Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Logran generar biogás y biofertilizantes a partir de la paja del arroz

AINIA Centro Tecnológico y la empresa LUDAN España han desarrollado una planta piloto que biogás y biofertilizantes a partir de la paja del arroz. El prototipo se ha instalado en las cercanías del Parque Natural de la Albufera de Valencia, que tiene una on una superficie cultivable de arroz de 14.700 hectáreas.

Es una planta de digestión anaerobia alimentada con 15.000 toneladas de paja residual. / AINIA

En el marco del proyecto europeo SOSTRICE en el que participan AINIA Centro Tecnológico y LUDAN España se ha puesto en marcha la primera planta piloto semi-industrial que genera biogás y biofertilizantes a partir de la paja del arroz. El prototipo, basado en un nuevo modelo de tratamiento y valorización de la paja de arroz, se ha instalado en las cercanías del Parque Natural de la Albufera de Valencia.

A través de la tecnología de digestión anaerobia, este prototipo es capaz de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas del cultivo de este cereal, ahorrar en el consumo de agua y disminuir el uso de fertilizantes.

Además, esta planta piloto, que servirá como prototipo para el desarrollo de plantas a escala industrial permite, gracias a la valorización de los subproductos generados del cultivo del arroz, mejorar su gestión en términos ambientales y económicos. El prototipo ha sido diseñado y construido por LUDAN España, también socio del proyecto. Este prototipo será optimizado en su funcionamiento por Ainia Centro Tecnológico que a partir de ahora comienza a realizar pruebas.

Con esta tecnología se pretende convertir la paja en energía limpia y renovable

Parque Natural de la Albufera

El primer prototipo puede procesar entre tres y cuatro toneladas de paja al año. Con esta tecnología se pretende convertir la paja en energía limpia y renovable, que puede ser utilizada en las explotaciones agrícolas como electricidad, calor o biocarburante para el transporte de vehículos.

La planta piloto consta de 30 m2 que albergan en su interior dos digestores anaerobios y donde, a través de la acción de las bacterias anaerobias (organismos que descomponen material biodegradable) sobre la paja del arroz se produce biogás y biofertilizantes.

En una planta de digestión anaerobia alimentada con 15.000 toneladas de paja residual se podrían producir unos 21 millones de kWh eléctricos cada año, lo que equivaldría al ahorro energético de unos 2.000 hogares. Se calcula que en la Albufera de Valencia, con una superficie cultivable de 14.700 hectáreas, se pueden producir anualmente entre 2-8 toneladas de paja excedentaria por hectárea de cultivo de arroz.

En la actualidad, se están desarrollando las tareas de puesta en marcha y monitorización del prototipo. En concreto, la inoculación de biomasa anaerobia para comprobar el correcto funcionamiento de todos los equipos y la optimización del proceso, con el objetivo de perfeccionar los futuros diseños a escala industrial.

Fuente: AINIA
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Un robot blando con aspecto de pez consigue nadar en las profundidades de las Marianas

Inspirado en el pez caracol de la fosa de las Marianas, este robot chino ha sido capaz de nadar de forma autónoma y autopropulsada a casi 11.000 metros de profundidad. Aunque de momento sus funciones son muy limitadas, sus creadores creen que el diseño, flexible, blando y ligero, puede sentar las bases de la robótica submarina en condiciones extremas.

Robert Langer, catedrático de ingeniería química en el MIT
“No desarrollen nada por dinero, sino por el impacto que tendrá en la sociedad”

Langer, que cuenta con más de 1.400 patentes, 1.500 artículos científicos y unos 220 premios, entre ellos el Charles Stark Draper –el ‘Nobel’ de los ingenieros–, ayudó a crear la biotecnológica Moderna, que ha desarrollado una vacuna de ARN con la que ya se han comenzado a inmunizar cientos de miles de personas en Occidente. Precisamente, la tecnología que usa Moderna y el suero de Pfizer/BioNTech se basa en las nanopartículas que desarrolló este científico hace 40 años.