Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La depresión tiene diferentes síntomas según la cultura de la población

Un equipo liderado por instituciones españolas ha comparado la vivencia del trastorno depresivo de unas 400 personas mayores residentes en España y en Nigeria. En España la fatiga y el cansancio son síntomas prevalentes mientras que en Nigeria lo es la desesperanza.

La soledad y el asilamiento social en la población mayor son algunos factores de riesgo de la depresión. / Pixabay

Aunque la vivencia de depresión tiene un componente universal importante, en España la fatiga y el cansancio son síntomas prevalentes mientras que en Nigeria lo es la desesperanza, según una investigación liderada por la Universidad Complutense de Madrid (UCM), la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y el Centro de Investigación Biomédica en Red en Salud Mental (CIBERSAM).

El estudio, publicado en International Journal of Geriatric Psychiatry, ha comparado los síntomas depresivos en un grupo de personas mayores residentes en España y otro en Nigeria con trastorno depresivo, buscando puntos en común y diferencias.

La depresión afecta a más de 300 millones de personas en el mundo, es la principal causa mundial de discapacidad y la tercera edad es un colectivo especialmente vulnerable

“Lo que principalmente hemos encontrado es que las personas mayores tienen depresión independientemente del lugar de residencia, nivel socioeconómico y cultura en la que se vive, si bien existen algunos aspectos culturales que influyen en que unos síntomas depresivos sean más discapacitantes para una u otra población”, explica Alejandro de la Torre Luque, investigador del Departamento de Medicina Legal, Psiquiatría y Patología de la UCM y del CIBERSAM.

El diseño del estudio y el método analítico son parte de las grandes novedades de este trabajo, cuya muestra fue de en torno a 400 personas mayores española y nigerianas con depresión. Los investigadores obtuvieron datos de dos estudios paralelos de cada país, el Estudio Edad con Salud y el Ibadan Study of Aging.

“Realizamos un análisis de redes que permitió averiguar qué síntomas están haciendo que el trastorno se mantenga o aquellos que podrían ser dianas a los que aplicar tratamientos específicos para reducir la carga global del trastorno”, añade De la Torre.

Una condición que afecta a más de 300 millones de personas

Según la OMS, se calcula que la depresión afecta a más de 300 millones de personas en el mundo. Además, lo sitúa como la principal causa mundial de discapacidad y la tercera edad es un colectivo especialmente vulnerable.

En España la fatiga y el cansancio son síntomas prevalentes de la depresión, mientras que en Nigeria lo es la desesperanza.

“No es una condición mental propia de los países occidentales; todas las personas alrededor del mundo pueden sufrirla. Se hace imprescindible que los gobiernos pongan en marcha acciones específicas para paliar la depresión o sus factores de riesgo, como la soledad y el aislamiento social, en la población mayor. Es una deuda que tenemos con nuestros mayores”, reflexiona el investigador.

Además de la UCM, la UAM y el CIBERSAM, en la investigación han participado el Parc Sanitari Sant Joan de Déu, y el CIBER de Epidemiología y Salud Pública, en colaboración con la Universidad de Ibadán (Nigeria).

Referencia:

De la Torre-Luque, A., Ojagbemi, A., Caballero, F. F., Lara, E., Moreno Agostino, D., Bello, T., … Ayuso‐Mateos, J. L. (2020). “Cross-cultural comparison of symptom networks in late‐life major depressive disorder: Yoruba Africans and the Spanish Population”. International Journal of Geriatric Psychiatry. DOI: 10.1002/gps.5329.

Fuente:
UCM
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Montserrat Lacalle, profesora de Psicología en la Universitat Oberta de Catalunya
“En personas vulnerables vemos más conductas obsesivo-compulsivas por temor a la infección”
Verónica Fuentes

La pandemia por covid-19 activa una emoción universal: el miedo. Pero este no afecta a todos por igual. Los rebrotes pueden obsesionar a los individuos con más tendencia a la ansiedad porque "les dan la evidencia de que su miedo está ajustado a la situación", explica Lacalle. ¿Cuál es el límite? "La clave es que no nos paralice".

Alt de la imagen
¿Tengo un ataque de ansiedad? La pandemia provoca un récord de búsquedas en Google
SINC

Un nuevo estudio revela cómo el elevado número de búsquedas online sobre problemas de salud mental que los ciudadanos de EE UU han realizado durante los meses de máxima incidencia del coronavirus pone de manifiesto la necesidad de incrementar los servicios sanitarios del país.