Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Ciencias de la Vida
El estudio se ha publicado en ‘Oikos’

Los polluelos compiten por la comida en un mismo nido porque los padres no tienen el control total sobre la ceba

Muchos factores, entre ellos la estrategia de ceba emprendida por los padres, influyen en la supervivencia de los polluelos. Investigadores españoles y alemanes han presentado un modelo que simula las estrategias de distribución de comida cuando eclosionan las crías, así como los fenómenos de competitividad que surgen entre los pollos.

Cernícalos primilla en un nido del silo de La Palma del Condado (Huelva) donde se aprecian las diferencias de tamaño entre pollos de un mismo nido: a la derecha el más grande (emplumado totalmente) y a la izquierda el más pequeño (aún con plumón). Foto: SINC / Carlos Rodríguez.

El modo de distribución del alimento entre los polluelos de una misma nidada constituye uno de los desafíos más importantes para la ecología evolutiva. Según un estudio que se ha publicado recientemente en la revista Oikos, entre los progenitores y las crías de cernícalo primilla (Falco naumanni) existen conflictos por el abastecimiento de comida. El hecho de que en algunas especies los pollos nazcan en diferentes momentos y presenten distinto tamaño (y capacidad competitiva) aumenta la complejidad del conflicto.

Los autores del estudio han presentado un modelo de simulación de varias estrategias de distribución de comida, considerando el crecimiento diario de cada nidada durante los 37 días del periodo de nidificación. Para ello, han elaborado diferentes escenarios de asincronía de eclosión.

Según Carlos Rodríguez, investigador de la Universidad de Jena (Alemania) y autor principal del estudio, la asincronía de eclosión “es un fenómeno frecuente en la naturaleza que genera asimetría de tamaño entre los integrantes de una pollada”. El investigador añade a SINC que “la posibilidad de que los padres no tengan control total sobre qué pollo cebar, con situaciones difíciles (nidos tubulares o pollos muy agresivos) los fuerza a aceptar el resultado de la competencia entre hermanos”.

El estudio demuestra la importancia de la calidad del hábitat en la crianza de diferentes especies de pájaros. Los resultados sugieren que una nidada donde existen polluelos más grandes que otros por haber eclosionado en diferentes momentos, es ventajosa en entornos pobres, pero dicha ventaja disminuye a medida que las condiciones de alimentación mejoran.

Para llegar a estas conclusiones, los científicos han considerado tres normas clásicas de aprovisionamiento controladas por los padres: alimentar preferentemente a los más grandes, alimentar a los que están más hambrientos y alimentar al azar. Los expertos también han considerado un escenario adicional en el que son las diferencias de peso entre hermanos, y no la decisión de los padres, las que determinan cómo se distribuye la comida (más despótica cuando las diferencias de tamaño entre los pollos son mayores).

Como medidas de éxito reproductivo, el trabajo considera el número de pollos que finalmente vuelan, su peso (que puede ser un indicador de su capacidad de supervivencia fuera del nido), y la cantidad de cebas que deben hacer los padres (que puede ser considerada una medida de esfuerzo paterno). Dependiendo del contexto ecológico, alguna de estas medidas puede primar sobre las otras, por lo que los resultados de este trabajo pueden tener aplicaciones más allá de esta especie.

Antecedentes del estudio

La idea de este artículo parte de un estudio anterior publicado en Journal of Applied Ecology en 2006 y que recibió el premio “Southwood price” de la British Ecological Society. Los investigadores construyeron en él un modelo que simula el crecimiento de los pollos de un pequeño halcón colonial, el cernícalo primilla.

“Simulamos diferentes condiciones ambientales modificando dos parámetros del modelo: biomasa de la presa y tiempo necesario para capturarla. Durante la elaboración de este trabajo nos dimos cuenta de que no conocíamos la estrategia utilizada por los progenitores para alimentar a los pollos (si dan la comida al más grande, al más pequeño, al más hambriento, aleatoriamente, etc.)”, destaca Rodríguez. Las diferencias encontradas entre las estrategias de distribución de comida permitieron desarrollar el estudio que se presenta ahora.

---------------------------

Referencia bibliográfica:

Rodríguez, Carlos; Johst, Karin; Bustamante, Javier. “Parental versus offspring control on food division within the brood: the role of hatching asynchrony” Oikos 117(5): 719-728 MAYO 2008

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Descubierto un minúsculo pariente de los dinosaurios

Entre los animales más grandes que han pisado o volado sobre la faz de la Tierra figuran los dinosaurios y los pterosaurios, pero sus ancestros pudieron tener un tamaño muchísimo menor. Así lo sugiere el fósil de un pariente descubierto en Madagascar de tan solo 10 cm de altura: Kongonaphon kely, un 'pequeño asesino de insectos' que puede ayudar a explicar algunas de las características de sus gigantescos primos.

Alt de la imagen
El Homo erectus no era esbelto y ligero, sino compacto, achaparrado y robusto

Un trabajo del CSIC y el Centro Nacional de Investigación de La Evolución Humana ha reconstruido en 3D el tórax del niño de Turkana, el esqueleto de H. erectus más completo, datado en 1,5 millones de años. Este estudio revela que la forma estilizada del humano moderno, con tórax y pelvis estrecho, apareció más recientemente de lo que se pensaba.