Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La nave Dawn llega a Ceres como el primer visitante de un planeta enano

Este viernes la sonda Dawn de la NASA alcanza Ceres, el objeto más grande del sistema solar entre Marte y Júpiter. Su entrada en la órbita del planeta enano ayudará a desvelar algunos de sus misterios, como sus enigmáticas manchas brillantes, y a comprender mejor los orígenes del sistema solar.

Ilustración de la nave espacial Dawn llegando al planeta enano Ceres. / NASA/JPL-Caltech

Después de un viaje de siete años y medio, la nave Dawn de la NASA llega hoy a su destino: el planeta enano Ceres, que orbitará durante los próximos 14 meses para analizar este diminuto mundo de 950 km de diámetro. Se trata del mayor y más masivo objeto del cinturón principal de asteroides, localizado entre Marte y Júpiter.

Dawn se convierte en la primera nave espacial que llega a un planeta enano. "Va a hacer historia", destaca Robert Mase, director del proyecto para esta misión desde el laboratorio JPL de la NASA en California (EE UU). "Nuestro equipo está preparado y con muchas ganas de descubrir lo que Ceres nos tiene reservado".

"El estudio de Ceres abre una ventana al primer capítulo de la historia del sistema solar", dicen los investigadores

Una de las imágenes más intrigantes que ha ofrecido la cámara de la sonda durante su acercamiento de los últimos días son los puntos brillantes que aparecen en un cráter de Ceres, que, en su conjunto, se estima que contiene un 25% de agua. Los científicos confían en que la proximidad al planeta enano ayude a aclarar sus características geológicas y atmosféricas.

"Además, el estudio de Ceres nos permite abrir una ventana al primer capítulo de la historia del sistema solar", señala Jim Green, director de la División de Ciencias Planetarias de la NASA. "Los datos que envíe Dawn puede aportar avances significativos en nuestra comprensión de cómo se formó nuestro sistema solar", recalca el experto.

El planeta enano Ceres, con un periodo de rotación de nueve horas, fue descubierto en 1801 por el sacerdote astrónomo Giuseppe Piazzi. Fue el primero de la sucesión de objetos que se encontraron después en el cinturón principal de asteroides. Al principio se lo clasificó como planeta, luego como asteroide, y finalmente como planeta enano en 2006, junto con Plutón y Eris.

Nombres de dioses y festivales de agricultura

Ceres es el nombre de la diosa romana de la agricultura y las cosechas. Según se vayan caracterizando los cráteres del planeta enano también se irán designando con nombres de dioses y diosas de la agricultura y la vegetación de la mitología mundial. Otras formaciones del diminuto planeta se nombrarán como diversos festivales agrícolas.

La sonda Dawn (‘amanecer’, en inglés) se lanzó en septiembre de 2007. La nave exploró el asteroide gigante Vesta durante 14 meses entre 2011 y 2012. Su tour de dos paradas por el sistema solar está siendo posible gracias a tres motores iónicos de xenón, un sistema que es más eficiente que la propulsión química tradicional.

Esta misión está liderada por la NASA, pero también participan la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), el Centro Aeroespacial Alemán, el Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar, la Agencia Espacial Italiana, el Instituto Nacional de Astrofísica de Italia y diversas empresas.

video_iframe

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Perseverance toma una imagen panorámica en alta definición desde su lugar de amartizaje

La segunda panorámica facilitada por el rover de la NASA muestra a gran resolución el borde del cráter Jezero y el entorno de un antiguo delta fluvial del planeta rojo. La foto está formada con 142 imágenes tomadas por el instrumento Mastcam-Z.

¿Onda gravitacional por fusión de agujeros negros o estrellas de bosones?
SINC

Investigadores españoles y portugueses plantean que la colisión de agujeros negros más masiva jamás observada, que produjo la onda gravitacional GW190521 registrada por los detectores LIGO y Virgo el año pasado, podría ser algo todavía más misterioso: la fusión de dos estrellas de bosones. De confirmarse, sería la primera prueba de la existencia de estos objetos hipotéticos que constituyen uno de los principales candidatos para formar la materia oscura.