POLÍTICA CIENTÍFICA: Política científica

La revisión de los estudios científicos en revistas es subjetiva y de calidad variable

English
  • Facebook
  • Delicious
  • Meneame
  • Arroba

La revisión por pares en ciencia –donde científicos independientes expertos en la materia valoran el paper– es la estrategia actual para garantizar la calidad y el control en la investigación científica y, por ello, es fundamental para el mundo académico. Sin embargo, un estudio liderado por la portuguesa Catarina Ferreira desentraña por qué este sistema recibe con frecuencia duras críticas sobre su efectividad y transparencia, y propone alternativas para mejorarlas.

Más información sobre:
revistas
revisión
ciencia
transparencia
calidad

SINC | | 10 junio 2015 10:19

<p>En el ámbito de las publicaciones científicas, el proceso conocido como ‘revisión por pares’ consiste en la evaluación de manuscritos por dos o más revisores independientes cualificados/ INIM</p>

En el ámbito de las publicaciones científicas, el proceso conocido como ‘revisión por pares’ consiste en la evaluación de manuscritos por dos o más revisores independientes cualificados/ INIM

En el ámbito de las publicaciones científicas, el proceso conocido como ‘revisión por pares’ consiste en la evaluación de manuscritos –que se envían a revistas científicas para su publicación– por dos o más revisores independientes cualificados, que son normalmente expertos en el tema.

Catarina Ferreira, investigadora de la Universidad de Trent (Canadá), del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos y del CIBIO-UP de Portugal, lidera un estudio en el que se revisa la historia de este proceso de revisión. En el trabajo, publicado en Biological Reviews, Ferreira destaca la resistencia de esta técnica a los cambios en las prácticas de publicación, lo que ha agudizado las vulnerabilidades de este sistema.

"El proceso de revisión por pares es lento, altamente subjetivo y, como resultado, la calidad de las revisiones es muy variable”, asegura Ferreira

“Actualmente las principales debilidades están relacionadas con tres aspectos: el carácter voluntario de la revisión por pares, ya que los ‘pares’ solo participan en el proceso si lo desean; la disparidad de criterios o guías de revisión producidas por las revistas científicas; y una falta de reconocimiento tangible de los revisores por el servicio prestado a la comunidad científica. Todo esto hace que el proceso de revisión por pares sea lento, altamente subjetivo y, como resultado, que la calidad de las revisiones sea muy variable”, declara a Sinc la investigadora.

Esto supone un grave problema no solo para la comunidad científica, sino también para las revistas que en los últimos años han reconocido abiertamente la dificultad creciente para asegurar la participación de científicos como revisores –en ecología la tasa de no aceptación para revisar artículos es del 49%– y obtener exámenes de alta calidad.

“Algunos casos de fraude científico y de retracciones de artículos –añade Ferreira– están aumentando, y son el reflejo de un escrutinio poco eficaz que tiene por base una revisión por pares débil”.

Los pasos para publicar en una revista científica

En el caso concreto de este estudio, todos los autores –biólogos de formación– se centraron en el campo de ecología y evolución. Entre los centenares de revistas científicas que se publican en estos campos eligieron contactar con las 38 revistas consideradas las ‘top’, tal y como aparecen clasificadas por el rango producido por el Google Scholar Metric.

"Actualmente incluso las revistas que tienen los sistemas más organizados se debaten con revisiones débiles", señala la investigadora

“Lo hicimos de este modo simplemente porque asumimos que las revistas que tienen un ‘tráfico’ de artículos recibidos superior también poseen una mayor presión para mejorar el sistema de revisión por pares”, argumenta la experta. De las 38 revistas seleccionadas sobre ecología y evolución, la revisión por pares se definió como “no consistente” en todas ellas y los científicos aseguran que es algo transversal a prácticamente todos los campos científicos.

“La definición de una revisión por pares ‘ideal’ es algo complejo y actualmente incluso las revistas que tienen los sistemas más organizados se debaten con revisiones débiles, lo cual pone en evidencia que estandarizar criterios y directrices de revisión no resuelve del todo las debilidades del sistema”, añade la investigadora.

¿Cómo mejorar este sistema?

Existen algunas medidas que se han sugerido como potenciales mitigadoras de las debilidades como, por ejemplo, la privatización de la revisión por pares y que la participación sea obligatoria.

“Ninguna de las medidas propuestas hasta ahora tiene el potencial de resolver los problemas a largo plazo", dice Ferreira

“Aplicar factores de corrección al denominado índice-h –el número más elevado de artículos que un autor ha publicado y citado al menos el mismo número de veces–, pagar honorarios a los revisores u ofrecerles regalías (como descuentos en las tasas de suscripción o notas de agradecimiento) son algunas de las propuestas. Por otro lado, algunas editoras están haciendo esfuerzos por armonizar los criterios de revisión entre ellas, como el British Ecological Society, y existen algunas guías de revisión, aunque estas no tienen criterios consensuados sobre qué es lo más relevante”, enfatiza Ferreira.

