Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Montan nanoestructuras con ‘ladrillos’ de ADN como si fueran piezas de Lego

Una nueva técnica permite unir hebras cortas de ADN para formar nanoestructuras tridimensionales con diversas formas. “Las pequeñas cadenas de nucleótidos actúan como ladrillos o piezas de Lego que se ensamblan y dan lugar a estructuras que pueden tener aplicaciones en la medicina, la biofísica y la electrónica”, según explican los autores de un trabajo que se publica en Science.

Algunas de las estructuras creadas a partir de ladrillos de ADN. Imagen: Yonggang Ke
Crean estructuras tridimensionales con 'ladrillos' de ADN . Foto: Yonggang Ke

Una nueva técnica permite unir hebras cortas de ADN para formar nanoestructuras tridimensionales con diversas formas. “Las pequeñas cadenas de nucleótidos actúan como ladrillos o piezas de Lego que se ensamblan y dan lugar a estructuras que pueden tener aplicaciones en la medicina, la biofísica y la electrónica”, según explican los autores de un trabajo que se publica en Science.

Los autores han creado más de 100 estructuras con ladrillos de ADN

Una nueva técnica permite unir hebras cortas de ADN para formar nanoestructuras tridimensionales con diversas formas. “Las pequeñas cadenas de nucleótidos actúan como ladrillos o piezas de Lego que se ensamblan y dan lugar a estructuras que pueden tener aplicaciones en la medicina, la biofísica y la electrónica”, según explican los autores de un trabajo que se publica en Science.

Algunas de las estructuras creadas a partir de ladrillos de ADN. Imagen: Yonggang Ke
Crean estructuras tridimensionales con 'ladrillos' de ADN . Foto: Yonggang Ke

Una nueva técnica permite unir hebras cortas de ADN para formar nanoestructuras tridimensionales con diversas formas. “Las pequeñas cadenas de nucleótidos actúan como ladrillos o piezas de Lego que se ensamblan y dan lugar a estructuras que pueden tener aplicaciones en la medicina, la biofísica y la electrónica”, según explican los autores de un trabajo que se publica en Science.

Los autores han creado más de 100 estructuras con ladrillos de ADN

Una nueva técnica permite unir hebras cortas de ADN para formar nanoestructuras tridimensionales con diversas formas. “Las pequeñas cadenas de nucleótidos actúan como ladrillos o piezas de Lego que se ensamblan y dan lugar a estructuras que pueden tener aplicaciones en la medicina, la biofísica y la electrónica”, según explican los autores de un trabajo que se publica en Science.

Un equipo de científicos de la Universidad de Harvard (EE UU) ha ideado una manera de conectar hebras simples de ADN para crear nanoestructuras tridimensionales complejas. La investigación se publica esta semana en la revista Science.

Las pequeñas cadenas de ADN de 32 nucleótidos funcionan como ladrillos que se ensamblan entre sí, tal y como explica a SINC Peng Yin, uno de los autores del trabajo. “Los ladrillos de ADN se pueden añadir, retirar o modificar independientemente como piezas de Lego, sin afectar al resto de la estructura”, subraya el investigador.

Yin señala que este método emplea “cientos de hebras sintéticas de ADN que funcionan como bloques compactos con los que se montan formas complejas en tres dimensiones, algo que hasta ahora no era abordable”.

Múltiples aplicaciones

Los investigadores aseguran que el procedimiento tendrá importantes aplicaciones en campos como la biofísica, la medicina y la nanoelectrónica.

En palabras de Yin, “esta nueva técnica podría ser el siguiente paso hacia el uso de la nanotecnología de ADN para aplicaciones más sofisticadas de lo que ha sido posible hasta ahora”.

Los investigadores crearon 102 estructuras tridimensionales diferentes

Entre ellas, el investigador destaca la posibilidad de que funcionen como “dispositivos médicos inteligentes que dirijan a los fármacos selectivamente hasta el lugar donde deben actuar” o que se utilicen como “plantillas para la organización precisa de materiales inorgánicos en la fabricación de circuitos electrónicos”.

Yin resalta además que la nueva técnica tiene como principales puntos fuertes “la modularidad, la simplicidad del método, la complejidad de las estructuras ensambladas y la robustez”.

102 formas diferentes

En el experimento los investigadores diseñaron un cubo de 25 nanómetros cúbicos formado por cientos de ladrillos de ADN, que sirvió como matriz para crear 102 estructuras tridimensionales diferentes.

Las formas de estas nanoestructuras son altamente sofisticadas y complejas, y pueden incluso tener cavidades internas y huecos, explican.

La nanotecnología del ADN basa su funcionamiento en las propiedades de reconocimiento molecular de los ácidos nucleicos, que en este caso funcionan como elementos estructurales y no como portadores de información biológica.

Otra técnica, conocida como origami del ADN, ya había utilizado esta molécula con fines similares, pero el nuevo método mejora ciertos aspectos, como la velocidad y el rendimiento en el montaje de estructuras tridimensionales.

Referencia bibliográfica:

Yonggang Ke, Luvena L. Ong, William M. Shih, Peng Yin “Three-Dimensional Structures Self-Assembled from DNA Bricks” Science, Noviembre 2012, doi: 10.1126/science.1227268

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Estas células madre resisten el envejecimiento y mantienen la regeneración muscular hasta la vejez

Investigadores españoles han descrito en ratones cómo todas las células madre musculares no envejecen igual, y han identificado un subgrupo con una capacidad regenerativa superior que se mantiene hasta la edad geriátrica. Los resultados se publican hoy en Nature Cell Biology.

Alt de la imagen
Descubierto un gen crucial para el desarrollo del sarcoma de Ewing

El gen RING1B es clave para el desarrollo del sarcoma de Ewing, un tumor óseo maligno que se forma en el hueso o en el tejido suave y que afecta principalmente a los adolescentes y adultos jóvenes. El hallazgo abre la puerta al desarrollo de nuevas estrategias terapéuticas.