BIOMEDICINA Y SALUD: Ciencias clínicas

La diferencia entre dislexia y ‘dsxiliea’ puede estar en el bilingüismo

Los bilingües utilizan la transferencia entre idiomas para lidiar contra la dislexia

English
  • Facebook
  • Delicious
  • Meneame
  • Arroba

Los niños disléxicos que aprenden a la vez un idioma que se pronuncia como se escribe –como el castellano– y una segunda lengua en la que la misma letra puede tener varios sonidos –como el inglés– sufren menos esta alteración cuando leen o escriben en este último idioma. Los autores del centro de investigación vasco BCBL advierten de que no se trata de ninguna cura, solo se han disminuido algunos de los síntomas.

Más información sobre:
dislexia
lengua
idioma
bilingüismo

SINC | | 11 junio 2018 09:30

<p>Una persona bilingüe se puede apoyar en los recursos que usa en un idioma para ayudar a procesar el otro. / Adobe Stock</p>

Una persona bilingüe se puede apoyar en los recursos que usa en un idioma para ayudar a procesar el otro. / Adobe Stock

¿Dislexia o dsxiliea? Cualquier persona sin trastornos de lectura podría leer sin problemas la primera palabra. Pero si quien lo intenta sufre esa alteración, verá algo similar a la segunda.

La dislexia es un déficit de la capacidad lectora que dificulta el aprendizaje y que afecta a entre el 3 y 10% de la población. Su transmisión es en parte genética, y su diagnóstico se realiza en menores de entre 8 y 9 años, aunque los síntomas se manifiestan antes. Hasta el momento, la única forma de combatir este trastorno era a través de tratamientos precoces adaptados a la edad y síntomas del paciente.

No se puede decir que un segundo idioma cure la dislexia, pero han disminuido algunos de los síntomas

Ahora, una investigación desarrollada por la Universidad de Bangor (Gales) y el Basque Center on Cognition, Brain and Language (BCBL, por sus siglas en inglés) de San Sebastián ha demostrado que algunas combinaciones de bilingüismo, transmitidas desde edades muy tempranas, contribuyen a reducir sus síntomas.

El objeto principal era comprobar si un bilingüismo adquirido por niños que aprenden a leer en inglés y galés al mismo tiempo podía beneficiar a quienes sufrían dislexia evaluada en la lengua inglesa. “Y la respuesta es sí”, afirma tajante Marie Lallier, científica del BCBL y una de las autoras del estudio, publicado en Scientific Studies of Reading.

El trabajo se realizó con adultos que en su infancia crecieron con estos idiomas como lenguas maternas por una razón fundamental: el galés es de los llamados transparentes, es decir, sus letras siempre tienen el mismo sonido, como el castellano y el euskera. Sin embargo, el inglés, al igual que el francés, es considerado opaco, porque una misma letra puede tener varios sonidos al ser leída.

Las nuevas conclusiones revelan, por primera vez, una diferencia clara e inequívoca entre los síntomas que muestran las personas disléxicas bilingües y monolingües. Y su importancia radica en que se ha demostrado una transferencia entre idiomas en el caso de las personas que hablan dos lenguas.

“Un bilingüe se puede apoyar en los recursos que usa en un idioma para ayudar a procesar el otro, y eso es importante porque puede ser de gran ayuda para adultos con dificultades en el lenguaje”, subraya Lallier.

Resultado robusto

Los expertos partieron de una hipótesis: si una niña o un niño aprende un idioma transparente junto con otro opaco, el primero contribuirá a “la descodificación o la adquisición de la lectura del más complejo (es decir, el opaco)”. Y los resultados fueron concluyentes.

“El déficit de lectura y escritura en inglés que sufrían las personas disléxicas que habían aprendido a hablar en galés e inglés era menos fuerte que el de quienes habían adquirido solo un idioma opaco (el inglés). Era una diferencia significativa y bastante clara”, según explica Lallier.

Los investigadores utilizaron a 60 personas de entre 18 y 40 años distribuidas en cuatro grupos: en el primero juntaron a 15 adultos con dislexia monolingües ingleses y en el segundo, a otras 15 disléxicos bilingües en galés y en inglés. Los otros dos grupos, también de 15 miembros cada uno, estaban compuestos por los llamados controles, personas sin dislexia monolingües y bilingües utilizados para comparar los resultados.

Las personas bilingües con dislexia deberían recibir siempre el apoyo y la reeducación de logopedas y personal especializado

Todos los participantes recibieron los mismos estímulos en inglés para comprobar si el hecho de haber aprendido a leer en los dos idiomas había permitido a los disléxicos bilingües tener problemas menos severos –en procesos de lectura y fonológicos– que los que no conocían el galés. “Todos tenían dislexia, pero demostramos que los bilingües sufrían problemas menos importantes en inglés que los de habla exclusivamente inglesa”.

Un segundo idioma no cura la dislexia

¿Y cómo influye este bilingüismo en los escolares, que son quienes potencialmente sufren con más dureza los efectos de la dislexia? Lallier precisa que este estudio solo se ha testado sobre adultos, pero se atreve a decir que “seguramente, estas personas bilingües angloparlantes tuvieron menos dificultades con la lectoescritura en inglés o superaron algunos trastornos con menor dificultad que los niños que no aprendieron galés”.

“No se puede decir que un segundo idioma cure la dislexia, porque los adultos del estudio siguen teniéndola; solo han disminuido algunos de los síntomas. En general, es bueno para combatirla, pero hay diferentes tipos de bilingüismo: unos aprenden un segundo idioma desde que nacen, otros a los seis años… por eso no se puede decir todavía que sea bueno para todos los casos”, puntualiza.

