Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Los roedores podrían ser portadores asintomáticos de coronavirus similares al SARS

Algunos roedores ancestrales pudieron haberse infectado con coronavirus similares al síndrome respiratorio agudo, lo que les llevó a adquirir tolerancia o resistencia a los patógenos, según una investigación liderada por la Universidad de Princeton en EE UU. Este hecho plantea la posibilidad de que los ejemplares modernos puedan ser reservorios de virus de este tipo.

La unión de una proteína de espiga del SARS-CoV-2 (rojo) a un receptor ACE2 (azul) conduce a la penetración del virus en la célula, como se representa en el fondo. / Juan Gaertner

Una de las hipótesis más plausibles sobre el origen del SARS-CoV-2, el virus que causa la infección por Covid-19, es que saltó de un animal no humano a los humanos (origen zoonótico). Varias investigaciones han demostrado que los murciélagos grandes de herradura (Rhinolophus ferrumequinum) son huéspedes de numerosos virus similares al SARS y los toleran sin presentar síntomas extremos.

Por esta razón, la comunidad científica considera que es importante ser capaces de identificar otros animales que han adaptado mecanismos de tolerancia a los coronavirus, para conocer los posibles reservorios virales que pueden propagar nuevos patógenos a los humanos.

Es importante ser capaces de identificar otros animales que han adaptado mecanismos de tolerancia a los coronavirus, para conocer los posibles reservorios virales

En una nueva investigación, científicos de la Universidad de Princeton (EE UU) han realizado un análisis evolutivo de los receptores ACE2 entre especies de mamíferos. Estos receptores son utilizados por los virus del SARS para entrar en las células de los mamíferos. El trabajo se publica en la revista PLOS Computational Biology.

“Aunque sabemos que el mecanismo de transmisión del virus del SARS entre humanos es a través de las gotas respiratorias y las partículas de aerosol, el método de transmisión entre animales y humanos aún no se ha demostrado de forma sólida”, apunta a SINC Sean King, de la Universidad de Princeton y coautora del estudio.

En primates, los científicos encontraron que tenían secuencias de aminoácidos muy conservadas en los puntos del receptor ACE2. Por su parte, los roedores estudiados presentaron una mayor diversidad y un ritmo de evolución más acelerado.

Algunas especies de roedores probablemente han estado expuestas a repetidas infecciones por coronavirus similares al SARS durante un periodo evolutivo considerable

“Analizamos computacionalmente la proteína ACE2, que es utilizada por virus similares al SARS para entrar en las células de los mamíferos. Hemos calculado las tasas de evolución y adaptación en lugares específicos de esta proteína que utilizan los virus similares al SARS”, explica el investigador.

Roedores expuestos a coronavirus a lo largo de su evolución

En general, los resultados de esta investigación indicaron que las infecciones similares al SARS no han sido impulsoras de la evolución en la historia de los primates. Sin embargo, algunas especies de roedores probablemente han estado expuestas a repetidas infecciones por coronavirus similares al SARS, durante un periodo evolutivo considerable.

“En estos lugares específicos de la proteína, los roedores muestran una rápida velocidad de evolución en relación con el resto, lo que apoya la idea de que estos cambios se han producido a lo largo de millones de años, en respuesta a las infecciones similares al SARS”, asevera King.

Los tipos de roedores del estudio incluyeron especies de los siguientes grupos: ratones, ratas, ratas topo, chinchilla, degú, ardilla, marmota, topillo, hámster y jerboa

Los tipos de roedores del estudio incluyeron especies de los siguientes grupos: ratones, ratas, ratas topo, chinchilla, degú, ardilla, marmota, topillo, hámster y jerboa. “Cabe pensar que existe la posibilidad de que los roedores infectados con el virus del SARS puedan transmitirlo de la misma manera que los murciélagos”, añade King.

De esta forma, este sugiere que los roedores ancestrales pueden haber tenido infecciones repetidas con coronavirus similares al SARS y haber adquirido alguna forma de tolerancia o resistencia. “Esto plantea la tentadora posibilidad de que algunas especies modernas de roedores puedan ser portadoras asintomáticas", argumenta el experto.

Para los autores, es necesario realizar más trabajos experimentales para determinar si estos roedores son susceptibles, tolerantes o inmunes a los virus similares al SARS. Un estudio previo realizó un experimento que demuestra que los ratones de laboratorio pueden ser infectados por algunas variantes del SARS-CoV-2, pero no por otras.

Es necesario realizar más trabajos experimentales para determinar si estos roedores son susceptibles, tolerantes o inmunes 

“Sería útil entender la tolerancia o susceptibilidad de las diferentes especies de roedores a las diferentes variantes de los virus del SARS, así como identificar qué especies en concreto pueden ser portadoras, si es que lo son. Hasta ahora se conoce que las civetas y los pangolines son portadores de virus similares”, concluye King.

Referencia:

King SB, Singh M. et al. “Comparative genomic analysis reveals varying levels of mammalian adaptation to coronavirus infections”. PLoS Computational Biology

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
La mitad de las aves rapaces que se reproducen en el Norte de África están en peligro de extinción

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ha evaluado el estado de conservación de 36 especies de aves rapaces que se reproducen en el norte del continente africano. El informe proporciona las bases para desarrollar acciones de conservación y monitorización de las poblaciones reproductoras, así como para determinar, proteger y gestionar los sitios de reproducción potenciales.

Crean los primeros robots vivos que se replican de manera espontánea

Después de ‘construir’ máquinas vivas a partir de células reutilizadas de embriones de rana, un grupo de científicos de EE UU ha creado los primeros biobots capaces de reproducirse de una manera jamás observada antes en el mundo animal o vegetal. Esta nueva forma de autorreplicación biológica podría suponer un prometedor avance para la medicina regenerativa.