Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Los implantes cocleares en edad temprana mejoran la comprensión lectora de los niños

El momento en que se decide fijar un implante coclear a un niño con problemas graves de audición resulta fundamental para su comprensión lectora. Un estudio liderado por la Universidad Complutense de Madrid revela que si el dispositivo se coloca antes de los 24 meses del menor, su comprensión morfosintáctica será más parecida a la de los niños sin dificultades auditivas.

El beneficio de los implantes cocleares depende, entre otros factores, de la edad de implantación. / Ryanjpoole.

Los niños con problemas auditivos severos a los que les colocaron implantes cocleares antes de que cumplieran dos años registraron mejores resultados en comprensión lectora respecto a otros menores de la misma edad y nivel educativo cuyos dispositivos fueron implantados más tarde. Es la principal conclusión de un estudio dirigido por la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

“Cuanto antes se coloca el implante, mejor es el desarrollo del lenguaje”, indica López-Higes

“El beneficio que se obtiene con los implantes cocleares depende de distintos factores, y uno de los más importantes es la edad de implantación”, explica Ramón López-Higes, investigador del departamento de Psicología Básica II de la UCM y autor principal del trabajo. “Cuanto más temprano se coloca el implante, mejor es el desarrollo del lenguaje”, añade.

El estudio, publicado en Journal of Deaf Studies and Deaf Education, analizó la comprensión lectora en tres grupos de 19 menores: el primero con implantes cocleares colocados antes de los 24 meses, el segundo, de niños cuyos implantes se fijaron después de los dos años hasta los cinco como máximo, y un tercero, con menores sin problemas de audición.

Los 57 participantes, de entre 8 y 12 años, asistían a colegios públicos y privados de Madrid y Castilla-La Mancha. Todos los que llevaban implantes cocleares presentaban un historial severo de pérdida auditiva. Las pruebas que tuvieron que realizar evaluaban el razonamiento perceptivo, la memoria operativa, el vocabulario y la comprensión morfosintáctica.

“En nuestro estudio se demuestra que los niños con los dispositivos colocados antes de los 24 meses registraron un nivel parecido al de los niños de su misma edad sin problemas auditivos en la comprensión de oraciones basada en claves morfosintácticas”, afirma el investigador.

Los menores cuyos implantes se fijaron después de los dos años presentaron peores resultados en todos los índices analizados, comparados con niños cuya audición era normal.

Dificultades con oraciones complejas

Si se contrastan solo los resultados de los menores con implantes, aquellos con dispositivos colocados antes de los dos años presentaron mejores registros en la prueba de conciencia morfológica y en la comprensión de las oraciones más sencillas (desde el punto de vista sintáctico y semántico).

“No obstante, si consideramos las oraciones más complejas (como pasivas o con dos verbos) el rendimiento de ambos grupos de niños es similar”, puntualiza López-Higes.

Los autores proponen entrenamientos específicos para cada grupo de niños

Como recomendaciones, para los menores a los que se les han colocado los implantes cocleares después de los 24 meses, los autores proponen un programa intensivo de enseñanza de la lectura, centrado en la morfología y en el dominio de la sintaxis.

En cuanto a los niños con implantes tempranos, recomiendan un trabajo de entrenamiento específico con oraciones que no siguen el orden sintáctico habitual en español y que tienen dos predicados.

El estudio, en el que también participan investigadores de la UNED, ha sido financiado por la fundación CLAVE (Atención a la Deficiencia Auditiva, según su acrónimo en inglés).

Referencia bibliográfica:

Ramón López-Higes, Carlos Gallego, María Teresa Martín-Aragoneses y Natalia Melle. “Morpho-Syntactic Reading Comprehension in Children With Early and Late Cochlear Implants”, Journal of Deaf Studies and Deaf Education, marzo 2015. DOI: 10.1093/deafed/env004.

Fuente: Universidad Complutense de Madrid
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Las científicas pueden sentirse más ‘impostoras’ en disciplinas que premian la brillantez

Las mujeres y los científicos noveles pueden sentir con más frecuencia el ‘síndrome del impostor’ cuanto más perciben que una disciplina académica requiere talento o ser brillante para tener éxito. Así lo revela un nuevo estudio realizado en EE UU que sugiere que estos sentimientos podrían obstaculizar la carrera de los investigadores a largo plazo.

Las personas se fían de la inteligencia artificial en las elecciones de voto y de pareja

Dos investigadoras españolas han realizado varios experimentos para demostrar cómo la IA puede influir en decisiones tan importantes como elegir candidatos políticos o buscar citas románticas. Todo ello, pese a haber usado un algoritmo ficticio.