Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Una especie que apareció en la Antártida hace 3,7 millones de años

Los pingüinos papúa se expandieron siguiendo la corriente Antártica

La historia evolutiva de los pingüinos papúa, Pygoscelis papua, es la de una especie que apareció en la Antártida hace 3,7 millones de años, en concreto en el archipiélago de Crozet, situado al sur del océano Índico. Esta investigación confirma que la expansión de las colonias de pingüinos se produjo siguiendo la corriente Antártica.

Ejemplares de pingüinos papua, Pygoscelis papua, en la peninsula de Byers, en la isla Livingston en el archipielago de las Shetlands del Sur / Andrés Barbosa

Investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) y la Pontificia Universidad Católica de Chile, junto a otras instituciones de Chile, Brasil y Francia, han colaborado en esta investigación que confirma que la expansión de las colonias de pingüinos se produjo siguiendo la corriente Antártica.

En lugar de las dos subespecies puede que tengamos que comenzar a pensar en por lo menos cuatro subespecies o quizás especies diferenciadas

Gracias al estudio de las diferencias genéticas, los investigadores han podido establecer en qué orden fueron colonizando las islas sub-antárticas ya que los datos les permiten establecer la antigüedad de cada uno de los núcleos de población estudiados. Del archipiélago de Crozet, donde surgieron hace 3,7 millones de años, pasaron al de Kerguelen, donde llegaron hace 2,3 millones de años aproximadamente, y de ahí al archipiélago de las Malvinas y a la península antártica hace alrededor de 1,2 millones de años, cuando terminó el proceso de colonización.

Junto al Frente Polar, la Corriente Antártica, que rodea el continente girando en el sentido de las agujas del reloj de oeste a este, crea una zona donde cambian la temperatura y la salinidad del agua formando una barrera natural para la distribución de especies.

“Al comprobar el orden de colonización de las diferentes poblaciones, hemos podido ver que los pingüinos han seguido esa corriente a la hora de colonizar nuevos territorios porque no han llegado a la península antártica siguiendo el camino más corto y directo”, explica el investigador del MNCN Andrés Barbosa.

“Todavía hay material que estudiar pero los datos que hemos recopilado sugieren que las relaciones evolutivas o filogenia de la especie sugieren que en lugar de las dos subespecies que se reconocen hasta ahora, puede que tengamos que comenzar pensar en por lo menos cuatro subespecies o quizás especies diferenciadas”, apunta Juliana Vianna de la Universidad chilena.

Referencia bibliográfica:

J.A. Vianna, D. Noll, G.P.M. Dantas, M.V. Petry, A. Barbosa, D.Gonzalez-Acuña, C. Le Bohec, F. Bonadonna, E. Poulin. (2017) Marked phylogeographic structure of Gentoo penguin reveals an ongoing diversification process along the Southern Ocean. Molecular Phylogenetics and Evolution published DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.ympev.2016.12.003

Fuente: MCNN-CSIC
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Albatros, petreles y pardelas pasan el 40 % de su vida en alta mar, en zonas sin jurisdicción

Un rastreo de más de 5.000 aves procelariformes muestra que pasan casi la mitad de su tiempo en aguas internacionales, donde carecen de protección legal. Con la mitad de sus especies en peligro de extinción, los responsables del estudio reclaman un acuerdo de regulación global para conservar sus poblaciones.

Los neandertales pudieron oír y hablar como nosotros

Durante décadas la comunidad científica ha tratado de establecer si hubo alguna otra especie humana, diferente a la nuestra, que también dispusiera de lenguaje. Ahora un equipo de investigadores españoles ha reconstruido por primera vez la audición de los neandertales y ha encontrado la prueba de que hablaban.