Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Nace la Sociedad Iberoamericana de Bioinformática

Con el objetivo de contribuir al desarrollo de la Bioinformática y de la Biología computacional en toda Iberoamérica, 22 países han formado la Sociedad Iberoamericana de Bioinformática (SoIBio), que estará presidida por Julio Collado-Vides, experto del Centro de Ciencias Genómicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y cuyo vicepresidente es Javier de las Rivas, científico del Centro de Investigación del Cáncer (CIC) de Salamanca. En declaraciones a DiCYT, De las Rivas asegura que el progreso es este área multidisciplinar es fundamental para la Ciencia de España, Portugal y los países americanos que conforman este nuevo grupo.

Javier de las Rivas, científico del Centro del Cáncer. Foto: DiCYT

La Bioinformática resulta en la actualidad imprescindible en el análisis de los datos que aportan las ciencias genómicas, biológicas y biomédicas. "Las nuevas técnicas están generando una ingente cantidad de datos que sólo son manejables con amplios conocimientos de Informática y el desarrollo de ordenadores, programas y cálculos nuevos", afirma el experto, de menara que la Bioinformática es un campo "multidisciplinar de nacimiento". En el continente americano, países como México, Brasil, Argentina y Uruguay cuentan con grandes especialistas, por lo tanto, el objetivo de España y Portugal es tener una relación especial con estos países "con mucho potencial" y procurar el desarrollo de la disciplina en el resto de la región. Así sería posible estar a la altura de otros países europeos, que son líderes por su experiencia, y de las potencias de Asia y el Pacífico, cuyo potencial tecnológico las coloca también en la primera línea de conocimiento.

La elección del investigador de la UNAM Javier Collado-Vidales como presidente no es casual, ya que se trata de un científico de prestigio internacional que, entre otras cosas, tiene el mérito de haber firmado el artículo científico más citado de Iberoamérica; mientras que la elección de Javier de las Rivas como vicepresidente, aunque "fue una sorpresa", asegura, reconoce también el papel de la Unidad de Bioinformática del Centro del Cáncer salmantino. Además como secretaria fue elegida Marta Bunster, de la Universidad de Concepción (Chile), y como tesorero, Edgar Vallejo, del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Todo ello coindicidió con la celebración de la International EMBnet-RIBio Conference 2009 en Puerto Morelos (Quintana Roo, México) el pasado lunes 26 de octubre.

El nuevo organismo vendrá a reforzar la colaboración entre distintas instituciones, que en el caso de la UNAM y el Centro del Cáncer de Salamanca, perteneciente a la Universidad de Salamanca y al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), se ha iniciado ya hace tiempo. De hecho, recientemente ha visitado este centro Francisco Bolívar Zapata, Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica de 1991, quien afirmó en declaraciones a DiCYT que tenemos que "se está generando tal cantidad de información biológica y bancos de datos que todo ello exige una estrategia nueva en la Bioinformática". Para este experto, también perteneciente a la UNAM, se trata de un reto "apasionante y preocupante", porque es muy difícil procesar toda la información y compartirla con la sociedad o ponerla a disposición de los hospitales, por ejemplo.

Según han informado sus responsables, la SoIBio pretende servir de enlace y apoyo no sólo para las sociedades nacionales que trabajan en Bioinformática en Iberoamérica, sino también facilitará la interacción con otras asociaciones internacionales como son la Red Europea de Bioinformática (European Molecular Biology Network, EMBnet), la Red Asia-Pacífico de Bioinformática (Asian-Pacific Bioinformatics Network, APBioNet) y la Sociedad Internacional de Biología Computacional (International Society for Computational Biology, ISCB).

Nuevos desarrollos

Además de constituir "un nuevo empuje al desarrollo del software, la programación y la Biología", nueva sociedad "nos permite tener un nuevo apoyo jurídico y una representación ante los organismos públicos", indica De las Rivas. Esta Sociedad es fruto del trabajo y cooperación iniciado con la Red Iberoamericana de Bioinformática (RIBio), que ha reunido a investigadores iberoamericanos en encuentros científicos y cursos avanzados a lo largo del último quinquenio.

La SoIBio buscará difundir el conocimiento de la Bioinformática en Iberoamérica haciendo especial énfasis en divulgación, organización de talleres y cursos avanzados, así como una reunión científicotécnica anual, que estarán dirigidos tanto a investigadores como a profesionales interesados en la investigación, docencia y promoción de la Bioinformática. La nueva sociedad queda abierta a la incorporación de científicos y profesionales de todo el mundo que trabajen y estén interesados en el desarrollo iberoamericano de la Bioinformática.

Fuente: DiCYT
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados