Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Las hembras de galápago leproso son más precavidas durante el embarazo

El galápago leproso es una tortuga acuática autóctona de la península ibérica. Los resultados de una investigación de la Universidad de Extremadura, en colaboración con el Museo Nacional de Ciencias Naturales, revelan que durante el embarazo, el rendimiento del aparato locomotor de las hembras de galápago leproso grávidas disminuye debido al peso adicional adquirido, por lo que aumenta el riesgo de depredación.

Galapago Leproso (Mauremys leprosa). / Wikipedia

La realidad del comportamiento humano se ve en numerosas ocasiones reflejada en el de los animales, por ello, a menudo los modelos animales permiten investigar problemas que son difíciles de estudiar directamente en personas. Los animales, ante diversas situaciones de riesgo como el ataque de un depredador, deben decidir qué comportamiento seguir, dependiendo de su condición física y su valor reproductivo residual.

Es el caso de un estudio llevado a cabo por la Universidad de Extremadura (UEx), en el que se ha analizado el comportamiento de hembras de galápagos adultas embarazadas de la especie Mauremys leprosa ante situaciones de riesgo.

Las investigaciones revelaron que, dependiendo del estado reproductivo en el que se encuentre el reptil, las respuestas de comportamiento ante condiciones de riesgo varían. Para ello, como explica el investigador de la UEx Alfonso Marzal “expusimos al reptil a varias situaciones de peligro. Simulamos ataques de depredadores y medimos el tiempo que las tortugas tardaban en ocultarse completamente en el interior de sus caparazones. También se evaluó el tiempo que permanecían inmóviles antes de comenzar a escapar del depredador (es decir, los tiempos de espera) y la actividad exploratoria de las mismas”.

Una hembra embarazada tiene una reacción más lenta ante una situación de peligro y tienden a asumir menos riesgos

El estudio llevado a cabo en dos localizaciones muy específicas, concretamente en Olivenza y Alconchel, desveló que la diferencia de peso entre hembras grávidas, es decir embarazadas, y hembras no grávidas marca la reacción de las mismas, debido fundamentalmente a la carga en su interior de huevos y al mantenimiento de embriones. Así, una hembra embarazada tiene una reacción más lenta ante una situación de peligro y tienden a asumir menos riesgos para proteger no sólo sus huevos sino también su mayor valor reproductivo potencial, pues su condición física se ve mermada.

Sin embargo, en lo que se refiere al comportamiento exploratorio de estos réptiles, se puedo comprobar que el hecho de estar preñada no afecte este parámetro, tal y como nos aclara Alfonso Marzal, “en nuestro estudio, el número de embarazos no afectó el comportamiento exploratorio, lo que sugiere que este factor podría ser poco importante para la exploración en nuevos entornos o que el efecto podría ser enmascarado por otros factores”.

Las investigaciones también demostraron que no sólo cambia el comportamiento de las tortugas por el hecho de tener en su interior más huevos o menos, sino que también las hembras grávidas tienen un valor reproductivo mucho mayor que el resto de hembras y por ello no asumen riesgos.

El galápago leproso

El galápago leproso (Mauremys leprosa) es una especie de galápago semiacuático de la familia Geoemydidae, la tortuga acuática autóctona de la Península Ibérica. Se distribuye exclusivamente por el suroeste de Europa (Francia, Portugal y España) y noroeste de África. Vive en masas de agua dulce como ríos o pantanos. En los últimos años se ha observado una reducción en el número de individuos e, incluso, la desaparición de varias poblaciones en la Península Ibérica.

Es carnívora, se alimenta básicamente de otros animales (ranas, tritones, caracoles, insectos, gusanos, pequeños crustáceos, pequeños peces, sanguijuelas, etc.), aunque puede ingerir alimento de origen vegetal y solo suele salir del agua para tomar el sol y rara vez, para investigar su terreno.

Referencia Bibliográfica:

Ibáñez A, Marzal A, López P, Martín J. (2015). "Reproductive state affects hiding behaviour under risk of predation but not exploratory activity of female Spanish terrapins". Behav Processes 111:90-6. doi: 10.1016/j.beproc.2014.12.004. Epub 2014 Dec 17.

Fuente: Universidad de Extremadura
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Los neandertales capturaban aves en las cuevas para su consumo

El uso de antorchas y una buena visión nocturna permitió a los neandertales cazar en cuevas unas aves esquivas durante el día y de plumaje negro, conocidas como chovas. Según un nuevo estudio, el hábito de consumirlas por parte de estos homininos fue extenso y frecuente. 

Los primeros habitantes del continente europeo buscaban zonas con mucha vegetación para sobrevivir

Una investigación internacional, en la que participa la Universidad de Granada, ha obtenido nuevos datos sobre los humanos de la cuenca de Guadix-Baza durante la prehistoria. El trabajo revela que nuestros antepasados solo pudieron habitar en esta zona cuando los ecosistemas mediterráneos proporcionaron un extra de productividad.