Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Las matemáticas mundiales, contra la invasión de Ucrania: sus medallas más importantes ya no se entregarán en Rusia en 2022

Organizaciones científicas internacionales están manifestando su rechazo a la guerra en Ucrania. La comunidad matemática ha decidido que no celebrará en San Petersburgo, como estaba previsto, su principal congreso mundial, en el que se anuncian y entregan las medallas Fields, el premio más relevante en su área.

Reunión de la Asamblea General de la Unión Matemática Internacional en São Paulo en 2018. / IMU

El Congreso Internacional de Matemáticos (ICM) 2022, previsto para julio, será totalmente virtual y albergado fuera de Rusia. La decisión es de gran trascendencia para los matemáticos de todo el mundo, que en muy pocas ocasiones a lo largo de más de un siglo han visto alterada las fechas o lugares de su cita periódica.

Desde 1900, la comunidad matemática, representada por la Unión Matemática Internacional (IMU), se reúne cada cuatro años en un lugar distinto del planeta para presentar avances en todas las áreas de su disciplina. Lo habitual es que miles de matemáticos y matemáticas de más de un centenar de países asistan a los ICM. En el ICM de 2018 se escogió San Petersburgo como sede siguiente.

Las acciones de Rusia, condenadas en todo el mundo, han hecho imposible un evento presencial en Rusia

Unión Matemática Internacional

Pero la IMU emitió el 26 de febrero un comunicado después de que sociedades matemáticas de muchos países, entre ellos España, solicitaran la cancelación del ICM 2022: “Un ICM es un lugar de encuentro único en el que matemáticos de todo el mundo dejan de lado diferencias políticas y culturales y hablan de matemáticas. Sin embargo, los recientes acontecimientos en Rusia y Ucrania han cambiado radicalmente la situación. Las acciones de Rusia, condenadas en todo el mundo, han hecho imposible un evento presencial en Rusia”.

Aún no se sabe dónde se entregarán las medallas Fields

“Condenamos enérgicamente las acciones de Rusia”, añaden. “Simpatizamos profundamente con nuestros colegas ucranianos y con el pueblo ucraniano”. Tras “analizar la situación cuidadosamente” la IMU ha descartado tanto posponer el encuentro como cancelarlo del todo —esto “no serviría a la comunidad matemática”, afirman—, y se ha decantado por la virtualidad, dado que “hoy en día tenemos esta opción”.

Las fechas previstas se mantendrán. Las medallas Fields sí se entregarán presencialmente en una ceremonia fuera de Rusia, aún no se sabe dónde.

“La inmensa mayoría de matemáticos rusos está en contra de esta insensata guerra”

Matemáticos rusos organizadores del ICM 2022, entre ellos Andrei Okounkov —que recogió su  medalla Fields en Madrid en 2006—, han mandado el siguiente mensaje a sus colegas internacionales a través de la cuenta de Twitter del congreso: “Condenamos la locura, la injusticia y la irreversibilidad de la guerra, que amenaza la existencia misma de la humanidad. Si bien nuestras pérdidas no pueden ser comparadas a las pérdidas y el sufrimiento de millones de personas en Ucrania, estamos devastados por ver todos nuestros sueños y nuestro trabajo de muchos años arruinado. Los objetivos por los que trabajamos no podían estar más alejados del horror de lo que está ocurriendo y de sus responsables”.

Los matemáticos españoles lanzaron el pasado sábado un comunicado mostrando “su solidaridad con el pueblo ucraniano y su rechazo a las acciones emprendidas por el gobierno ruso”

El matemático español Manuel de León, exmiembro del Comité Ejecutivo de la IMU, escribió ayer en una entrada en su blog, La conflictiva historia de Rusia y la Unión Soviética en los ICM: “Conocemos todos a muchos colegas rusos, sabemos que la inmensa mayoría está en contra de esta insensata guerra, pero la comunidad matemática debe mantenerse firme en su defensa de los valores democráticos”.

Hay pocos precedentes de cambios en los ICM como el que tendrá lugar este año. Guillermo Curbera, autor de una historia de los ICM, menciona solo dos ocasiones: “En 1916 el previsto para Estocolmo no se celebró por la IGM; el de 1940 en Nueva York tampoco, fue en 1950 en Harvard”.

Los matemáticos españoles, a través de varias sociedades como la Real Sociedad Matemática Española (RSME) y la Sociedad Española Matemática Aplicada (SEMA) y representadas en la IMU con el Comité Español de Matemáticas, lanzaron el pasado sábado un comunicado mostrando “su solidaridad con el pueblo ucraniano y su rechazo a las acciones emprendidas por el gobierno ruso”, y anunciando que no irían a San Petersburgo en caso de celebrarse allí el ICM.

Los organizadores del ICM son muy valientes por haberse opuesto a un gobierno autoritario. Me parece muy acertado, aunque me duela en el alma no poder estar presencialmente

Clara Grima, matemática española invitada como ponente al Congreso Internacional de Matemáticos

Clara Grima, matemática española invitada como ponente al congreso por su labor divulgadora, aplaude la decisión: “Los organizadores del ICM son muy valientes por haberse opuesto a un gobierno autoritario. Me parece muy acertado, aunque me duela en el alma no poder estar presencialmente en el ICM. Para mí haber sido invitada era como conseguir un Óscar para una actriz. Estaba superilusionada desde que recibí el correo de invitación por parte de Satlislav Smirnov [medalla Fields en 2010]. Mi charla en el congreso se llamaba ‘El abrazo del escutoide’ y en ella iba a hablar de cómo las matemáticas, como conocimiento universal que nos permite avanzar, pueden mejorar el mundo; pero me temo que contra la locura hay poco que hacer”.

Repulsa en la comunidad científica internacional

También otros científicos han manifestado estos días su rechazo a la invasión de Ucrania por parte de Rusia. La Federación Europea de Academias de Ciencias y Humanidades (ALLEA), reacciona “con conmoción y profundo pesar” y hace “un llamamiento al gobierno ruso para que respete las convenciones internacionales sobre la protección de los civiles y los objetos culturales”. Expresa además “profunda preocupación por la seguridad de nuestros colegas académicos”.

La Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE), según ha manifiestado a SINC su presidenta Perla Wahnon, espera hacer público un comunicado de condena a la invasión.

La Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular (SEBBM) ha puesto un mensaje en su cuenta de Twitter: “Nos sumamos a la repulsa y condena a la guerra declarada por #Rusia. Toda nuestra solidaridad con el pueblo ucraniano después del ataque iniciado por Rusia durante la madrugada de este jueves”.

La pasada semana, científicos y periodistas científicos rusos publicaron una carta abierta en repulsa a la invasión de Ucrania, a la que se han unido cientos de firmantes.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados