/10.1016/j.aanat.2013.12.003).

Fuente: UAM
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Reconstruyen un arrecife fósil de hace unos 38 millones de años en el Pirineo aragonés

Durante el Eoceno, hace unos 38 millones de años, había un arrecife en lo que hoy es el Pirineo aragonés. Un equipo de científicos españoles ha logrado reconstruirlo y ha descrito tres nuevas especies de cangrejos que vivían en él entre el centenar de fósiles hallados.

Alt de la imagen
El declive de la biodiversidad marina tropical empeorará a finales de siglo

Gracias al uso del registro fósil, un equipo de científicos, con participación de la Universidad de Santiago de Compostela, ha reconstruido los patrones de la biodiversidad marina de los últimos miles de años ​​y ha realizado proyecciones con los niveles actuales de emisiones de CO2. Los resultados indican que la crisis climática intensificará la reducción de la diversidad pelágica tropical hasta niveles que no se han visto en millones de años.