Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Los resultados han sido publicados en el 'International Journal of Obesity'

Los adolescentes más activos presentan menos riesgo de sufrir patologías cardiovasculares de adultos

Los adolescentes más activos en su vida diaria presentan un menor porcentaje de grasa corporal, lo que conlleva un menor riesgo de sufrir patologías coronarias y metabólicas durante la edad adulta. Así se desprende del estudio realizado por miembros del grupo de investigación GENUD de la Universidad de Zaragoza, que han realizado el seguimiento de la actividad física realizada por 400 jóvenes zaragozanos a lo largo de nueve meses. El trabajo forma parte de una investigación realizada sobre una muestra total de 3.000 niños de diez ciudades europeas, dentro del proyecto europeo HELENA.

El investigador Diego Moliner, realizando una de las pruebas de medición a un niño.

Una de las principales conclusiones de esta investigación, según Diego Moliner, profesor de la Facultad de Salud y Deportes de la Universidad de Zaragoza y miembro del grupo de investigación GENUD, es que los adolescentes deberían ser más activos en su vida cotidiana y que su actividad física no se limite únicamente a la práctica de deporte de forma puntual dos o tres días por semana.

De hecho, según el análisis de los datos recabados en el proyecto europeo, aquellos adolescentes que logran acumular diariamente más de 60 minutos de actividad física de intensidad moderada o intensa tienen una composición corporal más saludable.

Por tanto, una optima estrategia para prevenir la obesidad entre los jóvenes sería la de fomentar estrategias de actividad modera o intensa diaria, tal como destaca Diego Moliner. En su opinión, la adolescencia supone un momento crucial en el desarrollo de las personas, en el cual se adquieren muchos de los hábitos que van a condicionar el estilo de vida durante la edad adulta. Identificar las causas de la obesidad en edades tempranas va a permitir modificar los hábitos de conducta poco saludables antes de que sea demasiado tarde y conseguir una población adulta más saludable.

Gracias al uso de sofisticadas técnicas de valoración de la composición corporal (absorciometría dual de rayos X) y tras analizar mediante acelerometría la actividad física diaria que realizaban cerca de 400 adolescentes zaragozanos, el estudio pone de manifiesto la importancia de incrementar la cantidad de actividad física a diario a través de diferentes estrategias, como fomentar los desplazamientos a pie o en bicicleta al centro educativo, la práctica de actividades lúdicas al aire libre o la participación en actividades deportivas.

Además el estudio incide en la importancia de evitar hábitos sedentarios como los videojuegos, los ordenadores o la televisión, los cuales están directamente relacionados con un incremento en el riesgo de padecer obesidad y diferentes patologías cardiovasculares y metabólicas durante la edad adulta.

Los niños incluidos en el estudio fueron escogidos de forma aleatoria en 10 colegios de la ciudad de Zaragoza. Los únicos criterios de selección fueron la edad, que debía ser entre los 12.5 y los 17.5 años, no haber padecido ningún proceso infeccioso durante la semana anterior a la valoración y no participar simultáneamente en otro estudio.

Principalmente se valoró la actividad física y la composición corporal. Para valorar la actividad física, cada niño llevó durante una semana completa un acelerómetro que permite conocer la cantidad y la intensidad de la actividad física que realiza diariamente.

La composición corporal (porcentaje de grasa) se valoró con tres métodos distintos como son la absorciometría dual de rayos X, el Bod Pod y la antropometría (pliegues cutáneos y perímetro abdominal), lo que permitió valorar los resultados con otros estudios y comparar la eficacia de estos tres métodos.

Fuente: Universidad de Zaragoza
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
La vacuna de Oxford contra la covid-19 genera una respuesta inmunitaria “robusta” en mayores de 55 años

Resultados preliminares indican que esta candidata a vacuna, desarrollada por la universidad británica y AstraZeneca, produce anticuerpos protectores y células T en las personas de más edad. Estos datos aún no han sido publicados en ninguna revista científica.

Alt de la imagen
Segunda ronda de la encuesta COSMO-Spain
La confianza en la primera vacuna contra la covid-19 desciende: solo el 43 % se la pondría
SINC

En julio, el 70 % de los encuestados estaba de acuerdo en vacunarse cuanto antes. Según los resultados de finales de septiembre, sube el número de los que prefieren ponerse la segunda o la tercera vacuna disponible. La preocupación por la pandemia y por contraer la enfermedad desciende. El tamaño de la muestra es una de las principales limitaciones de este estudio.