Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Materiales ecológicos como aislantes entre la pared y la solución fotovoltaica

La empresa abulense Onyx Solar se ha significado por el desarrollo de soluciones constructivas para la integración fotovoltaica en edificios. La idea es que la construcción genere energía aprovechando la radiación del Sol. Las soluciones remplazan materiales convencionales como el vidrio o la cerámica por otros con propiedades fotovoltaicas en fachadas, muros o suelos transitables. Ahora, con ayuda de personal del Departamento de Física de la Materia Condensada de la Universidad de Valladolid, la compañía ha comenzado un proyecto de I+D con el que pretende complementar estas soluciones.

Corcho natural.

Entre los muros y techos del edificio y la zona de aprovechamiento energético hay una zona intermedia en la que se emplean aislantes. La iniciativa innovadora pretende emplear materiales ecológicos para esta función.

Daniel Valencia, investigador del Departamento de I+D de la empresa explica que “hasta ahora se usa lana de roca como aislante, pero planteamos utilizar materiales más ecológicos con menor juella de carbono”. La compañía explica que actualmente el 70% de las emisiones de gases de efecto invernadero se generan en ciudades, cuyos edificios son responsables de casi el 40% del consumo total de energía. Actuar sobre estas construcciones podría reducir las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero.

En este caso, los investigadores plantean sustituir aislanter térmicos convencionales por fibras de madera, celulosa, lana o corcho. Proceden de la reutilización de elementos dedicados a otros usos. En la fase experimental están ensayando la mezcla de estos materiales reciclados, con otros construidos ex profeso para aislamientos de paredes y muros. Además, en el caso del corcho, apunta Valencia, “se permitiría la estimulación y un mayor aprovechamiento económico de los bosques de alcornoque”. Los investigadores están finalizando el proyecto de I+D en su fase de laboratorio y en unos meses esperan aplicarlo a proyectos concretos, por lo que se infiere que los desarrollos están alcanzando resultados positivos. Los servicios de laboratorio han sido prestados por la Universidad de Valladolid.

Otros proyectos de I+D

Además de esta iniciativa, Onyx Solar mantiene abiertas otras líneas de I+D en estos momentos. “Se trata de buscar mejoras las soluciones fotovoltaicos, siempre orientándolas hacia una arquitectura sostenible”, resume Valencia. Así, los técnicos de la empresa abulense estudian mejoras estructurales, en el terreno mecánico, en el vidrio fotovoltaico que han desarrollado o investigan la implementación de iluminación por ledes en suelos fotovoltaicos transitables.

Fuente: DICYT
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Un robot blando con aspecto de pez consigue nadar en las profundidades de las Marianas

Inspirado en el pez caracol de la fosa de las Marianas, este robot chino ha sido capaz de nadar de forma autónoma y autopropulsada a casi 11.000 metros de profundidad. Aunque de momento sus funciones son muy limitadas, sus creadores creen que el diseño, flexible, blando y ligero, puede sentar las bases de la robótica submarina en condiciones extremas.

Premio Fronteras del Conocimiento para dos pioneros en nanomateriales

El científico estadounidense Paul Alivisatos y el alemán Michael Grätzel son los ganadores del Premio Fundación BBVA en la categoría de Ciencias Básicas de este año por el desarrollo de nuevos nanomateriales, con aplicaciones en energía solar y electrónica avanzada.