Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Ciencias de la Vida

Los nativos de Norteamérica ya fumaban tabaco hace 1.200 años

Entre las poblaciones nativas del oeste norteamericano el tabaquismo va en aumento. ¿Cuándo empezaron a fumar sus antepasados? El análisis de pipas antiguas revela que ya fumaban tabaco antes de que los europeos introdujeran variedades domesticadas en el siglo XVIII.

Fragmentos de pipa procedentes del yacimiento de Offield Bar, cerca del río Snake y cerca del río Columbia, en el estado de Washington. / Tammara Norton

Los primeros cigarrillos se empezaron a comercializar en masa hace 140 años, pero la relación entre los humanos y esta planta es mucho más antigua. Sin embargo, poco se sabe sobre el origen histórico del uso del tabaco.

Las tribus del interior del noroeste del Pacífico fumaban especies autóctonas de Nicotiana antes de la introducción del tabaco comercial

Un nuevo estudio ha analizado las pipas de piedra de 1.200 años de antigüedad halladas en las costas occidentales de América del Norte, donde hoy la incidencia del tabaquismo es muy alta entre las poblaciones nativas. Los resultados, publicados hoy en la revista PNAS, revelan el hallazgo de nicotina –un compuesto del tabaco– en su interior.

Hasta ahora, se creía que antes de la domesticación del tabaco, tribus americanas como los nez percé –del francés “nariz agujereada”– de los estados de Idaho, Oregón y Washington fumaban plantas como la gayuba (Arctostaphylos uva-ursi) para sus rituales y que esto sería así hasta incluso antes de la introducción del tabaco comercializado por los europeos en la década de 1790.

Shannon Tushingham, de la Universidad del Estado de Washington (EE UU), y sus colegas realizaron, gracias a técnicas de cromatografía, el registro biomolecular de 12 pipas de piedra y otros fragmentos hallados en cinco sitios en la cuenca del río Columbia en el sureste del estado de Washington.

“Las muestras positivas de nicotina demuestran una continuidad profunda del tabaquismo indígena en un lugar donde el tabaco parecía haber sido introducido por los primeros comerciantes y exploradores euroamericanos”, recalcan los investigadores en su estudio.

Los autores esperaban encontrar sobre todo residuos de gayuba en las muestras más antiguas. El descubrimiento de biomarcadores de nicotina confirma que las tribus del interior del noroeste del Pacífico fumaban especies autóctonas de Nicotiana antes de la introducción del tabaco comercial.

Imágenes icónicas de nativos de la tribu Nez percé posando con las grandes pipas usadas con la propagación del comercio del tabaco. Izquierda: jefe Lawyer (1861). Derecha: jefe Kalkalshuatash (1868). / Imágenes cedidas por la University of Washington Libraries, Special Collections, NA627 y el National Anthropological Archives, Smithsonian Institution GN

De la domesticación a la comercialización

La planta del tabaco puede haber sido la primera en domesticarse en América hace entre 8.000 y 6.000 años en los Andes. Su uso dio lugar a la selección y modificación genética produciendo especies como Nicotiana rustica y Nicotiana tabacum, con hojas más grandes y mayores niveles de nicotina que las primeras variedades salvajes.

El tabaco domesticado se extendió a Mesoamérica y el Caribe y alcanzó ciertas zonas de sureste y suroeste de EE UU hace entre 3.000 y 2.500 años. Pero “estuvieron ausentes en gran parte de oeste de Norteamérica, una gran área habitada por cazadores-recolectores y donde había especies diferentes de tabaco indígena como Nicotiana quadrivalvis, Nicotiana attenuata y Nicotiana obtusifolia”, indican los autores.

Los investigadores quieren determinar las especies y mezclas exactas que se fumaron en estas pipas arqueológicas

Cuando se produjo el contacto con los europeos en el siglo XV, en América del Norte y del Sur se utilizaban muchas especies de tabaco, que se consideraba una planta con gran poder y un significado ritual, medicinal y ceremonial especial.

“En lugar de ser el producto recreativo habitual en el que se ha convertido hoy en día, en los contextos tradicionales, el tabaco se usaba normalmente en cantidades limitadas y por ciertos miembros de la comunidad”, subrayan los científicos en su estudio.

Las pipas son algunos de los artefactos más conocidos asociados con el tabaco, pero la planta también se fumó con materiales perecederos –cigarrillos rojos o cigarros– y se ingirió por otros medios –por masticación o enema–. Fueron los indios Taino Arawak los que mostraron el tabaco a Cristóbal Colón en 1492 en las Islas Bahamas durante su primer encuentro con las Américas. Los exploradores europeos en América pronto adoptaron el tabaco al reconocer sus propiedades especiales.

En 1500, las colonias británicas y americanas cultivaron las variedades de N. tabacum en plantaciones de todo el Caribe y el este de América del Norte. A finales de 1600, el tabaco se introdujo en el Viejo Mundo y se convirtió en un producto comercial global, consumido de manera masiva.

Pero la cronología histórica del tabaco seguía sin resolver uno de los mayores enigmas de la arqueología noroccidental de América del Norte: ¿tuvieron acceso los cazadores-recolectores de esa zona acceso al tabaco indígena antes de la introducción del tabaco domesticado? La respuesta es que sí, y su patrón de consumo se remonta a hace al menos 1.200 años.

Los investigadores pretenden realizar ahora más estudios para determinar las especies y mezclas exactas que se fumaron en estas pipas arqueológicas.

Referencia bibliográfica:

Shannon Tushingham et al. “Biomolecular archaeology reveals ancient origins of indigenous tobacco smoking in North American Plateau” PNAS 29 de octubre de 2018

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Reconstruyen un arrecife fósil de hace unos 38 millones de años en el Pirineo aragonés

Durante el Eoceno, hace unos 38 millones de años, había un arrecife en lo que hoy es el Pirineo aragonés. Un equipo de científicos españoles ha logrado reconstruirlo y ha descrito tres nuevas especies de cangrejos que vivían en él entre el centenar de fósiles hallados.

Alt de la imagen
El declive de la biodiversidad marina tropical empeorará a finales de siglo

Gracias al uso del registro fósil, un equipo de científicos, con participación de la Universidad de Santiago de Compostela, ha reconstruido los patrones de la biodiversidad marina de los últimos miles de años ​​y ha realizado proyecciones con los niveles actuales de emisiones de CO2. Los resultados indican que la crisis climática intensificará la reducción de la diversidad pelágica tropical hasta niveles que no se han visto en millones de años.