Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Llega la lluvia de las dracónidas

El pico de máxima actividad de la primera lluvia de estrellas del otoño tendrá lugar la noche del viernes 8 de octubre al sábado. La reciente luna nueva también facilita unos cielos oscuros para disfrutar de este espectáculo astronómico.

Las dracónidas se producen al pasar la Tierra, durante su órbita alrededor del Sol, por los restos que deja el cometa Giacobinni-Zinner. / Real Observatorio de Madrid

Este viernes 8 de octubre alcanza su pico de máxima actividad la lluvia de estrellas conocida como dracónidas, que se produce al pasar la Tierra por los restos que deja durante su órbita alrededor del Sol el cometa Giacobini-Zinner.

El pico de actividad de las dracónidas es la noche del viernes 8 de octubre al sábado, con unos 20 meteoros a la hora

La lluvia de meteoros recibe el nombre de dracónidas porque su radiante —el lugar del cielo de donde parecen surgir las estrellas fugaces— se sitúa en la constelación de Draco.

Según indica el Real Observatorio de Madrid, el mejor momento para observar el evento astronómico será durante la primera mitad de la noche del viernes al sábado, cuando el radiante estará situado alto sobre el horizonte, en dirección noroeste.

Para ver mejor las dracónidas, mira al noroeste. / Real Observatorio de Madrid

Este año la observación será buena, ya que la luna nueva ha tenido lugar hace apenas dos días (6 de octubre) y el cielo estará bastante oscuro.

Las dracónidas no son tan visualmente impresionantes como las perseidas (que tienen lugar en el mes de agosto), pero permiten ver unos 20 meteoros a la hora y a veces presentan picos con una enorme actividad.

el mejor momento para observar el evento astronómico será durante la primera mitad de la noche del viernes al sábado, cuando el radiante estará situado alto sobre el horizonte

Para verlas lo mejor posible lo mejor es buscar un lugar oscuro, alejado de las luces de la ciudad. En este sentido, mapas de contaminación lumínica como DarkSite Finder pueden ser de gran ayuda.

Un octubre astronómico

El próximo 21 de octubre también podrá verse otra lluvia de estrellas: las oriónidas. Serán muy difíciles de observar este año, puesto que coinciden con la fase de luna llena (20 de octubre).

En cuanto a la observación de planetas, durante el mes de octubre será posible localizar al anochecer Venus, Júpiter y Saturno, y al amanecer, Mercurio.

Fuente:
SINC
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Los astrónomos ven por primera vez una enana blanca que “se enciende y se apaga”

El satélite TESS de la NASA ha observado disminuciones de tan solo 30 minutos en la luminosidad de una enana blanca mientras se ‘alimentaba’ de otra compañera, cuando lo habitual es que este fenómeno dure varios días o incluso meses. La detección se ha realizado en el sistema binario TW Pictoris, a unos 1.400 años luz de la Tierra.

Los exoplanetas rocosos y sus estrellas anfitrionas podrían tener una composición similar

Un equipo internacional de astrónomos, en el que participa el Instituto de Astrofísica de Canarias, ha establecido por primera vez que la composición de los planetas rocosos está íntimamente ligada a la de la estrella que los alberga. Los autores señalan que este hallazgo podría ayudar a identificar planetas similares al nuestro.