Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Ciencias de la Vida

La serpiente fantasma con ojos de gato que se esconde en Madagascar

El pálido color de su piel le ha valido el nombre de serpiente fantasma, pero también ha contribuido a ello su comportamiento esquivo y huidizo. La serpiente Madagascarophis lolo –“fantasma” en malgache, el idioma local–, protagonista de #Cienciaalobestia, es activa sobre todo durante la noche como sus parientes, pero ha sido hallada lejos de donde viven las de su género en Madagascar.

Los científicos llamaron a la nueva serpiente Madagascarophis lolo –que en malgache significa fantasma– por su pálido color. / Ruane et al.

En febrero de 2014, un equipo de científicos de Madagascar y EE UU se adentró en el Parque Nacional de Ankarana, al norte de la isla de Madagascar, atravesando una nueva ruta a través de pináculos rocosos de caliza, conocidos como Tsingy. Tras caminar durante más de 27 kilómetros bajo una lluvia constante dieron con lo que andaban buscando: una nueva especie de serpiente.

El equipo halló el escondite de la serpiente de color grisáceo muy claro en una época idónea: el temporada de lluvias, momento en el que serpientes son más activas

“Fue muy duro y supuso mucho trabajo, pero la recompensa fue grande ya que las serpientes son difíciles de encontrar incluso en las mejores circunstancias”, cuenta Sara Ruane, investigadora postdoctoral en el Museo de Ciencias Naturales de la Universidad del Estado de Luisiana (EE UU) y autora principal del trabajo publicado en Copeia.

Junto con científicos del American Museum of Natural History y la Universidad de Mahajunga en Madagascar, el equipo halló el escondite de la esquiva serpiente de color grisáceo muy claro en una época idónea: el temporada de lluvias, momento en el que serpientes y presas (ranas, lagartos y otras serpientes) son más activas.

Tras analizar sus características físicas y genéticas, los investigadores confirmaron que se trataba de una especie nueva para la ciencia y la denominaron Madagascarophis lolo –pronunciado “luu luu” en la lengua local hablada en Madagascar, el malgache, y que significa “fantasma” –.

La investigadora Sara Ruane en el lugar donde se encontró la nueva especie de serpiente en Madagascar. / Sara Ruane, LSU

A 100 km de su pariente más cercana

El reptil pertenece al grupo de serpientes endémicas de la isla llamadas Madagascarophis o serpientes ojos de gato, debido a sus pupilas verticales, comunes entre especies que son activas especialmente al atardecer o durante la noche.

"Todavía existen nuevas especies de serpientes desconocidas en Madagascar porque muchas regiones son de difícil acceso y poco exploradas”, recalca

Pero contrariamente a M. lolo, que habita una zona protegida, la mayoría de estas especies han sido encontradas en áreas desarrolladas o en bosques degradados. Por esta razón los científicos se sorprendieron al descubrir que la serpiente fantasma pertenecía al mismo grupo. Además, “ninguna de las otras serpientes Madagascarophis son pálidas y ninguna tiene estos patrones distintivos”, declara Ruane.

Los análisis genéticos también revelaron que la pariente más cercana era Madagascarophis fuchsi, que vive a 100 kilómetros y que fue hallada hace unos años en una zona rocosa aislada. “A pesar de que las serpientes ojos de gato se consideran uno de los grupos más comunes en Madagascar, todavía existen nuevas especies desconocidas porque muchas regiones son de difícil acceso y poco exploradas”, recalca Ruane.

Después de descubrir a M. lolo, los científicos regresaron a EE UU para analizarla en profundidad y determinar lo similar que esta nueva especie a otras ya conocidas. Ruane y sus colegas dibujaron el árbol genético o filogenético del grupo completo de las Madagascarophis, que comprende en total cinco especies.

“Todos los análisis apoyaron la hipótesis de que se trata de una especie diferente aunque solo tengamos un único ejemplar”, concluye la investigadora principal.

Referencia bibliográfica:

Sara Ruane, Frank T. Burbrink, Bernard Randriamahatantsoa y Christopher J. Raxworthy (2016) “The Cat-eyed Snakes of Madagascar: Phylogeny and Description of a New Species of Madagascarophis (Serpentes: Lamprophiidae) from the Tsingy of Ankarana”. Copeia 104(3): 712-721 septiembre de 2016

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Descubierto un minúsculo pariente de los dinosaurios

Entre los animales más grandes que han pisado o volado sobre la faz de la Tierra figuran los dinosaurios y los pterosaurios, pero sus ancestros pudieron tener un tamaño muchísimo menor. Así lo sugiere el fósil de un pariente descubierto en Madagascar de tan solo 10 cm de altura: Kongonaphon kely, un 'pequeño asesino de insectos' que puede ayudar a explicar algunas de las características de sus gigantescos primos.

Alt de la imagen
El Homo erectus no era esbelto y ligero, sino compacto, achaparrado y robusto

Un trabajo del CSIC y el Centro Nacional de Investigación de La Evolución Humana ha reconstruido en 3D el tórax del niño de Turkana, el esqueleto de H. erectus más completo, datado en 1,5 millones de años. Este estudio revela que la forma estilizada del humano moderno, con tórax y pelvis estrecho, apareció más recientemente de lo que se pensaba.