Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
El estudio aparece en ‘Progress in Neuro-Psychopharmacology & Biological Psychiatry’

La cafeína afecta más a los hombres y su efecto comienza sólo a los diez minutos de la ingesta

Un estudio liderado por investigadores de la Universidad de Barcelona (UB) muestra que los efectos de la cafeína son más acusados en los hombres que en las mujeres, y comienzan apenas a los 10 minutos de la toma. Además, y en contra de lo que se creía hasta ahora, un café descafeinado produce una mejoría en el estado de activación.

La cafeína tiene un mayor impacto en el caso de los hombres. Foto: SINC.

“Numerosos estudios han demostrado los efectos estimulantes de la cafeína, pero ninguno había analizado sus efectos en relación al género de los consumidores”. Así explica a SINC Ana Adan, autora principal del estudio e investigadora en el departamento de Psiquiatría y Psicobiología Clínica de la UB, la importancia de su investigación.

Las investigaciones relacionadas con el efecto de la cafeína suelen realizarse con preparaciones cuya dosis de cafeína es mucho mayor a la ingesta normal. Según Adan, la novedad del estudio es “la diferencia de efectos entre hombres y mujeres con un preparado que utilizamos en el 99% de casos para tomar cafeína (café expreso y café expreso descafeinado, con 100 y 5 miligramos de cafeína, respectivamente)”.

Para medir los efectos, los científicos tomaron como muestra a 668 estudiantes universitarios (238 hombres y 450 mujeres) con una media de edad de 22 años. Las medidas fueron tomadas antes y después de la ingesta de cafeína (10, 20 y 30 minutos) y se llevaron a cabo a media mañana (11:00 a 13:00 horas) y por la tarde (16:00 a 18:00 horas), para controlar los posibles efectos de la hora del día.

“Aunque tanto hombres como mujeres mejoraron su actividad con el café y esta mejora aumentó en las mediciones posteriores, se observó un mayor impacto en el caso de los hombres”, apunta a SINC la investigadora catalana.

Al introducir la bebida descafeinada en el estudio, los autores encontraron también una mínima mejoría subjetiva en el estado de activación, con una subida no tan impactante en las posteriores mediciones. “Aunque no podemos decir que sea un placebo, si que notamos un efecto asociado a tomarse un descafeinado (con una cantidad insuficiente para mejorar el estado de ánimo)”, subraya Adan.

Igualmente, los resultados indicaron una pequeña mejoría al tomar café descafeinado tanto en hombres como en mujeres, pero esta vez la mejoría es ligeramente superior en el caso de las mujeres. El efecto de las bebidas descafeinadas en la activación no había sido estudiado previamente.

Tal y como indica la autora, “si uno no puede tomar café normal, un café descafeinado puede aportar también ciertas mejoras. Lo que queda por evaluar es si estos efectos se quedan en un nivel subjetivo, o tienen un impacto en el rendimiento”.

El café produce un beneficio rápido

El efecto de la cafeína es casi inmediato. Estudios anteriores mostraban que la activación comenzaba a los 30-45 minutos de la ingesta, pero el nuevo estudio demuestra que la mejoría empieza apenas a los 10 minutos. Para la investigadora, “45 minutos es el tiempo necesario para alcanzar la máxima concentración en sangre, pero a los pocos minutos, la mitad de esa concentración está ya en la sangre”.

Los expertos fijan el tiempo de duración del efecto de la cafeína entre las dos y tres horas, aunque hay algunos autores que lo prolongan hasta cuatro o cinco, dependiendo de la sensibilidad del individuo y el ritmo de metabolización, que varía muchísimo con la edad.

--------------

Referencia bibliográfica:
Ana Adan, Gemma Prat, Marco Fabbri, Miquel Sánchez-Turet. “Early effects of caffeinated and decaffeinated coffee on subjective state and gender differences”. Progress in Neuro-Psychopharmacology & Biological Psychiatry 32 1698–1703 OCT 2008.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Estas son las cifras de la depresión y ansiedad durante el confinamiento en embarazadas

En España, un 38 % de las mujeres gestantes tenía síntomas de depresión y un 59 % de ansiedad durante el confinamiento, un porcentaje mucho más elevado que el encontrado en la población general. Así concluye un nuevo estudio que revela cómo el impacto emocional negativo era mucho más acusado en aquellas sin un apoyo social óptimo.

La actividad física favorece la salud mental durante el confinamiento

Investigadores españoles han descrito el efecto del movimiento en la salud psicológica de la población durante el inicio de la covid-19 para determinar si la actividad física puede ser una buena estrategia para contribuir al bienestar emocional en otras posibles pandemias.