Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Los algoritmos de Google y Facebook se aplican en la investigación contra el cáncer

Las estrategias de los buscadores y las redes sociales han servido como modelo en el estudio de marcadores del cáncer de páncreas. Gracias a ellas, un equipo de científicos alemán ha analizado 20.000 proteínas y ha encontrado que siete de ellas son importantes en la progresión de esta enfermedad oncológica.

Los algoritmos de Google y Facebook se aplican en la investigación contra el cáncer . Foto: Cogdogblog

Las estrategias de los buscadores y las redes sociales han servido como modelo en el estudio de marcadores del cáncer de páncreas. Gracias a ellas, un equipo de científicos alemán ha analizado 20.000 proteínas y ha encontrado que siete de ellas son importantes en la progresión de esta enfermedad oncológica.

Cómo decide Google qué páginas son las más relevantes y la manera en la que se relacionan los usuarios de Facebook son dos estrategias que se han utilizado para encontrar proteínas clave en el desarrollo del cáncer de páncreas. Este es el resultado de una investigación alemana que se publica en la revista Plos Computational Biology.

Los científicos de la Universidad de Dresde emplearon una modificación del algoritmo ‘PageRank’ de Google para testar la posible relevancia de 20.000 proteínas en el cáncer de páncreas. El resultado es el hallazgo de siete moléculas que pueden ayudar a determinar la agresividad del tumor y cómo de intensa debe ser la quimioterapia que reciba el paciente.

“Hemos buscado marcadores teniendo en cuenta todas sus interacciones, es decir, hemos fisgoneado en su red de ‘amigos”, explica a SINC Christof Winter, bioinformático y primer autor del estudio.

“La búsqueda de biomarcadores de manera aislada daba muchos falsos positivos”, aseguran los científicos. Las proteínas que encontraban podían predecir bien la progresión del cáncer en una cohorte de pacientes pero no en personas individuales. “Usando el algoritmo de Google y teniendo en cuenta la red de interacciones de las proteínas nuestros resultados son mucho más reproducibles y aplicables a cada paciente”, afirma Winter.

Al principio, el equipo experimentó con sus propias estrategias de búsqueda, pero “pronto nos dimos cuenta de que el algoritmo que necesitábamos ya existía”, comenta Winter. “Estaremos encantados de facilitar el código que hemos utilizado y las instrucciones para activarlo a todo aquel que lo necesite”, aseguran los investigadores.

“Estaremos encantados de facilitar el código que hemos utilizado y las instrucciones para activarlo a todo aquel que lo necesite”, aseguran los investigadores.

La importancia de los biomarcadores

“En medicina buscamos biomarcadores en muestras de saliva, pelo y sangre de los pacientes”, explica Winter. Estas moléculas permiten saber si una persona está enferma (marcadores diagnósticos o de detección temprana) y su progresión (marcadores pronósticos).

“Casi todos los marcadores, en su sentido más amplio, se pueden detectar en un análisis de sangre estándar –señala el experto–. Pero desde hace una década los marcadores más populares son los que medimos mediante técnicas de genómica y transcriptómica”.

Aunque los biomarcadores encontrados parecen significar un avance en el diagnóstico del cáncer de páncreas, todavía no se pueden aplicar a la práctica clínica. “Queda mucho camino por recorrer si queremos transformar estos descubrimientos en fármacos que detengan la progresión del cáncer”, comentan los autores.

El grupo de Winter ya está colaborando con RESprotec, una compañía biotecnológica que trabaja en el desarrollo de nuevos medicamentos relacionados con el cáncer pancreático.

Referencia bibliográfica:

Winter C.; Kristiansen G.; Kersting S.; Roy J.; Aust D.; Knösel T.; Rümmele P.; Jahnke B.; Hentrich V.; Rückert F.; Niedergethmann M.; Weichert W.; Bahra M.; Schlitt H.J.; Settmacher U.; Friess H.; Büchler M.; Saeger H.H.; Schroeder M.; Pilarsky C.; Grützmann R. “Google Goes Cancer: Improving Outcome Prediction for Cancer Patients by Network-Based Ranking of Marker Genes”. PLoS Comput Biol 8 (5). Mayo de 2012. DOI:10.1371/journal.pcbi.1002511

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
El ADN antiguo revela cómo la tuberculosis dio forma al sistema inmunitario humano

Un nuevo estudio ha analizado más de 1.000 genomas humanos antiguos europeos para reconstruir cómo la genética puede afectar al sistema inmunitario. Los autores han descubierto que la tuberculosis ha sido un importante factor de mortalidad en los últimos 2.000 años de historia del continente.

Los estudios sobre la covid-19 olvidan la importancia del sexo en la respuesta a la infección

Un artículo publicado hoy en la revista Science analiza las diferencias en las respuestas inmunitarias a la hora de enfrentarse a la covid-19 en función del sexo biológico. Este fenómeno no es exclusivo del coronavirus, pero la pandemia pone de manifiesto la necesidad de entenderlo mejor.