Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Las hembras de estos peces generan nuevas especies al confundirse de pareja

En el lago Mweru, en África central, las hembras de los cíclidos no pueden reconocer a los machos de su propia especie en condiciones de baja visibilidad, por eso se aparean con otros y aceleran la evolución de nuevos linajes. Son las protagonistas de nuestro #Cienciaalobestia.

Una de las nuevas especies que se han originado en el lago Mweru. / Ole Seehausen

Los cíclidos (Cichlidae) son una familia de peces, normalmente de agua dulce, que agrupa más de 1.300 especies, algunas de ellas comunes en los acuarios. Esta familia es muy estudiada por los científicos por la rapidez con la que evolucionan sus especies.

El grupo estudió 2.000 peces y analizó el ADN de más de 400 provenientes del lago Mweru en África central

Ahora, un estudio del St John’s College de la Universidad de Cambridge ha revelado que su proceso de evolución podría estar marcado por errores en los rituales de apareamiento de las hembras, que son las que eligen a su pareja. El trabajo se ha publicado esta semana en la revista Nature Communications.

El grupo estudió 2.000 peces y analizó el ADN de más de 400 provenientes del lago Mweru en África central.

“Normalmente las especies tardan al menos un millón de años en evolucionar, pero aquí encontramos más de 40 nuevas especies en menos de uno”, explica a SINC Joana Meier, investigadora del St John’s College y autora principal del estudio.

Cuando los examinaron en el laboratorio descubrieron que, en condiciones de baja visibilidad, las hembras no eran capaces de reconocer la coloración característica de los machos de su propia especie y se apareaban con otra distinta.

En el lago Mweru se encontraron 40 nuevas especies. / St. John's College

Híbridos genéticos

Según la bióloga, “cuando se formó el lago Mweru, se combinaron linajes de cíclidos del río Congo y del Zambeze y se aparearon entre sí. Esto pudo deberse a que el agua estaba muy turbia y no podían ver los colores correctamente, por lo que las hembras no estaban siendo tan exigentes a la hora de seleccionar un compañero en su nuevo entorno”.

El estudio demuestra que la hibridación o cruce entre especies genera una gran variedad genética que acelera la evolución

De esta forma, se produjeron crías muy diversas que combinaban rasgos genéticos de ambas especies parentales.

“Es como un Lego. Si se combinan los ladrillos de lego de un helicóptero y un tractor, se pueden hacer muchos vehículos nuevos. Esto es básicamente lo que ocurrió aquí. Dos especies combinaron sus genes (ladrillos) y la selección podría entonces actuar sobre esta gran diversidad y seleccionar a aquellos individuos que son mejores comiendo un recurso alimenticio específico o viviendo en un hábitat específico”, aclara.

De esta forma, el estudio demuestra que la hibridación o cruce entre especies genera una gran variedad genética que acelera la evolución de estas.

Referencia bibliográfica:

Joana I. Meier et al. “The coincidence of ecological opportunity with hybridization explains rapid adaptive radiation in Lake Mweru cichlid fishes”. Nature Communications (3 de diciembre de 2019). http://dx.doi.org/10.1038/s41467-019-13278-z

Fuente:
SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Las montañas colombianas revelan una nueva especie de araña a 3.500 metros de altitud

Durante una estancia de investigación en la Cordillera Central de Colombia, inaccesible hasta el final del conflicto armado en 2016, una estudiante alemana de doctorado halló a 3.500 metros de altitud una araña hasta ahora desconocida, protagonista del #Cienciaalobestia. La denominó Ocrepeira klamt, en honor a su profesora de instituto por el entusiasmo e interés que muestra a sus alumnos.

Alt de la imagen
Los animales engañan a otros con trucos de magia igual que los humanos

Trucos mentales, juegos de manos, ilusiones y distracciones forman parte de la magia que percibimos los humanos, pero ¿cómo reaccionaría una audiencia animal? Un equipo de científicos muestra que nuestra capacidad de atención y percepción no es muy superior a la de ciertos animales como primates, cuervos y pulpos, que también son engañados por los de su misma especie u otras.