En las 38 revistas analizadas quedó patente la disparidad de maneras en las que estas publicaciones instruyen a sus revisores sobre la revisión por pares, desde la completa ausencia de directrices y criterios poco claros, hasta sistemas más formales con formularios y criterios definidos.

“Ninguna de las medidas propuestas hasta ahora tiene el potencial de resolver los problemas a largo plazo, porque son parciales y poco holísticas. En nuestra opinión, un proceso de revisión por pares contemporáneo con las necesidades actuales de la comunidad científica debería estar centralizado en una plataforma –independiente de las revistas, cuyos intereses son sobre todo económicos– con criterios y directrices de revisión claros, ajustados por campo científico”, concluye la investigadora.

También proponen que esta centralización esté liderada por científicos, ya que así se facilitaría la estandarización del proceso y se incrementaría la transparencia y fiabilidad del mismo. 

Referencia bibliográfica:

Catarina Ferreira et al. “The evolution of peer review as a basis for scientific publication: directional selection towards a robust discipline?” Biological Reviews 2015, doi: 10.1111/brv.12185. 

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Zona geográfica: España
Fuente: SINC

Comentarios

  • Borja |12. junio 2015 09:44:42

    Hoy en día, con internet, creo que la mejor forma de evaluar un artículo es el impacto que tiene, no lo que dos personajes hayan decidido. Comprendo que cierto filtro está bien para preservar ciertos criterios editoriales, pero los que verdaderamente "evaluarán" el artículo son los científicos. No dos, sino todos. Por ello, tal vez, el índice de impacto no será cosa de un revista, sino de ciertos artículos, y así el "monopolio" de ciertas editoriales se verá derrotado.

    Responder a este comentario

  • Joaquin Felix Rodriguez Bassecourt |15. junio 2015 09:49:42

    Lo cierto es que todas las soluciones están condenadas a ser algo así como los intentos de reforma de la Iglesia Católica desde el siglo XIII hasta las primeras décadas del siglo XVI. Solo al final del siglo XVI el Concilio de Trento realizo una verdadera reforma de la Iglesia Católica, entre las cuales esta la adopción de un nuevo calendario fundamentado en las aportaciones de todos los descubrimientos científicos del siglo XVI, con la sola excepción del sistema heliocéntrico. Sistema heliocéntrico que también fue rechazado por los reformadores, al igual que el calendario científico aprobado por el Papa Gregorio.

    Pero esta reforma se hizo bajo la presión de la Reforma Protestante y en un momento en que a la Iglesia Católica solo podía sobrevivir reformándose, de modo que la reforma de la valoración solo podrá hacerse si desde el punto de vista científico se sustituye las valoraciones formales, ya sean por el prestigio o por el nivel de aceptación, ya que la veracidad de lo evaluado no depende ni del prestigio de los valoradotes ni de la aceptación y seguimiento de aquello que se valora, sino de la capacidad dialéctica de quienes evalúan para establecer rigurosos criterios de veracidad.

    La dialéctica en un sentido profundo es la capacidad realizar el dominio dialéctico de la materia cognoscitiva. Pondré un breve ejemplo.

    Las paradojas de la teoría de conjuntos, son imposibles de resolver a través de los dominios y valoraciones formales de tipo matemático, pero son muy fáciles de resolver si razonamos dialécticamente lo siguiente:

    El conjunto de los números enteros, de los números múltiplos, de los cuadrados, de los cubos, etc. Si consideramos que todos los conjuntos existen uno al lado del otro, el asunto es una paradoja irresoluble, pero si consideramos que todos los números múltiplos, cuadrados, cubos, etc., están dentro del conjunto de los números enteros, todos los conjuntos de números enteros cualesquiera que sea su naturaleza son particiones de conjunto de los números enteros, careciendo por tanto de existencia independiente al margen del conjunto de los números enteros.

    Acabamos pues de resolver una insoluble paradoja de la teoría de conjuntos, superando el conocimiento o dominio puramente formal de la teoría de conjuntos, por el dominio dialéctico de la misma. Por tanto el problema de la calidad evaluativa del conocimiento científico es sustituir la evaluación formal por la dialéctica.

    Responder a este comentario

QUEREMOS SABER TU OPINIÓN

Por favor, ten en cuenta que SINC no es un consultorio de salud. Para este tipo de consejos, acude a un servicio médico.

AGENCIA SINC EN TWITTER