Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
El INE publica hoy el estudio

Las familias españolas gastan un tercio de su presupuesto en vivienda

La Encuesta de Presupuestos Familiares para el año 2009 señala que los hogares destinaron el 29,4% (8.951 euros) de su presupuesto a gastos relacionados con la vivienda, el mayor porcentaje registrado en este grupo desde 2006. Por otra parte, los grupos de gasto que más han reducido su peso en el presupuesto medio de los hogares son los transportes, artículos de vestir, y mobiliario.

El gasto medio por hogar cayó un 4,8% en 2009 respecto al año anterior hasta los 30.411 euros. Foto: Huae.

El gasto medio por hogar cayó un 4,8% en 2009 respecto al año anterior hasta los 30.411 euros. Asimismo, el gasto medio por persona descendió un 3,7% y se situó en 11.365 euros anuales. Así lo confirma la última Encuesta de Presupuestos Familiares del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los gastos destinados a vivienda fueron el 29,4% del presupuesto del hogar, en los que se incluyen el alquiler, todos los servicios de la vivienda y reparaciones, así como, en los casos de vivienda en propiedad o cedida, el valor del alquiler que se pagaría en el mercado por una vivienda similar a la ocupada (alquiler imputado).

Por grupos de gasto, los que presentaron un mayor decrecimiento en términos corrientes fueron los transportes (–14,9%), artículos de vestir y calzado (–8,3%), mobiliario, equipamiento y otros gastos de la vivienda (–6,0%) y hoteles, cafés y restaurantes (–4,8%). Estos cuatro grupos fueron los únicos que presentaron tasas anuales negativas en 2008.

Los gastos en ocio, espectáculos y cultura, y en alimentos y bebidas no alcohólicas consumidos en el hogar descendieron un 4,4% y un 4% respectivamente. Por su parte, vivienda, agua, electricidad y combustibles (4,8%), bebidas alcohólicas y tabaco (3,0%) y comunicaciones (0,1%) fueron los únicos grupos que presentaron tasas positivas en 2009.

Quién gasta más y quién menos

Las comunidades autónomas con mayor gasto medio por persona son, por orden decreciente, el País Vasco (13.380 euros), la Comunidad Foral de Navarra (13.241 euros), y Comunidad de Madrid (13.220 euros).

Por el contrario, Extremadura (9.010 euros), Región de Murcia (9.447 euros) y Canarias (9.474 euros) fueron las comunidades con los menores gastos por persona. El gasto medio por persona en País Vasco fue un 17,7% mayor que la media nacional, mientras que el de Extremadura se situó un 20,7% por debajo de la media.

El estudio estadístico también advierte un decrecimiento respecto a 2008 en todos los tipos de hogar, excepto en los hogares formados por personas de 65 o más años, que presentan una tendencia positiva desde 2006. Por otra parte, cabe destacar que los hogares formados por una pareja con hijos registraron en 2009 un gasto medio inferior al que presentaban en 2006.

Como en encuestas anteriores, el mayor gasto por hogar se registró en los hogares formados por una pareja con hijos (36.747 euros en 2009), seguidos de las parejas sin hijos (28.767) y los hogares formados por un adulto con hijos (26.338). Los hogares con menor gasto fueron los de las personas que viven solas, con valores medios de 15.636 euros para las personas de 65 ó más años y de 20.837 para las menores de 65 años.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
La pobreza pone más difícil envejecer disfrutando de la vida

Un estudio dirigido por la University College de Londres muestra que la edad tiene efectos más negativos en las personas con orígenes socioeconómicos bajos. No solo sufren más enfermedades graves, también tienen situaciones físicas, emocionales y sociales más desfavorables.

Alt de la imagen
Beatriz González López-Valcárcel, asesora del ministerio de Ciencia e Innovación para la COVID-19
“Tenemos que aplanar también la curva de las consecuencias económicas de la pandemia”
Mónica G. Salomone

Para esta economista, el “principal reto” al que nos enfrentamos es mantener el equilibrio entre economía y salud. Perderlo supondrá o bien caer en un abismo económico, o bien colapsar las UCI. Avanzar por el filo de ese cuchillo requerirá un “ajuste muy fino” de medidas que eviten desde la masificación en el metro hasta el avance de la desigualdad.