Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La contaminación atmosférica contribuye al desarrollo de asma en niños y adolescentes

Los resultados de un nuevo estudio, publicado en The Lancet Respiratory Medicine, sugieren que la exposición a la contaminación atmosférica y el hollín en las primeras etapas o en el útero puede contribuir a aumentar la incidencia de asma en la infancia.

En la imagen se aprecia la contaminación atmosférica de la ciudad de Shanghai. / Saperaud/Wikipedia. CC.

Los niveles elevados de contaminación atmosférica son un factor de riesgo para los ataques de asma. En una investigación dirigida por Ulrike Gehring, en la que participaron Josep M. Antó y Elaine Fuertes, investigadores del CREAL, centro aliado ISGlobal, se evaluó la asociación entre la exposición a la contaminación del aire y la incidencia de asma y rinoconjuntivitis en cuatro cohortes de nacimiento de Suecia (BAMSE), Alemania (GINI/LISA del Norte y del Sur), y los Países Bajos (PIAMA).

Los investigadores hallaron que un aumento de la exposición al dióxido de nitrógeno (NO2) y al carbono negro u hollín (cuyo diámetro es inferior a las 2,5 micras) en las direcciones de nacimiento de los participantes aumenta el riesgo de episodios de asma hasta los 14-16 años, pero no de rinoconjuntivitis. Las asociaciones con asma fueron similares en magnitud a otros estudios que relacionan la contaminación del aire con la incidencia de asma.

Los investigadores no observaron ninguna otra asociación entre la incidencia de asma y otras medidas de partículas. “Este estudio es importante porque contribuye a comprender los efectos adversos para la salud de la exposición a la contaminación del aire durante un período crucial de la susceptibilidad al asma”, explicó Fuertes.

La exposición a la contaminación del aire en fases muy tempranas de la vida es un factor de riesgo para el asma en los niños adolescentes

Los autores combinaron datos de 14.126 participantes de cuatro cohortes de nacimiento. Los resultados demuestran que la exposición a la contaminación del aire a temprana edad contribuye al desarrollo de asma en los niños y los adolescentes.

Una muestra representativa

Los puntos fuertes de este estudio son el gran tamaño de la muestra y el seguimiento durante la adolescencia.

Los investigadores hallaron asociaciones positivas tanto en la dirección de nacimiento como en la dirección de la exposición actual, lo que sugiere que la exposición a la contaminación del aire en fases muy tempranas de la vida es un factor de riesgo para el asma en los niños adolescentes. Los factores de riesgo para el asma son complejos e implican numerosas interacciones gen-ambiente.

“Las exposiciones ambientales pueden afectar tanto al sistema inmune en desarrollo y al desarrollo pulmonar (por ejemplo, afectando al tamaño y la estructura de las vías respiratorias) que puede provocar el asma. Aunque la investigación del asma se centra en gran medida en los mecanismos inmunes e inflamatorios que conducen a la hiperreactividad de las vías respiratorias, en el asma se desarrollan alteraciones en la estructura de las vías respiratorias desde el principio, que tienen el potencial de afectar la inmunidad de la mucosa”, especificó Antó.

Referencia bibliográfica:

Ulrike Gehring et al. Exposure to air pollution and development of asthma and rhinoconjunctivitis throughout childhood and adolescence: a population-based birth cohort study. The Lancet Respiratory Medicine 2015

Steve N Georasemail, Edwin van Wijngaarden, David Q Rich. Air pollution and asthma incidence: doubt no more? The Lancet Respiratory Medicine

http://www.thelancet.com/journals/lanres/article/PIIS2213-2600(15)00426-9/abstract

http://www.thelancet.com/journals/lanres/article/PIIS2213-2600(15)00473-7/fulltext

Fuente: CREAL/ISGlobal
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
La leche materna de mujeres infectadas y vacunadas contiene anticuerpos frente a la covid-19

Dos estudios liderados por investigadores españoles determinan el impacto de la infección por SARS-CoV-2 en la lactancia materna. Mientras no se hallaron restos del virus en las muestras de leche analizadas, sí se encontraron anticuerpos específicos tanto en mujeres infectadas de forma natural como en vacunadas.

Las vacunas, un cortafuegos para la covid-19

Si algo bueno se puede decir de esta pandemia es que permite admirar el avance del conocimiento en tiempo real. Cuando la vacunación empezó solo se sabía que las vacunas previenen la enfermedad grave; seis meses —y numerosos estudios— después, se puede afirmar que también reducen significativamente la infección y la transmisión.