Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Las aguas residuales depuradas pueden utilizarse para el riego

La utilización de aguas residuales depuradas para regar suelos agrícolas no supone "perturbaciones considerables" frente al uso de aguas blancas procedentes de acuíferos. Ésta es la conclusión a la que han llegado los investigadores de Grupo de Edafología Ambiental del departamento de Agroquímica y Medio Ambiente de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche tras dos años de experimentación en una población alicantina.El objetivo, hallar una alternativa para el ahorro de agua.

El equipo de Edafología de la UMH durante la toma de muestras en una zona de Biar (Alicante)

Investigadores del Grupo de Edafología Ambiental del departamento de Agroquímica y Medio Ambiente de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche han observado, tras dos años de experimentación en la reutilización de aguas residuales depuradas para el riego de suelos agrícolas de una zona de Biar (Alicante), que estos terrenos no sufren perturbaciones considerables en sus propiedades, con respecto a los regados con aguas blancas procedentes de acuíferos.

Esto datos se darán a conocer en una reunión de todos los grupos de investigación que participan en el proyecto europeo ‘Water Rause’, y que tendrá lugar en Grecia en el mes septiembre. El proyecto está enmarcado dentro del 6º Programa Marco de la Unión Europea y en el participan 7 organizaciones dedicadas a la investigación de seis países distintos. En este proyecto participa Rusia, Ucrania, Gran Bretaña, Holanda, Grecia y España, representados a través de distintas Universidades e Institutos de Investigación como, Alterra B.V. (Holanda), University of Wales Swansea (Gran Bretaña), Moscow State University of Environmental Engineering (Rusia), Saratov State Agrarian University (Rusia), Institute for Soil Science Agro-chemistry Research (Ucrania), Democritus University of Thrace (Grecia) y la Universidad Miguel Hernández de Elche, a través del departamento de Agroquímica y Medio Ambiente.

Varios de los países participantes tienen en común la necesidad de buscar alternativas para la sustitución del uso de aguas potables en el riego de zonas agrícolas, fundamentalmente debido al gran aumento de demanda de agua potable para el consumo humano. La disminución de la disponibilidad de agua para el riego ha causado, especialmente en los Estados de nueva creación del Este, una gran disminución de la producción agrícola.

El proyecto tiene como objetivo principal la reutilización de aguas residuales depuradas en el riego de suelos cultivables, como alternativa de ahorro de agua, frente al uso tradicional de aguas subterráneas o superficiales de calidad en el riego de los cultivos. En este proyecto se están estudiando en profundidad los diferentes efectos que la utilización de este tipo de aguas puede tener en las propiedades de los suelos. Para ello, los investigadores han diseñado experimentos de campo que se están desarrollando en algunos de los países participantes, entre ellos el que lleva a cabo el departamento de Agroquímica y Medio Ambiente de la UMH.

En estas investigaciones se están midiendo parámetros en los suelos relacionados con el movimiento de agua en este medio, capacidad de retención hídrica en el mismo, posible aparición de hidrofobicidad en el suelo, así como modificación de los niveles nutricionales y salinos de los suelos como consecuencia del riego con aguas residuales depuradas.

Fuente: UMH
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
La huella humana provoca más cambios en la vegetación de las islas que el clima

La colonización de las islas ha causado cambios irreversibles que siguen siendo constantes siglos después. Una nueva investigación, que ha cuantificado el impacto humano a través del estudio del polen de hace 5.000 años, revela que las alteraciones de la vida vegetal por la colonización humana son once veces mayores que las debidas al clima.

El deshielo de todos los glaciares del mundo se ha acelerado en lo que llevamos de siglo

En los últimos 20 años, los glaciares han perdido de media un total de 267 gigatoneladas de hielo cada año, según las observaciones realizadas en más de 200.000 de ellos. Los resultados, que se incluirán en el próximo informe del IPCC, muestran que este deshielo es la causa del 21 % del aumento observado en el nivel del mar desde el año 2000.