Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La mortalidad de los indígenas de California tras la colonización española fue similar a la de una epidemia

Una investigación explora el impacto de las misiones europeas en los nativos de California central, con más de 30.000 registros históricos y bioarqueológicos que van desde el 3050 a.C. hasta 1870 d.C. La violencia, esclavitud e inseguridad alimentaria aumentaron la vulnerabilidad de la población local a enfermedades.

Ilustración del libro The Spanish in the Southwest (1903), de Rosa V. Winterburn, donde se ilustra la Misión San Diego Alcalá fundada por el fraile Junípero Serra. / Wikipedia

La comunidad nativa de América experimentó un descenso poblacional drástico con la llegada de los colonizadores europeos. Aunque la literatura científica apunta a que fue uno de los colapsos demográficos más notables de la historia humana, existe incertidumbre sobre la magnitud y la duración de estos eventos, especialmente en la región al oeste de la cordillera de Sierra Nevada, lo que hoy se conoce como California central.

Ahora, una investigación publicada en el último número de PNAS apunta a que la mortalidad en las poblaciones indígenas de California central durante el periodo de contacto con las misiones españolas fue similar a la de aquellas poblaciones que experimentaban una epidemia.

La “disrupción social extrema” que ejercieron los colonizadores hizo que la población local fuese más vulnerable a enfermedades, al tiempo que morían como consecuencia de estas prácticas

Según los autores, los colonizadores ejercieron una “disrupción social extrema” con violencia, esclavizaciones, hambrunas, inseguridad alimentaria, expropiaciones y desplazamientos forzosos que provocó que la población indígena fuese más vulnerable a enfermedades, al tiempo que aumentaba la mortalidad como consecuencia de estas prácticas.

Para determinar el impacto de las enfermedades en las Américas antes y después de 1769, los autores exploraron 10.256 registros de huesos y 23.459 expedientes funerarios históricos creados por las misiones españolas, con datos comprendidos entre el 3050 antes de Cristo y el año 1870 de la era actual.

Brian Codding, investigador de Antropología de la Universidad de Utah (EE UU) y uno de los autores del estudio, detalla a SINC que la investigación emplea modelos demográficos que les permiten comparar y estimar la media de edad de poblaciones en su fallecimiento. "Encontramos que la edad media de las muertes durante el periodo posterior al asentamiento de las misiones españolas se asemejan a las edades de fallecimiento registradas en aquellos grupos que estaban sufriendo una plaga", concreta.

Este patrón de mortalidad comenzó sobre el año 1770 y duró hasta el 1800, periodo en el que la población nativa mantuvo un contacto continuado con los exploradores procedentes de España

Los resultados de esta investigación muestran que este cambio en el patrón de la mortalidad comenzó sobre el año 1770 y duró hasta el 1800. En ese periodo, la población indígena pudo mantener un contacto continuado con exploradores procedentes de España, que establecieron asentamientos permanentes y misiones colonizadoras en California central.

Asimismo, los registros históricos a los que ha tenido acceso el trabajo muestran que hubo muchas más muertes de mujeres (unas 13.166) que de hombres (cifradas en 10.293). No obstante, los autores aclaran que no se ha podido determinar el sexo de gran parte de los registros esqueléticos, por lo que no han evaluado este patrón en concreto.

"No hemos estudiado los registros históricos cuidadosamente para desarrollar cualquier hipótesis, aunque es posible que examinemos esto en el futuro", comenta a SINC el investigador principal Terry Jones, del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Politécnica Estatal de California.

Sin indicios de “rebote” de flora y fauna

La invstigación no ha encontrado indicios que sustenten el “rebote” de flora y fauna local tras el descenso poblacional de los indígenas a partir de 1492

Una hipótesis planteada por algunas investigaciones que estudian el impacto de la colonización en California sugieren que el descenso poblacional de los indígenas a partir de 1492 está vinculado con un aumento de los animales de caza autóctonos y la flora local. Este efecto se denomina el “rebote” de la flora y la fauna nativa.

En este sentido, la investigación de Jones y su equipo no ha encontrado indicios que sustenten este “rebote” tras el asentamiento de los colonos españoles. “En lugar de este fenómeno, nuestros hallazgos sugieren que entre 1770 y 1850 se produjo un periodo de caos ecológico, con múltiples fuerzas a gran escala en juego, incluyendo la despoblación de los nativos y el intento de genocidio cultural asociado a la invasión colonial”, concluyen los autores.

Referencia:

Terry L. Jones et al. "Historic and bioarchaeological evidence supports late onset of post-Columbian epidemics in Native California”. PNAS (2021). DOI: https://www.pnas.org/cgi/doi/10.1073/pnas.2024802118

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Los grupos sanguíneos de neandertales y denisovanos desvelan parte de su historia

Un equipo del Centro Nacional de Investigación Científica francés ha analizado el ADN de tres neandertales y un denisovano que dan nuevas pistas sobre la historia evolutiva de nuestros ancestros. Han confirmado su origen africano, su escasa variabilidad genética y proponen varias razones para su extinción.

Agustín Fuentes, especialista en evolución
“Darwin y Galileo intentaban introducir nuevo conocimiento en el mundo y eso es un acto político”

El origen del hombre de Charles Darwin, uno de los textos más influyentes de la historia de la biología, cumple 150 años. El antropólogo de la Universidad de Princeton Agustín Fuentes publica en la revista Science un ensayo en el que analiza el legado más problemático del libro. SINC ha hablado con él para entender cómo acercarse al naturalista británico y a su obra hoy.