Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La desigualdad de género en la ciencia afecta sobre todo a los niveles más altos

La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, ha participado hoy en la presentación del 'Libro Blanco sobre la situación de las mujeres en la ciencia española', un documento elaborado por la Unidad de Mujeres y Ciencia del MICINN, con la colaboración de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA), que ofrece las claves para conocer la realidad de las científicas del país.

laboratotrio UPO
La desigualdad de género en la ciencia afecta sobre todo a los niveles más altos. Foto: UPO

La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, ha participado hoy en la presentación del 'Libro Blanco sobre la situación de las mujeres en la ciencia española', un documento elaborado por la Unidad de Mujeres y Ciencia del MICINN, con la colaboración de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA), que ofrece las claves para conocer la realidad de las científicas del país.

"Hay que incidir en las causas de tipo estructural, en los estereotipos y practicas institucionales y personales que generan sesgos y barreras cuyos efectos negativos para las carreras de las mujeres son muy reales", ha declarado Cristina Garmendia, ministra de Ciencia e Innovación.

En los últimos 20 años el porcentaje de catedráticas solo ha aumentado en un 6%

El libro pone de relieve que aún queda camino por recorrer para corregir la desigualdad de género en la ciencia, sobre todo en los niveles más altos de la jerarquía académica, al tiempo que pretende ser un documento de base que ayude a trabajar en la corrección del desequilibrio que supone la escasa presencia de mujeres en el mundo científico.

Según la ministra, el Gobierno ha trabajado activamente para corregir este desequilibrio con iniciativas tan importantes como la nueva Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, "que da un salto importante en materia de promoción del papel que las mujeres deben jugar, incorporando la perspectiva de género". Ha querido subrayar además, que esta Ley incorpora obligaciones orientadas a garantizar que el sistema español de ciencia, tecnología e innovación avance hacia una situación de igualdad efectiva de género.

"Podemos decir sin dudarlo que disponemos actualmente en nuestro país de un marco legal modélico. Así lo reconoció recientemente la catedrática de la Universidad de Stanford, Londa Schiebinger, una experta mundial en este ámbito cuando afirmó que si la legislación española se aplica adecuadamente en el futuro, España se pondrá a la cabeza entre los países modelo de buena práctica internacional", ha señalado Garmendia.

La titular de ciencia ha destacado la necesidad de seguir trabajando en esta línea con medidas al más alto nivel político y de decisión. "En este sentido, el libro revela que aunque el 60% de las personas tituladas en la universidad española son mujeres y se gradúan con mejores expedientes que los varones, sólo el 23% del profesorado de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el 15% de las cátedras de universidad están ocupadas por mujeres", añadió.

El Libro Blanco también constata que en los últimos 20 años el porcentaje de catedráticas solo ha aumentado en un 6%. Garmendia apuntó que sin medidas activas como las que el Gobierno ha tomado con la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, la presencia de mujeres en el sistema científico no sólo no avanza en proporción al número de mujeres cualificadas para acceder a los puestos más altos de la carrera, sino que, en algunos casos y momentos, incluso puede retroceder.

Medidas para el cambio en las intituciones científicas

En el acto de hoy se ha presentado también el informe 'Cambio Estructural en las instituciones científicas: excelencia, igualdad y eficiencia en la investigación y la innovación', publicado por la Comisión Europea.

Los datos aportados por este informe coinciden en grandes líneas con las del "Libro Blanco sobre la situación de las mujeres en la ciencia española". Según este documento, pese a que el 45% de licenciados europeos son mujeres, sólo el 30% de las carreras investigadoras están ocupadas por mujeres (37% en el caso español). Las estadísticas empeoran en las posiciones de liderazgo; sólo 8% de los catedráticos y el 13% de los rectores de universidad son mujeres.

El documento propone cambios estructurales en las instituciones científicas, de manera que las decisiones sean más transparentes, se supriman los sesgos inconscientes de género en las prácticas institucionales, se modernice la gestión de los recursos humanos considerando las implicaciones de género, se promueva la excelencia a través de la diversidad, y se mejoren la investigación y la innovación a través de la integración del análisis de género.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
¿Queremos que la ciencia nos salve? Démosle financiación, atención y dirección

Difundimos esta reflexión del escritor Pere Estupinyà, un extracto actualizado del apéndice del libro A vivir la ciencia. Las pasiones que despierta el conocimiento, publicado por Debate en junio de 2020.

Alt de la imagen
El Plan de choque por la Ciencia y la Innovación destinará 1.056 millones de euros de inversión directa

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dado a conocer hoy los detalles de un plan para mejorar la capacidad de respuesta de la ciencia en un momento crítico. Entre las medidas, destacan el fortalecimiento del sistema investigación biosanitaria y de salud pública, la incorporación de instrumentos para impulsar la innovación de las empresas y una reforma legal para reducir la precariedad e inestabilidad laboral del personal científico.