Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Nuevo sistema de imagen radiográfica para la aplicación médica e industrial

El CSIC, en colaboración con las universidades de Valencia y Politécnica de Valencia, ha diseñado y patentado un sistema para examinar tejidos basado en su imagen densitométrica, además de incorporar información del paciente y agilizar el diagnóstico. Los científicos confían en que este dispositivo mejore los sistemas actuales de inspección de objetos y control de calidad.

La nueva tecnología (izquierda) mejora el contraste en la imagen de un cráneo frente al método convencional (derecha). / CSIC

Un equipo multidisciplinar liderado por el CSIC ha licenciado la patente de un dispositivo que permite obtener información novedosa de objetos examinados por rayos gamma o rayos X. El sistema se basa en una nueva modalidad de imagen, la imagen densitométrica, que tiene aplicaciones tanto industriales como médicas.

Los métodos densitométricos se fundamentan en la absorción que sufren los rayos X o los fotones de rayos gamma al atravesar tejidos u objetos, lo que se relaciona con la forma del objeto y la densidad electrónica del material (electrones por unidad de volumen) que atraviesan. El resultado es una imagen que representa la suma de las estructuras del objeto proyectadas sobre una superficie bidimensional.

“El nuevo sistema incorpora además información espacial sobre el paciente u objeto explorado. La integración de esta información con la información radiológica convencional nos permite obtener una nueva modalidad de imagen con múltiples aplicaciones industriales y biomédicas”, explica el investigador del CSIC Germán Rodrigo.

La mejor calidad de las imágenes ayuda en la decisión del radiólogo

En diagnóstico clínico, este tipo de imagen incorpora información de la fisonomía del paciente, facilita la interpretación de la imagen y ayuda en la decisión del radiólogo, agilizando el diagnóstico.

Esta mejoría en la calidad de la imagen se produce por medio de una corrección espacial, y no por medio de filtros matemáticos que podrían inducir a errores en la interpretación de lesiones.

El sistema también permite cuantificar de forma más precisa la absorción en sistemas calibrados y parametrizar los valores de absorción obtenidos en función del espesor del material.

En aplicaciones industriales, la información densitométrica permite determinar la composición del objeto que no puede ser inferida de los actuales sistemas de rayos X utilizados para la inspección de objetos y el control de calidad. Al introducir nueva información sobre el objeto analizado, este sistema facilita la exploración, siendo capaz de distinguir, por ejemplo, la cantidad de tejido graso en piezas de carne.

El nuevo sistema ha sido desarrollado por investigadores del Instituto de Física Corpuscular (CSIC-Universidad de Valencia), el Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (CSIC) y el Instituto de Telecomunicaciones y Aplicaciones Multimedia (Universidad Politécnica de Valencia). La empresa ISTmedical comercializará esta tecnología en el ámbito clínico.

Fuente: CSIC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
La vacuna de Oxford contra la covid-19 genera una respuesta inmunitaria “robusta” en mayores de 55 años

Resultados preliminares indican que esta candidata a vacuna, desarrollada por la universidad británica y AstraZeneca, produce anticuerpos protectores y células T en las personas de más edad. Estos datos aún no han sido publicados en ninguna revista científica.

Alt de la imagen
Catherine D'Ignazio, coautora del libro ‘Data Feminism’
“Las prácticas clásicas en ciencia de datos fomentan el sexismo. El feminismo de datos lo combate”
Ana Hernando

Los algoritmos de inteligencia artificial y big data fomentan el machismo, el racismo y el clasismo, asegura esta profesora de Ciencia y Planificación Urbana en el MIT, que es también una activista de género y una hacker con el apodo de kanarinka. En su libro Data Feminism ofrece pautas para desvelar y contrarrestar estos sesgos discriminatorios.