Los autores defienden que las personas bilingües afectadas por este trastorno deberían recibir siempre el apoyo y la reeducación de logopedas y personal especializado.

 Referencia bibliográfica:

Marie Lallier, Guillaume Thierry, Polly Barr, Manuel Carreiras & Marie-Josephe Tainturier (2018): ‘Learning to Read Bilingually Modulates the Manifestations of Dyslexia in Adults’. Scientific Studies of Reading, DOI: 10.1080/10888438.2018.1447942

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Zona geográfica: País Vasco
Fuente: SINC

Comentarios

  • Pilar Blanco |10. diciembre 2018 13:32:02

    Hola soy madre de tres niños con dislexia, vivimos en Bilbao, y este artículo me parece delicado que pueda hacer pensar que el bilingüismo sea favorable para la dislexia, quizás en familias bilingües. Nosotros somos una familia monolingüe, castellano. Hemos tenido escolarizamos a los niños en modelo trilingüe desde que tenían un añito, y lo único para lo que nos ha servido el trilinguismo es para un diagnóstico precoz. Teniendo una imposibilidad para continuar con el modelo trilingüe, suponiendo una carga de trabajo y emocional impresionante. Les hemos tenido que cambiar a un modelo en castellano, que eso ha tenido que ser en Castro Urdiales, puesto que en el Pais Vasco es imposible en primaria escolarizar en castellano sin ser considerado gueto, no siendo aulas con educación normalizada. Nuestra sorpresa es que la carga emocional ha disminuido tremendamente al manejarse solo en el idioma materno, y todo el esfuerzo es en un solo idioma. Así que nosotros abogamos porque estos niños estudien en el idioma materno y que se hagan estudios sobre este tema, sobretodo en el Pais Vasco donde se está imponiendo el bilingüismo y trilingüismo.

    Responder a este comentario

  • Joy |27. marzo 2019 08:33:12

    Me ha parecido un informe de lo más interesantísimo!! Soy dislexica (tanto de lecto-comprension como motriz, solo que la segunda es ligera, imperceptible si no me dedico a ningún deporte) y ciertamente la gente se sorprende cuando se enteran que soy dislexica, no lo creen, si hasta mi profesora de inglés estaba re sorprendida porque decía que los dislexicos no alcanzan el nivel que yo tenía y menos si no han ido a un instituto desde chicos. una inepta sin lugar a dudas. Pues os voy a decir que este informe me ha ayudado a comprender cómo puede ser que mi dislexia muchas veces no sea tan notable o cómo he llegado a aprender dos idiomas (inglés y japones, completamente diferentes el uno del otro).
    Soy de Argentina y tengo 31 años. Cuando yo era chica en casa sólo había dos canales de dibujos, uno de ellos en portugues y pues con mis hermanos nos hemos criado viendo dibujos en portugues a la par de programas en castellano. Supongo que algo le entenderíamos. Además, mi padre era amigo de una anciana que sólo hablaba en italiano y cuando él llegaba a casa a veces solía hablarnos en italiano y sabíamos muy pocas palabras. Por aquella época en Argentina no te enseñaban inglés sino hasta el 4° año, pero mi mamá estaba haciendo el secundario cuando yo era chica y ella a veces nos decia palabras en inglés y nos enumeraba cosas. Supongo que fue todo eso lo que me ayudó a evolucionar un poco, a desarrollar mi mente un poco más.
    Sin embargo, también hay otra cosa que ayudó muchísimo. Cuando era chica, como soy hiperactiva, siempre andaba metiendome en problemas y nunca aprendia siquiera a callarme la boca, entonces cuando escuchaba o leia una palabra que no sabía lo que significaba mi padre me mandaba a leerla en el diccionario. También hacía eso cuando me castigaba, ya que él no nos pegaba, entonces era buscar palabras en el diccio y leerlas hasta entenderla (si no podía, él me explicaba con otras palabras) y sino las tablas, siempre nos tomaba las tablas con números salteados y hasta el 20 o a veces un poquito más como castigo.
    Por supuesto que la dislexia no se cura, hasta el día de hoy todavía tengo problemas para entender cosas técnicas, algunos significados y muchas explicaciones, teoremas y esas cosas. En el colegio mi hermana leia lo que tenía que hacer o yo le leia mis textos y ella me explicaba con palabras sencillas lo que estaba escrito o loque me mandaban a hacer de tarea y asi aprendía, con las explicaciones con palabras simples de mi hermana, nada de tecnicismos que no ayudan en absoluto a las personas dislexicas. Y hoy día muchas veces me quiero dar la cabeza contra la pared y algunas veces me cuestiono si realmente aprendí, si evolucioné, si seré capaz de aprender lo que estoy estudiando o si me quedaran las cosas en la mente sobre el nuevo vocabulario que aprende en otros idiomas, pero cuando las cosas me salen bien o cuando estoy muy angustiada, también recuerdo todo lo que evolucioné desde chica, todo lo que fui capaz de aprender y sé que los dislexicos también podemos llegar a hacer grandes cosas, sólo que el proceso es dificil, para unos más que para otros.
    De corazón, muchas gracias por el informe, ayuda muchisimo.

    Responder a este comentario

QUEREMOS SABER TU OPINIÓN

Por favor, ten en cuenta que SINC no es un consultorio de salud. Para este tipo de consejos, acude a un servicio médico.

AGENCIA SINC EN TWITTER